Por qué no sabemos quién inventó el ordenador

El ordenador es un objeto con el que es prácticamente imposible vivir en la actualidad en el mundo occidental, ya sea para el consumo propio o para trabajar. Es curioso la de millones de ejemplares que existen en todo el mundo y las dudas que hay acerca de sus orígenes. Tanto es así que todavía en 2018, a estas alturas, no sabemos a ciencia cierta quién fue el inventor del primero. Basta con googlear un poco sobre el tema para darse cuenta de que no existe quorum al respecto, y no parece que vaya a ser sencillo salir de dudas en algún momento.

Antes de la aparición del ordenador como tal, el camino fue largo y complicado. Hay varios puntos de inflexión importantes que podríamos denominar como precursores del invento:

La primera máquina de de calcular mecánica aparece en 1642 fabricada por el matemático francés Blaise Pascal. En 1670 el filósofo y matemático alemán Gottfried Wilhelm Leibniz perfeccionó el invento de Pascal e incluso fue más allá creando otra máquina que ya podía multiplicar automáticamente.

Charles Babbage

Ya en el siglo XIX, en la década de 1880, una vez había aparecido el primer telar automático, Herman Hollerith concibió la idea de utilizar tarjetas perforadas para procesar datos.

Más o menos contemporáneo a Hollerith vivió el británico Charles Babbage, que fue el inventor de varias máquinas por las que se le considera el autor de los principios de la computadora moderna. Su socia era la hija de Lord Byron, Augusta Ada Byron.

Ya en los comienzos del siglo XX van apareciendo los primeros ordenadores analógicos. Es el siglo de las grandes guerras, lo que conllevó un desarrollo militar y tecnológico tremendo. Precisamente es en los años de II Guerra Mundial cuando muchos autores consideran que está el verdadero origen de la computadora.

Honrad Zuse

En 1936 este ingeniero alemán diseñó el primer sistema informático totalmente programado. Lo llamó Z1. Simultáneamente, un grupo de investigadores británicos diseñan cerca de Londres el Colossus, lo que el primer ordenador digital totalmente electrónico.

John Atanasoff y Clifford Berry

Con independencia de este proyecto, al otro lado del charco, John Atanasoff y Clifford Berry habían construido un prototipo de máquina electrónica en Iowa State College. Ambos fundaron ABC Computers, y fabricaron el Harvard Mark I, una máquina ya muy similar a lo que es una computadora moderna. En este artículo de los 90 de El País se detalla muy bien la historia de estos grandes nombres en la historia del ordenador.

Desde este momento la carrera por desarrollar estas primeras máquinas fue increíble. En todas las partes del mundo los inventores, investigadores y expertos en tecnología de la época dedicaron sus esfuerzos a ello hasta que en 1953 entra en escena IBM (International Business Machines) que marcó un momento decisivo en la historia del ordenador con su IBM 701 EPDM. Para muchos es precisamente IBM la gran culpable en el buen sentido de que el ordenador sea lo que es hoy en día porque hizo de gran mensajero de las computadoras por el mundo.

De hecho, apenas un año después, en 1954, apareció Fortran, el primer lenguaje de programación de alto nivel, mientras que en 1958 hizo acto de presencia el chip, un dispositivo fundamental en el engranaje de los ordenadores modernos.

IBM

Las dos décadas siguientes fueron de auténtico vértigo buscando el desarrollo del ordenador personal que llegó de la mano de IBM en 1981. En 1979 había salido al mercado el primer procesador de texto, WordStar, que fue la razón de que el uso de los ordenadores cambiara para siempre a nivel personal. 1981 fue también el año de la irrupción de Microsoft y su sistema operativo MS-DOS y dos años después fue Apple la que revolucionó el mercado con su ordenador Lisa.

El maratón a ritmo de sprint desde entonces entre estos gigantes y todos los nuevos contendientes que se han ido sumando al negocio llega a nuestros días y no tiene pinta de parar en ningún momento.

En cualquier caso, lo único que parece 100% en torno al invento del ordenador es que se trata de una historia de aportes individuales a lo largo de la historia que permitieron la aparición definitiva del ordenador como tal.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *