Inicio » Tendencias » Big Data » Social Big Data: Qué es Big Data en la estrategia de Redes Sociales

Social Big Data: Qué es Big Data en la estrategia de Redes Sociales

Big Data y redes sociales o Social Big Data. Dos conceptos que a cualquier persona sin grandes conocimientos en ambas materias les pueden parecer distantes entre sí, están íntimamente relacionados. Y es que la trascendencia del primero ha terminado invadiendo también al segundo, pero podríamos decir que de forma amistoso, puesto que lo ha hecho para ponerse al servicio de estas, de manera que se pueda optimizar el trabajo en ellas.

Qué es Big Data

El Big Data hace referencia, como ya hemos hablado en varias ocasiones en este blog, a la cantidad masiva de dato, estructurados y no, que el universo digital ha hecho que manejen hoy en día empresas e instituciones. Es casi imposible imaginar el volumen del que estamos hablando; este se escapa totalmente de la capacidad humana para ni siquiera imaginarlo. Y esto supone una altísima inversión empresarial para poder gestionarlo, desde servidores a herramientas, y por supuesto capital humano y protocolos internos de actuación.

No hay duda de que esta inversión es rentable porque es la gestión adecuada del Big Data una de las grandes razones por las que una compañía puede mejorar de forma sobresaliente su rendimiento, ya que las estrategias estarán mejor definidas si se definen en base a la información que ofrecen los macrodatos.

Social Big Data

Pero ya hemos hablado en diversas ocasiones del Big Data como concepto global, de ahí que en estas líneas queramos explorar una de sus aplicaciones más concretas, la del Social Big Data.

Apenas un lustro después de que las grandes corporaciones tecnológicas con sede en Sillicon Valley se percataran de la oportunidad que suponía invertir en una rama concreta del estudio y análisis de los macrodatos aplicada en exclusiva a la estrategia en redes sociales, dentro del ámbito del marketing digital de sus estructuras empresariales.

Todo parte de la gran cantidad de datos personales de los usuarios que están al alcance de las empresas y que no se utilizan, algo que es fundamental en la estrategia en redes sociales, ya que para optimizarla al máximo no hay nada como diseñar en función de las características y hábitos de la audiencia. Además, son las propias redes sociales una de las grandes puertas de entrada de información para las empresas. Y, por si fuera poco, es una de las fuentes más fiables al ser información directamente proporcionada por el potencial cliente final. De esta forma, analizando toda esa información recibida al detalle, no solo se puede atacar con mensajes adaptados a la audiencia que aumentan de forma sobresaliente su probabilidad de éxito, sino que también se puede, por ejemplo, segmentar dicho mensaje, en base a cómo es cada nicho de dicha audiencia.

Por lo tanto, podríamos definir el Social Big Data como la estrategia corporativa centrada en recoger, gestionar, analizar y ordenar la enorme cantidad de información que los usuarios en redes sociales dejan como huella de su actividad en ellas, de forma que se pueda aprovechar para mejorar la relación con su comunidad, fidelizándola y aumentándola en la medida de lo posible, con la intención final de mejorar su rendimiento empresarial.

Los beneficios del Social Big Data

Es una disciplina, como decíamos antes, relativamente novedosa todavía, pero su avance está siendo implacable por sus resultados exitosos que se pueden concretar en los siguientes puntos:

Información privilegiada

Ya hemos comentado antes que las redes sociales no solo son una fuente de información que emana a borbotones, sino es que encima la calidad de su agua, metafóricamente hablando, es digna de los mejores manantiales del mundo. Pocas formas mejores de nutrirse e hidratarse tienen a su disposición las empresas, que encima tienen la oportunidad de distinguirse así de su competencia.

Conocimiento pormenorizado del cliente potencial

Es una consecuencia de lo anterior. Antes de la llegada de las redes sociales, el contacto directo con el cliente estaba muy limitado. Ahora, ocurre todo lo contrario, ya que no solo es directo con ellos sino que encima el canal es bidireccional. Gestionar y codificar bien su mensaje te permite emitir una respuesta más concreta, ajustada a sus gustos y necesidades y, por lo tanto, con muchas más probabilidades de ser exitosa.

Capacidad de segmentación del mensaje

Ya no solo puedes crear como empresa un mensaje más o menos eficiente, sino que podrás segmentar tu audiencia con mayor precisión y, por consiguiente, podrás personalizar muchísimo más la comunicación, emitiendo mensajes distintos, diseñados acorde con cada grupo al que quieras impactar.

Adaptabilidad

Cuanta más información analizada poseas -no basta con disponer de ella- más fácil resultará poder reaccionar cuando sea necesario. Por lo tanto, el social big data es una gran herramienta para potenciar la capacidad de adaptación de las compañías a la distintas tendencias.

Innovación

En el sentido de que se pueden idear y desarrollar nuevas estrategias de marketing y comunicación en redes que hasta la fecha no se hubieran realizado.

Ahorro económico

De igual forma que puedes personalizar los mensajes que emites, tienes la posibilidad de escoger mejor el público potencial al que impactar con las campañas en redes, por lo que el ahorro económico y, sobre todo, el éxito de la conversión serán mayores con toda probabilidad.

 

 

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Social Big Data: Qué es Big Data en la estrategia de Redes Sociales

Big Data y redes sociales. Dos conceptos que pueden parecer distantes entre sí pero que están íntimamente relacionados y juntas pueden optimizar el trabajo.