Inicio » Lectura recomendada » Prevención de riesgos en buques de pesca: disposiciones mínimas

Prevención de riesgos en buques de pesca: disposiciones mínimas

La OIT considera el sector pesquero como uno de los más peligrosos dentro de las actividades laborales ya que se trata de un sector con unas condiciones particulares desde el punto de vista de la Prevención de riesgos. Estas condiciones están relacionadas con la dificultad de ejecución de sus actividades o la vida a bordo de los buques de pesca, que hacen que en este tipo de actividades estén presentes situaciones de riesgo en todo momento.

Por este motivo el sector dispone del RD 1216/1997 en el que se definen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en buques de pesca, con el objetivo de limitar al máximo los riesgos de esta actividad.

¿Qué es el sector primario?

El sector primario es el conjunto de actividades económicas que las personas realizan para obtener recursos de la naturaleza: agricultura, ganadería y minería. Los mayores peligros para los trabajadores agrícolas provienen de las herramientas cortantes y la maquinaria (como los tractores y cosechadoras).

Más de la tercera parte de las muertes por accidente de trabajo que se registran en la agricultura mundial se relacionan con el uso de los tractores. El continuo progreso en la mecanización agraria ha hecho que las máquinas sean cada vez más
complejas y que hayan surgido nuevos peligros y un mayor número de accidentes.

La mayoría se producen como consecuencia de fallos humanos, como ignorar advertencias, falta de instrucciones o
instrucciones equivocadas, errores al seguir las normas de seguridad, o simplemente ignorarlas para ganar tiempo.

Disposiciones mínimas de seguridad y salud en buques de pesca

Navegabilidad y estabilidad

  • El buque deberá mantenerse en buenas condiciones de navegabilidad y dotado de un equipo apropiado correspondiente a su destino y a su utilización.
  • La información sobre las características de estabilidad del buque deberá estar disponible a bordo y ser accesible para el personal de guardia.
  • Todo buque deberá tener y conservar una estabilidad suficiente en estado intacto en las condiciones de servicio previstas. El capitán deberá adoptar las medidas de precaución necesarias para el mantenimiento de la estabilidad del buque. Las instrucciones relativas a la estabilidad del buque deberán observarse estrictamente.

Instalación mecánica y eléctrica

La instalación eléctrica deberá proyectarse y realizarse de modo que no presente ningún peligro y que garantice:

  • La protección de la tripulación y del buque contra los peligros eléctricos.
  • El funcionamiento correcto de todos los equipos necesarios para el mantenimiento del buque en condiciones normales de operación y habitabilidad, sin recurrir a una fuente de energía eléctrica de emergencia.
  • El funcionamiento de los aparatos eléctricos esenciales para la seguridad en cualquier situación de emergencia.

Deberá instalarse una fuente de energía eléctrica de emergencia. Salvo en los buques abiertos, la fuente de energía eléctrica de emergencia deberá estar situada fuera de la sala de máquinas y estar diseñada, en todos los casos, de forma que garantice, en caso de incendio o de avería de la instalación eléctrica principal, el funcionamiento simultáneo, durante un mínimo de tres horas:

  • Del sistema de comunicación interna, de los detectores de incendios y de las señales necesarias en caso de emergencia.
  • De las luces de navegación y de la iluminación de emergencia.
  • Del sistema de radiocomunicación.
  • De la bomba eléctrica de emergencia contra incendios, si forma parte del equipo del buque.

Instalación de radiocomunicaciones

Hay que destacar que la instalación de radiocomunicaciones deberá estar preparada para establecer contacto en todo momento con una estación costera o terrena como mínimo, habida cuenta de las condiciones normales de propagación de las ondas radioeléctricas.

Vías y salidas de emergencia

Todas las vías y salidas que puedan utilizarse como vías y salidas de emergencia deberán permanecer siempre expeditas, ser de fácil acceso y conducir lo más directamente posible a la cubierta superior o a una zona de seguridad, y de allí a las embarcaciones de salvamento, de manera que los trabajadores puedan evacuar los lugares de trabajo y de alojamiento rápidamente y en condiciones de máxima seguridad.

