Inicio » Especial PRL » Tipos de riesgos en minas relacionados con la seguridad

Tipos de riesgos en minas relacionados con la seguridad

Minería de carbón

Los riesgos en minas se producen derivados de la peligrosidad de las actividades que se desarrollan. La industria extractiva es uno de los sectores en los que más accidentes se producen. Por este hecho es necesario para cualquier trabajador, técnico o responsable tenga un conocimiento adecuado de los riesgos y medidas preventivas asociadas a las operaciones para poder reducir este número de accidentes y que las actividades se desarrollen con los máximos niveles de seguridad.

Son muchos los riesgos en minas que existen hoy en día Como idea general, las minas de carbón forman un entramado de galerías a diferentes profundidades. Estas galerías se encuentran excavadas en roca, en materiales de distinta consistencia o en el propio carbón.

Se sostienen con refuerzos metálicos (arcos de hierro unidos por elementos que permiten cierto deslizamiento). También se forran interiormente con algún elemento ignífugo. Por ejemplo como el hormigón o derivados, como la gunita. Y, más comúnmente, con madera.

Esto hace que el entorno de trabajo, en estas galerías, tenga cierto riesgo de incendio. Debido a la acumulación de materiales combustibles: madera, polvo de carbón, goma de cintas transportadoras. Incluso, en ciertos lugares, acumulaciones de aceites o productos similares.

Desde dichas galerías se accede al mineral y ahí se lleva a cabo la extracción sistemática del mismo.

El riesgo particular más destacable en la minería del carbón es la presencia del gas explosivo e inflamable denominado grisú.

El riesgo de incendio que hemos mencionado anteriormente puede originarse también debido a la facilidad de ciertos carbones para entrar en combustión. Por lo que se habla de “autocombustión”, lo que da idea del peligro, que puede generar una atmósfera de CO extremadamente tóxica.

Otros focos de incendio

  • Fallos en cintas transportadoras.
  • Error humano en tareas que impliquen calentamiento, soldadura u oxicorte.
  • Fuego de origen eléctrico.

Las minas deben contar con detectores (normalmente de CO y O2) y sistemas de control ambiental. Así como con una adecuada ventilación.

Algunas explotaciones presentan riesgos específicos relacionados con la avenida de aguas (más bien lodos). Fenómeno típico en minería de montaña y con un marcado carácter estacional.

En general, todas las minas presentan problemas de acumulación de agua que se controla mediante bombeo. Cuando dicha acumulación no es prevista o controlada, puede generar un riesgo importante por enterramiento del personal a causa de la avenida de lodos.

A continuación se comentan los riesgos más importantes para la seguridad en esta minería según cada una de las fases en que se divide esta actividad:

Preparación

Se refiere fundamentalmente al avance de galerías. En este tipo de trabajos, cabe destacar los siguientes riesgos en las minas:

  • Detonación incontrolada de explosivo residual. Que se encuentre entre el material, consecuencia de una explosión anterior incompleta o fallida.
  • En avances con minador en carbón con elevado contenido en grisú. Como consecuencia, desprendimientos instantáneos de dicho gas que la ventilación no consiga disipar.
  • En todos los casos, caídas de materiales del techo, o del propio frente de avance de la galería. A consecuencia de la fracturación inducida en el material por la explosión o el avance mecanizado.
  • Riesgos en minas inherentes al manejo de la pala neumática o electrohidráulica. Utilizada para eliminar el material. Por ejemplo, latigazos por desprendimiento del mangón de aire comprimido, descarrilamientos, vuelco.

Una actividad que se puede encuadrar en labores de preparación (aunque también se aplica en la fase de extracción) es la carga y detonación del explosivo. Una tarea que lleva a cabo personal especializado (artilleros). Que ha sido adecuadamente formado y examinado para desarrollar su tarea. Como garantía de seguridad frente a los riesgos inherentes al manejo de explosivos.

Arranque

Arranque o extracción del carbón, se realiza de tres formas diferentes: arranque manual, con maquinaria o con explosivos.

En esta fase cabe destacar los siguientes riesgos específicos de esta minería:

  • Desprendimiento de grisú que puede dar lugar a graves accidentes por asfixia ante la falta de oxígeno. Del mismo modo que las explosiones que pueden causar auténticas catástrofes.
  • Enterramiento de los trabajadores por derrabes de carbón pulverizado. Como consecuencia de la existencia de grisú, o por derrabes o caídas de material estéril en zonas en que el techo presente poca resistencia o haya deterioros en la entibación. También puede haber enterramientos cuando los hastiales (techo y muro) de la capa se vienen abajo. Como consecuencia de sus características mecánicas y un laboreo incorrecto.

Finalmente, en cierto tipo de explotaciones existe el riesgo de enterramiento al ceder la tela del relleno. Se trata de una tela metálica que va sosteniendo el relleno de material. Y se deposita en los huecos de los que se extrajo el carbón.

  • Riesgos en minas por caídas desde altura desde el sistema de andamiaje en madera en que se apoyan y trabajan los mineros.
  • Alcances por bloques de material desprendidos desde el techo.
  • Proyecciones de carbón o tierra en los ojos.
  • Cortes por herramientas utilizadas para cortar madera.
  • Riesgos musculoesqueléticos por los esfuerzos particulares que se realizan: movimiento de madera o piezas de hierro para entibar, y manejo de martillo picador (herramienta de manejo manual muy pesada).

Transporte

Los elementos habituales de transporte son mini palas cargadoras neumáticas o electrohidráulicas, transportadores blindados y cintas transportadoras, así como trenes de poca capacidad impulsados por locomotoras de batería, de los que se pueden destacar los siguientes riesgos en minas:

  • En el transporte con vagones y locomotoras: aprisionamientos al enganchar y desenganchar las unidades del tren (este es uno de los riesgos graves que se presentan con más asiduidad). Vuelco de vagones. Golpes debido al gálibo reducido.
  • En el transporte con cintas transportadoras y transportador blindado: enganche de extremidades por descuido, y en el caso del transportador desajuste del mismo que hace que ocupe de forma incontrolada todo su entorno.
  • Existe un riesgo importante de derrumbamiento o atrapamiento que se materializa. Generalmente, por una ejecución incorrecta de la tarea cuando los trabajadores ayudan a que el material se deslice sobre chapas metálicas. Por alguna zona prevista a tal efecto (pozostolva, pozos de carbón o, en general, en el tajo entre las galerías superior e inferior). Dicha ayuda (empujando con barras o a veces con las extremidades inferiores) ha de hacerse en condiciones adecuadas de seguridad para evitar arrastres con el material.
  • De especial importancia es el riesgo por trastornos musculoesqueléticos dados los esfuerzos necesarios para encarrilar y empujar vagones, mover elementos de las cintas transportadoras o transportadores blindados, etc.

Minería no energética

El método de trabajo consiste en extraer material (generando grandes huecos denominados cámaras) dejando como soporte de las cámaras pilares de material sin extraer.

Todo este trabajo se realiza con palas excavadoras y camiones similares a los utilizados en obra civil y minería de exterior.

Los tres riesgos en minas específicos de este sistema de explotación son:

  • Incendio de alguna máquina, con la consecuente generación de una nube tóxica que pueda invadir zonas de trabajo.
  • Enterramiento por derrumbes del techo o golpes por desprendimientos de roca.
  • Atropellamiento por vehículos pesados.

Riesgos en las actividades mineras de exterior

En una explotación minera se aprecian los bancos completamente definidos (plataforma y talud). Estos bancos son las unidades de explotación. Cuya altura máxima está limitada por la legislación. Sobre cada uno de ellos se sitúa la maquinaria y se accede a los mismos mediante pistas.

Por la propia configuración de la explotación a cielo abierto, la seguridad en esta industria comienza por un buen diseño de geometría de la explotación. Haciendo especial hincapié en las zonas de trabajo y la disposición y pendientes de las pistas de acceso a los mismos.

Es aconsejable dividir las tareas según tres tipos en el siguiente orden. Primero realización, luego preparación, arranque (incluyendo en este caso la carga como parte importante del arranque) y por último transporte.

Preparación

La fase de preparación implica el movimiento de cantidades variables de estéril o de recubrimiento cuya potencia o espesor depende de la profundidad a que se encuentre el depósito de mineral, con el fin de llegar al mismo.

En esta fase, los riesgos asociados a los trabajos se encuentran relacionados, principalmente, con el uso de maquinaria y de explosivos, si estos fueran necesarios. Así, se pueden enumerar los siguientes riesgos en minas:

  • Caídas y vuelcos de máquinas en desniveles o en los taludes. En las que tienen especial incidencia las maniobras realizadas en los accesos a los futuros frentes de trabajo, o las pendientes excesivas en las zonas de acceso y preparación de los bancos.
  • Caídas desde equipos al subir o bajar de las cabinas, de palas o volquetes.
  • Atropello o aprisionamiento entre máquinas al permanecer personal en el radio de acción de la maquinaria y realizar maniobras inadecuadas.
  • Exceso de velocidad de los vehículos.
  • Contactos de la maquinaria con líneas aéreas o subterráneas.
  • Detonación del explosivo por un manejo inadecuado del mismo.
  • Detonación incontrolada de explosivo residual que se encuentre entre el material arrancado como consecuencia de una explosión anterior incompleta o fallida.
  • Caída de material del frente del talud por la presencia de material suelto que no haya sido eliminado durante el saneamiento.
  • Exposición de los trabajadores a la radiación solar debido al trabajo a la intemperie.

Arranque (extracción)

En función del tipo de material que se extraiga, los métodos de arranque son completamente diferentes.

A continuación enumeramos los riesgos en minas específicos, además de los ya mencionados debidos al uso de maquinaria. Por ejemplo caída de máquinas y vuelcos, caída desde equipos y atropello o aprisionamiento entre máquinas. También los de explosivos como una detonación incontrolada, son los siguientes:

  • Rotura del hilo adiamantado durante el corte por desgaste del mismo o por atascarse con el detrito formado en el caso de extracción de roca.
  • Proyecciones de materiales formados durante la perforación con el martillo manual o con el carro perforador.
  • Golpes con herramientas durante el proceso de subdivisión de los bloques.
  • Caídas del personal del banco o del frente de trabajo.

Se ha de tener en cuenta que, en muchas explotaciones, la subdivisión o corte de los bloques primarios tiene lugar en la plataforma de trabajo. Es decir, a la intemperie. Haciendo que los trabajadores se encuentren expuestos a condiciones climáticas extremas. Las cuales pueden provocar estrés térmico o insensibilidad en las manos. Por lo que se aumenta el riesgo de accidentes en el manejo de herramientas manuales.

Transporte

En cuanto al transporte, generalmente se realiza por medio de camiones con volquete que descargan el material en las tolvas. En las que comienza el proceso de tratamiento del mineral extraído.

Este sistema de transporte conlleva asociados los riesgos ya mencionados en relación con el uso de maquinaria. Además añadiendo el riesgo específico de caída de camiones dentro de tolvas o en escombreras al verter, si no existen topes que lo impidan.

En algunas explotaciones el transporte se realiza por medio de cintas transportadoras móviles que se van desplazando a medida que avanza el frente de trabajo. En este caso, el mayor riesgo específico es el de aprisionamiento de extremidades por los rodillos. Los que dirigen el movimiento de la cinta o en los tambores de las cabezas motoras o de retorno de las mismas.

En definitiva, es importante anticiparse a los riesgos asociados a la minería que pueden sufrir los trabajadores y estudiar el master de prevención de riesgos laborales  en IMF Business School. ¿Te animas a cursar este máster?.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de Colaboradores (PRL)
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Riesgos relacionados con la seguridad en los distintos tipos de minas

La minería es uno de los trabajos más peligrosos. De ahí la importancia que tiene la formación en prevención de riesgos laborales. Infórmate.