Los límites del deber y el “derecho emocional”

woman-789146__180

Todos conocemos como trabajadores, emprendedores o bien directores, el Código Civil y La Ley Del Trabajo, sabemos quien ordena la contratación y condiciones básicas de empleo, desde El Ministerio de Trabajo, La Seguridad Social, hasta convenios colectivos , sindicatos, comites de empresa etc; pero, ¿dónde queda el “derecho emocional”?

Pareciera que no queda nada por regular, que todo esta estrictamente protocolizado. No tememos al orden en Europa sobre todo, donde incluso las leyes sobre LOPD ( Ley de Proteccion de Datos ) son las más inflexibles del planeta, y que se lo digan a los españoles.

Pues aun en ese escenario de hiper regulación, quedan lagunas muy importantes, porque casi todo se basa en aspectos económicos o meramente organizativos del tiempo, horarios, descansos, vacaciones, tiempos de pre aviso, periodos de prueba, duración de contrato, precio por hora….. y un largo etc de normas.

O bien la parte de seguridad, calidad y productividad, los Riesgos laborales, primeros auxilios, simulacros de emergencia, estados medioambientales, entorno y herramientas de trabajo, normativas ISO, test de desempeño, evaluaciones, procedimientos y análisis de resultados…. todo parece controlado.

Las emociones

Entonces ¿porqué hay tanto conflicto en los tribunales civiles por incumplimientos de contrato, o por negligencias, incompatibilidades o desacuerdos?. ¿Dónde perdemos el conocimiento de nuestros deberes y derechos?

Si todo se firma desde el principio, entonces ¿Qué falta? En que parte se quedan cortas las regulaciones y normas. Pensemos que faceta del ser humano no es controlable. Exactamente, las emociones.

Para un correcto plan estratégico de Recursos Humanos, desde el momento que los departamentos de RRHH toman contacto con un empleado, más prioridad se debe dar al control del carácter y actitudes de los trabajadores, y esto no esta regulado ni lo controlan las leyes, sino solo el sentido común de los responsables de dirigir a las personas.

La formación en psicología, liderazgo, coaching, y herramientas de control de equipos son ya mucho mas importantes que el nivel técnico, informático, socio económico o financiero de un manager. La formación de estos grandes profesionales del macro mundo de dirección de empresas esta muy intensificada en estos roles de guías, más que de profesores.

¿Sabemos la diferencia de lo que necesitamos ahora para dirigir? Sentido de justicia y ecuanimidad. Más cerca de ser abogados o confesores y guías espirituales que de ser capitanes. Lo que no cabe en un papel es la parte emocional porque el límite entre el bien y el mal, es lo que para los trabajadores equivale a sus “deberes y obligaciones”

Una persona no entiende ni tiene porque hacerlo, de estrategias, objetivos secundarios, palancas, previsiones, sino de reparto de tareas y volumen de responsabilidades.

La rotación de puestos de trabajo

El día a día equilibrado de cualquier empleado es aquel donde siente sus deberes cumplidos y sus derechos respetados. Por mucho que expliquemos a un equipo porqué decidimos que uno haga una tarea y no otro… entre mismos perfiles, solo el manejo del sentido de justicia grupal mantendrá el equilibrio, y una de las mejores herramientas para lograr este sentido de ecuanimidad son los sistemas por rotación, donde todos pasan por todas las áreas, puestos, horarios, etc sin distinciones, arriesgando a veces unos puntos de productividad que se recupera con creces desde un mejor ambiente y motivación de los equipos.

Y el inconveniente será la resistencia al cambio; todo, manejo de inteligencia emocional como veis.

Si queréis aprender más sobre cómo gestionar el talento en las empresas, os invitamos a estudiar nuestro Máster Universitario en Recursos Humanos: Organización, Planificación y Gestión del Talento

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Mónica Fernández
Mónica Fernández es experta en Liderazgo y Coaching por Otto Walter Business Management; licenciada en Psicología, con especialidad en redireccionamiento de conductas con adultos y entornos laborales y entrenadora profesional de tenis de campeones internacionales y campeonatos paraolímpicos. Actualmente ejerce como profesional de las principales empresas del sector financiero y banca en España, especialista en planes de motivación, formación y calidad de equipos de gestores y asesores. “Busco siempre estar a la altura de la velocidad del mundo, ¡tanto, que a veces me adelanto! Enamorada de las nuevas tecnologías y sobre todo de las innovaciones profesionales en cuanto a dirección de equipos y redes humanas. Comenzando en el entorno de redes sociales y networking”.
Mónica Fernández

Últimos posts de Mónica Fernández (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *