Motivar al personal, no educar

Hemos escuchado y tenemos ejemplos de profesionales que ya afrontan desde la ejecutiva de Recursos Humanos, que no somos educadores sino empleadores.

Está claro que cuando la motivación no aflora desde las personas tenemos un margen desde el Coaching para sacar lo mejor de las personas, pero como en los enfermos o adictos, si no quieren motivarse a las personas no se les puede obligar, sería improductivo y poco rentable.

No es a motivar a lo que hay que dedicar los recursos y esfuerzos desde Recursos Humanos, sino a disfrutar y optimizar a aquellos trabajadores que con su propia motivación intrínseca estén predispuestos a mejorar y ser receptivos a planes de motivación extras, que premien su actitud y proactividad.

No podemos sembrar sin tierra.

Es responsabilidad de cada uno saber si estamos haciendo lo que nos gusta o si las prioridades de vida son suficientes para querer hacer las cosas bien, aunque todos tenemos momentos y etapas más o menos efectivas y anímicamente positivas.

Cuando pasamos un bache emocional, podemos pedir ayuda, podemos buscar apoyos, pero nunca la motivación de querer seguir.

Podemos necesitar un empujón a veces en etapas de más complicación, o cuando surgen dificultades, pero nadie debe llevarnos de la mano, somos adultos.

Ni siquiera los niños deben ser llevados a motivaciones que no sean realmente naturales en ellos, como el típico error de los padres que influyen hasta tratar de convencer a sus hijos de su futuro, carrera o camino en la vida, eso será un fracaso.

La motivación de vida será distinta en cada ser humano, y no valen planes de motivación genéricos. Podemos guiar, analizar la propia motivación y potenciarla, pero no dirigirla.

Podemos trabajar sobre lo que cada uno valora en la vida y potenciarlo a nivel individual, de esta manera conseguiremos sacar extras de los demás, las consecuencias serán empleados “born” que superarán sus expectativas de desempeño por mucho menos de lo que valen en realidad, es terreno de arenas movedizas….a tratar con sumo cuidado.

¿Como mejorar la motivación intrínseca? Eso si podemos ayudar a hacerlo, no puedo motivar pero ¡podemos hacer que la gente se motive! Hay herramientas y caminos que si se trabajan conseguirán sumar y hacer crecer en sus objetivos a los demás.

Automotivación para despertar y afrontar un nuevo día

Formación Relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Motivar al personal, no educar