Amazon
InicioMotivaciónEn qué se diferencia la motivación intrínseca y motivación extrínseca
diferencias-motivacion-intrinseca-motivacion-extrinseca En qué se diferencia la motivación intrínseca y motivación extrínseca

En qué se diferencia la motivación intrínseca y motivación extrínseca

Una de las funciones más importantes de todo técnico de RRHH en las empresas es la relativa a la motivación laboral. Cuestión esta, que está desarrollada directamente con la capacidad de comunicar internamente. No en vano, la comunicación a nivel interno no se entiende sin antes un proceso de motivación para que los empleados se encuentren comprometidos y estén receptivos a los mensajes recibidos por la dirección. Todo está interrelacionado: la buena comunicación, la motivación y el rendimiento.

¿Qué es la motivación laboral?

Comenzando por el concepto, la motivación es un proceso psicológico que trata de responder al “por qué” de nuestro comportamiento en los distintos ámbitos de nuestra vida personal y social (ámbito laboral). En dicho proceso intervienen múltiples factores, si bien existen dos dimensiones que la caracterizan: la activación (energía, esfuerzo, fuerza, intensidad, perseverancia de la conducta) y la dirección (metas, objetivos).

En definitiva, se trata de un proceso básico relacionado con la consecución de objetivos que tienen que ver con el mantenimiento o la mejora de la calidad de vida de la persona, para lo cual es necesario el desarrollo de estrategias cognitivas y conductuales, destacando toma de decisiones (elección de metas, evaluación y valoración de los recursos y habilidades) y el control de la acción (congruencia/incongruencia, expectativas, atribución, cambio de metas y/o conductas).

La motivación es un constructor que es no es directamente observable, sino que se infiere a partir de sus manifestaciones externas u observables (conducta), siendo necesario recurrir a una serie de variables que están relacionadas con estas dos dimensiones, la activación y la dirección: expectativas, atribución, afecto, autoeficacia, valores, personalidad, etc. (GÓMEZ IÑIGUEZ, C., 2008).

Desde un punto de vista filogenético, el comportamiento de todo ser vivo, incluido el ser humano, se dirige a conseguir un objetivo esencial: la supervivencia. Ahora bien, en nuestra sociedad actual, la supervivencia no tiene connotaciones de vida o muerte, sino de adaptación al medio (mejora de la calidad de vida).

Diferencia entre motivación intrínseca y motivación extrínseca

La diferencia entre la motivación intrínseca y la motivación extrínseca radica en la ubicación de la fuerza que motiva al individuo a realizar determinadas conductas. En la motivación intrínseca la fuerza obedece a factores internos (necesidades, intereses, curiosidad, satisfacción, disfrute, etc.).

En otras palabras, la realización de la actividad produce satisfacción; mientras que, en la motivación extrínseca se debe a factores externos (presión social, recompensa, castigo, etc.). En este caso, la conducta motivada se realiza con el fin de conseguir algo (“recompensas”), y no por el disfrute de la realización de la conducta en sí misma.

El rendimiento de la actividad laboral

En general, en el ámbito laboral, el rendimiento de la actividad laboral se encuentra modulada por el predominio de la motivación extrínseca (p.ej.: aumento de sueldo, ascenso laboral, mayor prestigio).

Sin embargo, debemos tener en cuenta que si el rendimiento está modulado por la motivación intrínseca (satisfacción con la realización de la tarea) y pretendemos aumentarlo por la introducción de recompensas (motivación extrínseca), no tendremos la seguridad de conseguirlo, ya que el efecto de ambos tipos de motivación no es aditivo.

Eficacia de la motivación intrínseca

La eficacia de la motivación intrínseca obedece a dos factores:

  • El control personal o interno de la propia actividad.
  • La generación de sentimientos de competencia está bajo control voluntario.

Eficacia de la motivación extrínseca

Por el contrario, en la motivación extrínseca destacan:

  1. El control de la actividad por parte de otros o externo (recompensas).
  2. La generación de sentimientos de competencia está bajo control de otros o es involuntaria.

Metas de aprendizaje y metas de rendimiento

Para finalizar, en relación con ambos tipos de motivaciones, intrínseca y extrínseca, podemos diferenciar dos tipos de metas: metas de aprendizaje y metas de rendimiento.

Metas de aprendizaje

Incrementan la propia competencia mediante la adquisición y el dominio de nuevas habilidades y conocimientos, que permiten un aumento del rendimiento en la tarea a realizar.

Metas de rendimiento

Se pretende la obtención de un buen rendimiento focalizando la atención en el resultado final y no el propio proceso de aprendizaje en la tarea.

Dr. Francisco Trujillo Pons, Director del Máster Universitario en Dirección de Recursos Humanos en ICE-IMF.

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

En qué se diferencia la motivación intrínseca y motivación extrínseca

La diferencia entre la motivación intrínseca y motivación extrínseca radica en la ubicación de la fuerza que motiva al individuo a realizar conductas.