Instagram: así ha evolucionado en estos 9 años

6 de octubre de 2010. Suena a una fecha de “antes de ayer”, pero ya han pasado 9 años. Casi una década en la que las redes sociales se han convertido en la gran herramienta de comunicación del mundo actual. A la época dorada de Facebook y Twitter les siguió desde la distancia Instagram, que con el tiempo ha acabado pasando por la derecha a la segunda de ellas gracias, eso sí, al impulso que le ha dado estos años el éxito cosechado por la primera, ya que es precisamente eso lo que permitió a la compañía de Mark Zuckerberg afrontar su compra. Pocas ejemplo hay en la vida de un crecimiento tan sobresaliente en apenas 9 años de vida, los que cumple la red social creada por Kevin Synstrom y Mike Krieger con el nombre de Burbn.

La venta millonaria de Instagram

Apenas un año y medio tardaron en vender su “juguetito” Synstrom y Krieger. 1 000 millones de euros tuvieron la culpa. Viéndolo con la ventaja que aporta la perspectiva temporal, le salió barata la operación al gigante californiano si tenemos en cuenta que poco tiempo después pagó 19 veces más por WhatsApp.

Pero no es este el único argumento que da muestras del éxito de la operación, sino la curva de crecimiento de Instagram, cuyos datos de usuarios demuestran que todavía no ha alcanzado su pico: la red social ha superado la increíble cifra de 1 000 millones de usuarios en todo el mundo recientemente, según confirmó el informe publicado el pasado mes de enero Global Digital Overview. El hecho de que Facebook lidere dicho ránking con casi 3 000 millones de usuarios no puede oscurecer el tremendo impacto que Instagram tiene en la sociedad actual, sobre todo en las generaciones más jóvenes, que la utilizan como su red social de cabecera, incluso por encima de la empresa que da nombre a la matriz a la que pertenece.

El crecimiento no ha llegado solo ni por casualidad, es evidente. La inversión permanente que Facebook ha mantenido sobre el producto se ha dejado notar en resultados de forma constante y progresiva. No hay nada que muestre mejor la evolución de Instagram como sus cambios y progresos a lo largo de estos nueve años de vida, desde que aquel 9 de octubre de 2010 se lanzara para los dispositivos de Apple.

La publicidad como modo de monetización

Repasando su línea del tiempo es curioso observar como los hashtags, elementos sin los que es imposible concebir Instagram, no forman parte de ella desde su nacimiento. Estas herramientas que son, básicamente, motores de búsqueda para relacionar conceptos, fueron añadidos a sus funcionalidades en 2011. Hasta la fecha, Instagram básicamente fue una app para compartir imágenes con postproducción sencilla pero muy llamativa gracias al invento de los famosos filtros, como el Valencia o el Nashville, dos de los grandes veteranos de los que ofrece la red social hoy en día.

Una vez adquirida por Facebook la evolución se aceleró. De entrada, a lo largo del año de la compra, en 2012, superó los 100 millones de usuarios gracias a que pasó a estar disponible también para el universo Android, mientras que en 2013, año en el que su gran desarrollo es la posibilidad de etiquetar a otros usuarios en las fotos publicadas, hace lo propio para Windows.

De forma masiva, Instagram comienza a calar en los jóvenes de todo el mundo, superando los 200 millones de usuarios en 2014, en su mayoría mujeres, y en 2015 ocurre algo inevitable, la introducción de la publicidad en sus contenidos, la forma más óptima de monetizar la aplicación. Esto supone ya los primeros cambios de algoritmo, eso de lo que están tan pendientes las distintas compañías para posicionar mejor sus contenidos no solo en Instagram, sino también en Facebook y, sobre todo, en Google.

Un año más tarde, estamos ya en el año 2016, su sexto de vida, la red social vive un nuevo momento de cambio, en este caso de imagen, ya que Facebook decide afrontar una actualización de su logo, que cambia notablemente, desapareciendo la mítica camarita estilo Polaroid que había sido su imagen hasta la fecha. El nuevo logo es el que se mantiene vigente en la actualidad.

La llegada de los Stories

Sin embargo, aunque este sea el cambio quizá más llamativo, en 2016 se produce también uno de los grandes puntos de inflexión de Instagram: la introducción de los famosos Stories, funcionalidad a la que viven enganchados millones de personas en todo el mundo. Es, seguramente, la mejor decisión que toman los responsables de la compañía, algo que ocurre tras fracasar el intento de compra de Snapchat por parte de Facebook. La red social rechazó una oferta a través de su CEO, Evan Spiegel, diversas ofertas, todas más altas de lo que había pagado Zuckerberg por Instagram. La respuesta a la negativa de Spiegel fue copiar su mejor herramienta, la de compartir contenidos que desaparecerían a las 24 horas, de forma que los usuarios de Instagram no tuvieran que salir de ella en busca de Snapchat para poder subir este tipo de publicaciones, una costumbre que ya era una fiebre en aquella época.

Desde este momento, el vídeo pasa a ser la nueva obsesión de Instagram, ya que es parte fundamental del contenido efímero. Tal es la inversión de la compañía norteamericana por desarrollar este formato que en 2017 incorpora la transmisión en vídeo, otro clásico de Instagram en la actualidad, un recurso utilizadísimo por los influencers y periodistas más seguidos en la red social. Y también nace, en una novedad más reciente en el tiempo, eso sí, Instagram TV, una herramienta cuyo objetivo es, a la larga, competir con Youtube, algo que de momento es un objetivo utópico.

Recordarás que también fue una gran novedad el hecho de que se permitiera la publicación permanente de vídeos, aunque no podían exceder de 15 segundos. Con el tiempo Instagram también acabó con este límite, permitiendo a sus usuarios compartir vídeos que sobrepasen dicha duración. Mientras tanto, a partir de 2018, se producen varios cambios de su algoritmo que afectan a la forma de mostrar los contenidos, que ya hace tiempo que dejaron de seguir exclusivamente un orden cronológico.

Actualmente, ya en 2019, Instagram parece centrada en seguir potenciando la herramienta IGTV, ya que ha añadido tres nuevas funcionalidades a la misma: permitir publicar videos de hasta 15 minutos en dispositivo móvil; mostrar recomendaciones y hashtags para categorizar los contenidos y acercarlos a cada usuario en base a sus intereses; e incluir opciones de recorte, de manera que los creadores pueden escoger entre distintos tamaños de imagen.

Desarrollo de Instagram TV

En paralelo a este desarrollo de Instagram TV, el otro gran impulso que ha dado Instagram a su aplicación es el de las opciones de creatividad en sus Stories, con un sinfín de nuevos filtros y stickers que son una auténtica adicción para todos sus usuarios, y también la incorporación de otras opciones como la posibilidad de hacer encuestas o lanzar preguntas. Además, desde hace tiempo se plantea seriamente la posibilidad de eliminar los likes de las fotografías.

En definitiva, si uno echa la vista atrás como acabamos de hacer nosotros, se da cuenta de que han sido 9 años de constante goteo de novedades que se han ido introduciendo de forma progresiva, con prudencia para no saturar al usuario, y por lo tanto con gran acierto. Basta con echar un vistazo a lo que los más jóvenes tienen en sus pantallas cuando se pasan las horas muertas en su smartphone para darse cuenta del impacto que tiene en el 2019 Instagram. Y entramos en el año de su décimo cumpleaños, así que seguramente serán 12 meses con muchas más novedades que estamos deseosos de conocer.

¡Muchas felicidades y qué cumplas muchos más, querido Instagram!

Enlaces de interés

 

Claves para entender el algoritmo de Instagram

 

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *