Amazon
InicioCiberseguridad¿Puede la CIA hackear mi smartphone? 9 preguntas con respuesta
hacking-cia ¿Puede la CIA hackear mi smartphone? 9 preguntas con respuesta

¿Puede la CIA hackear mi smartphone? 9 preguntas con respuesta

hacking-cia ¿Puede la CIA hackear mi smartphone? 9 preguntas con respuesta

Wikileaks ha vuelto a poner patas arriba la credibilidad y transparencia de los sistemas de inteligencia norteamericanos, y esta vez es la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos la que se encuentra en el ojo del huracán mediático. Según ha revelado el portal de filtraciones de Julian Assange, la CIA dispondría de herramientas de ‘hackeo’ de gran alcance que incluirían ‘software’ malicioso creado para sistemas Windows, Android, iOS, OSX y Linux, así como routers de Internet.

Aunque desde la Agencia ni confirman ni desmienten, WikiLeaks asegura la existencia de estas armas cibernéticas desarrolladas (y utilizadas) no solo por la CIA, sino también con la colaboración del MI5 (los servicios de inteligencia británicos), que podrían haber atacado a ‘smart TV’s’, dispositivos móviles de Samsung, HTC y Sony, así como a los iPhones y iPads, permitiendo a ambas agencias acceder a la localización geográfica del sujeto, activar la cámara y el micrófono del dispositivo y leer comunicaciones escritas a través de Whatsapp, Signal, Telegram y Weibo, entre otros servicios de mensajería instantánea.

Pero, ¿cómo nos podrían estar ‘espiando’ a través del Internet de las Cosas… y cómo no? Respondemos a nueve preguntas clave para arrojar un poco de luz (y otras tantas sombras) sobre esta polémica.

¿Qué es lo que ha destapado esta vez WikiLeaks?

Según WikiLeaks, han tenido acceso a miles de documentos internos que describen con detalle las técnicas de ‘hackeo’ que ha utilizado la CIA para vulnerar la seguridad de nuestros dispositivos electrónicos, incluyendo teléfonos móviles, ordenadores y televisiones inteligentes.

¿Y son auténticos (y fiables) esos documentos?

Parece que, al menos buena parte de ellos, sí. Mientras la CIA ha preferido no pronunciarse al respecto, expertos independientes en ciberseguridad y empleados formados en la Agencia de Interligencia han tenido acceso a los documentos y aseguran que podrían ser auténticos, en base a los códigos y palabras utilizadas en ellos, propios de los programas de la CIA.

¿Cómo consigue WikiLeaks estas informaciones?

Ni lo sabemos… ni quizá lo sabremos nunca: o bien hay alguien dentro de la Agencia que está filtrando los documentos, o puede que alguien de fuera haya encontrado la manera de hacerse con ellos.

Pero, ¿esto está ocurriendo ahora?

Sí, está ocurriendo, pero no es algo nuevo. Los detalles que ha arrojado WikiLeaks sí lo son, pero no el concepto, pues ya hace años que viene hablándose de cómo las agencias de seguridad tratan de aprovechar los defectos de diferentes dispositivos tecnológicos para espiar a los usuarios.

¿Y Snowen tiene algo que ver en esto?

Las filtraciones de Snowden revelaron que la NSA (la Agencia Nacional de Seguridad) estaba recopilando de forma secreta metadatos de llamadas privadas de ‘gente corriente’ en territorio norteamericano. Ahora lo que revelan los nuevos materiales publicados por WikiLeaks, en cambio, proporcionan detalles sobre cómo las agencias de inteligencia estadounidense y británica trabajan para descubrir y explotar fallos de seguridad en dispositivos conectados a Internet para realizar espionaje.

¿Cómo podría la CIA ‘hackear’ mi televisión?

Siempre según WikiLeaks, al parecer han identificado un programa ‘espía’ que se ha venido a conocer como Weeping Angel (algo así como ‘ángel llorón’ en castellano) y que habrían desarrollado la CIA y el MI5 para tomar el control de los ‘smart TV’s’ de Samsung a través del micrófono, grabando conversaciones cuando, aparentemente, este micro aparecía como apagado. Según los expertos, tanto los televisores inteligentes como otros dispositivos conectados a la Red pueden ser un buen método para rastrear a un objetivo.

Si los documentos dicen que la CIA puede leer mis conversaciones de Whatsapp, ¿me podrían estar espiando ahora?

Por poder, podrían, pero eso no te lo podemos asegurar nosotros, claro… Lo cierto es que los documentos a los que dice haber tenido acceso WikiLeaks describen los modos de conseguir información de los usuarios a través de Whatsapp en dispositivos Android, pero solo después de ‘hacerse con el control completo’ del dispotivo.

¿Y los iPhones y iPads también son vulnerables a estos ataques de espionaje?

Si la madrastra consiguió que Blancanieves mordiera la manzana envenenada, ¿cómo no iba a ‘colársela’ la CIA con Apple? La respuesta es sí, los documentos también mostrarían una lista de ‘fallos de seguridad’ en iOS que darían acceso a los terminales a la agencia de seguridad. Suena irónico, ¿verdad?

Vale, entonces, ¿me tengo que preocupar?

A ver, seamos realistas, en principio la mayoría de nosotros no deberíamos ser el blanco de interés de las agencias de inteligencia más potentes del mundo (la CIA y el MI5), pero si bien es cierto que no debemos estar preocupados en primera persona, quizá algo inquietos sí por aquello de la vulneración de la privacidad y la posibilidad que tienen de acceder a nuestra intimidad cuando quieran. Para ponérselo un poco más difícil, la menos deberíamos intentar tener nuestros ordenadores, ‘smartphones’ y demás dispositivos conectados a la red al día de las últimas actualizaciones de sus sistemas de seguridad.

 

 

También te interesa…

Así es la realidad de la seguridad informática en España

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

¿Puede la CIA hackear mi smartphone? 9 preguntas con respuesta

Las respuestas que necesitas saber sobre el último escándalo destapado por WikiLeaks sobre el supuesto programa de hackeo de la CIA, y cómo nos afecta