El número, la distribución y las dimensiones de las vías y salidas que puedan utilizarse como vías y salidas de emergencia deberán adaptarse a la utilización, al equipo y a las dimensiones de los lugares de trabajo y de alojamiento, así como al número máximo de personas que puedan estar presentes en ellos.

Mencionar que las vías y salidas de emergencia deberán señalizarse conforme al Real Decreto 485/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y salud en el trabajo.

Detección y lucha contra incendios

Según las dimensiones y la utilización del buque, los equipos que contenga, las características físicas y químicas de las sustancias que se encuentren en el buque y el número máximo de personas que puedan estar presentes en él, los alojamientos y los lugares de trabajo cerrados, incluida la sala de máquinas, así como las bodegas de pesca, si fuere necesario, deberán estar equipados con dispositivos adecuados de lucha contra incendios y, si es posible, con detectores de incendios y sistemas de alarma.

En primer lugar, los dispositivos de lucha contra incendios deberán encontrarse siempre en su lugar, mantenerse en perfecto estado de funcionamiento y estar preparados para su uso inmediato. Los trabajadores deberán conocer el emplazamiento de los dispositivos de lucha contra incendios, saber cómo funcionan y cómo deben utilizarse.

También, antes de cualquier salida del buque del puerto deberá comprobarse que los extintores y demás equipos portátiles de lucha contra incendios se encuentran a bordo.

Se debe aprestar atención, ya que los dispositivos manuales de lucha contra incendios deberán ser de fácil acceso y manipulación y deberán señalizarse conforme al Real Decreto 485/1997.

Y para más información, los sistemas de detección de incendios y de alarma contra incendios deberán probarse regularmente y mantenerse en buen estado. Los simulacros de lucha contra incendios deberán efectuarse periódicamente.

Ventilación de los lugares de trabajo cerrados

Habida cuenta de los métodos de trabajo y de las exigencias físicas impuestas a los trabajadores, se deberá velar por que los lugares de trabajo cerrados dispongan de aire fresco en cantidad suficiente. Si se utiliza una instalación de ventilación mecánica, deberá mantenerse en buen estado de funcionamiento.

Temperatura de los locales

La temperatura en los locales de trabajo deberá ser adecuada al organismo humano durante el tiempo de trabajo, teniendo en cuenta:

  • Los métodos de trabajo aplicados.
  • Las exigencias físicas impuestas a los trabajadores.
  • Las condiciones climáticas reinantes o que puedan reinar en la región en la que faene el buque.

Iluminación natural y artificial de los lugares de trabajo

Los lugares de trabajo deberán, en la medida de lo posible, recibir luz natural suficiente y estar equipados con una iluminación artificial adecuada a las circunstancias de la pesca y que no ponga en peligro la seguridad y la salud de los trabajadores ni la navegación de los demás buques.

Así los lugares de trabajo en los que los trabajadores estén particularmente expuestos a correr riesgos en caso de avería de la iluminación artificial deberán poseer una iluminación de emergencia de intensidad suficiente. La iluminación de emergencia deberá mantenerse en condiciones de funcionamiento eficaz y se probará periódicamente.

Suelos, mamparos y techo

Los lugares a los que los trabajadores tengan acceso deberán ser antideslizantes o estar provistos de dispositivos contra caídas y estar libres de obstáculos.

Para los buques, los lugares de trabajo en los que estén instalados los puestos de trabajo deberán estar provistos de
aislamiento acústico y térmico suficiente, habida cuenta del tipo de tareas y la actividad física de los
trabajadores.

La superficie de los suelos, los mamparos y los techos de los locales deberá poder limpiarse y revocarse para lograr condiciones de higiene adecuadas.

Puertas

Las puertas deberán poder abrirse siempre desde el interior sin necesidad de equipos específicos.

Cuando se utilicen los lugares de trabajo, las puertas deberán poder abrirse desde ambos lados.

Para acabar, las puertas, en particular las puertas correderas cuando no se pueda evitar su existencia, deberán funcionar con la mayor seguridad posible para los trabajadores, especialmente en condiciones marítimas y climáticas adversas

Vías de circulación y zonas peligrosas

Pasillos, troncos, partes exteriores de las casetas y, en general, todas las vías de circulación deberán estar equipadas con barandas, barandillas, andariveles o cualquier otro medio para garantizar la seguridad de la tripulación durante sus actividades a bordo.

Si hay riesgo de que los trabajadores caigan por la escotilla de la cubierta, o de una cubierta a otra, deberá instalarse la protección adecuada en todos los lugares en los que sea posible hacerlo.

Cuando dicha protección se realice mediante una baranda, esta tendrá una altura mínima de un metro. Los accesos que deban abrirse por encima de la cubierta para permitir la utilización o el mantenimiento de las instalaciones deberán garantizar la seguridad de los trabajadores.

Deberán instalarse barandas o dispositivos similares de protección de altura adecuada para evitar las caídas. Las amuradas u otros medios instalados para evitar las caídas por la borda deberán mantenerse en buen estado.

En dichas amuradas deberán instalarse portas de desagüe u otros dispositivos similares, para una evacuación rápida del agua.

Alojamientos de los trabajadores

El emplazamiento, la estructura, el aislamiento acústico y térmico y la disposición de los alojamientos de los trabajadores y de los locales de servicio cuando estos existan, así como los medios de acceso a los mismos, deberán ofrecer protección adecuada contra las inclemencias climáticas y el mar, las vibraciones, el ruido y las emanaciones procedentes de otras zonas que pudieran perturbar a los trabajadores durante sus periodos de descanso.

Además, los alojamientos de los trabajadores deberán estar debidamente ventilados para que exista de manera constante aire fresco y se impida la condensación.

Por lo tanto, los alojamientos deberán contar con iluminación apropiada:

  • Iluminación general normal adecuada.
  • Iluminación general reducida que no moleste a los trabajadores durante su descanso.
  • Iluminación individual en cada litera.

La cocina y el comedor, cuando existan, deberán tener las dimensiones adecuadas, estar suficientemente iluminados y ventilados y ser fáciles de limpiar.

Se dispondrá de refrigeradores u otros medios de almacenamiento de alimentos a baja temperatura.

Instalaciones sanitarias

También, los buques que dispongan de alojamientos deberán estar dotados de duchas con suministro de agua corriente, caliente y fría, lavabos y retretes debidamente instalados, equipados y protegidos contra la oxidación y el deslizamiento, y los locales respectivos deberán estar adecuadamente ventilados.

Cada trabajador deberá disponer de un espacio para guardar su ropa.

Primeros auxilios

Todos los buques deberán disponer de un material de primeros auxilios conforme con la normativa sobre seguridad, salud y asistencia médica a bordo de buques.

Escalas y pasarelas de embarque

Deberá disponerse de una escala de embarque, de una pasarela de embarque o de cualquier otro dispositivo similar que ofrezca un acceso apropiado y seguro al buque.

Exposición a ruido

Se deberán adoptar todas las medidas técnicas necesarias para que el nivel sonoro de los lugares de trabajo y alojamientos se reduzca en lo posible en función del tamaño del buque.

El sector de la agricultura, desde el punto de vista de la seguridad laboral, denota una insuficiencia de disposiciones legales, bajos niveles de sindicación y deficiente inspección de trabajo.

Los peligros más frecuentes son causados por actividades en las que se utiliza maquinaria agrícola. Por ello, debemos tener en cuenta todos aquellos componentes, situaciones de riesgo dispositivos de seguridad que se disponen como medidas de seguridad de estos equipos.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Prevención de riesgos en buques de pesca: disposiciones mínimas

En este post se definen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en buques de pesca. ¡No te lo pierdas!