Inicio » Tendencias » Big Data » ¿Puede trabajar alguien de letras en Big Data?

¿Puede trabajar alguien de letras en Big Data?

Es posible que te den vueltas las órbitas de los ojos después de leer la pregunta con la que titulamos este post, pero es una cuestión que cada vez se plantea más gente interesada en el mundo del Big Data que no ha tenido una formación en los campos habituales para labrarse una carrera en este sector, ingeniería informática, estadística y matemáticas. No la han tenido porque han descubierto tarde su vocación real o simplemente porque les interesaba de forma secundaria pero poco a poco ha pasado a ser el campo de interés prioritario para ellos. Pues bien, aunque no sea lo normal ni lo más habitual, sí hay una opción para que alguien cuyos estudios sean “de letras” acabe dedicándose a un mundo bañado por los datos. ¿Cómo puede ser posible? Vamos a verlo.

Perfiles profesionales variados

En Big Data existen tres grandes perfiles profesionales: arquitecto, científico y analista. Los dos primeros son exclusivos de perfiles muy técnicos, para los que son necesarios grandes y avanzados conocimientos informáticos y también en el manejo de los datos propiamente dicho. Sin embargo, el perfil del analista es mucho más ambiguo y compatible con otro tipo de formaciones profesionales previas. Tiene mucho que ver con la comunicación y el lenguaje, porque una de sus tareas fundamentales es ser capaz de interpretar los datos y darles una narrativa para los demás equipos, por lo que perfectamente puede ejercer como tal una persona licenciada en administración y dirección de empresas o alguna de los grados relacionados con la comunicación, como por ejemplo es el caso del periodismo.

Incluso otros grados como el de psicología también podría ser compatible con este tipo de trabajo dentro del universo Big Data, sobre todo en los últimos tiempos, que ha sido cuando realmente las empresas se han dado cuenta de que un perfil más humanista y analítico puede ser enriquecedor para sus equipos técnicos, que obviamente siguen siendo mayoría, algo que no cambiará nunca por motivos obvios.

Un punto de vista menos científico

Esto se debe a que por mucho conocimiento técnico que tenga un determinado perfil profesional, a los datos hay que exprimirlos también desde un prisma menos científico. Por eso, una aproximación más humanista puede enriquecer tanto la parte técnica, ya que este tipo de perfiles analíticos suelen tener altas capacidades a la hora de seleccionar la información con más potencial, exprimirla y retorcerla hasta que no queda una gota. Esto, además de su capacidad narrativa para traducir dichos datos, suele suponer un valor añadido en una fase crítica del negocio, la toma de decisiones.

Naturalmente, para que un perfil de humanidades pueda tener cabida dentro de un sector tan técnico como el Big Data, no basta con saber de comunicación o dirección de empresas, sino que es fundamental la formación posgrado, esta ya sí especializada en el análisis de datos a gran escala, de manera que sus conocimientos puedan extrapolarse y adaptarse con éxito a un sector que no puede estar más alejado del suyo original.

No quiere decir esto que si estás pensando encaminar tus estudios para desempeñarte profesionalmente en el mundo del Big Data, elijas una carrera de letras. Sería una recomendación peligrosa, ya que la realidad es que la gran mayoría de los perfiles que trabajan en este sector son técnicos. La prueba de ello es el repunte de la carrera de matemáticas como elección de los estudiantes que superan la prueba de acceso a la universidad, y el hecho de que cada vez más universidades ofrezcan planes de estudio pensados para trabajar en sectores de nuevo cuño como el Big Data. El doble grado de matemáticas e ingeniería informática es un buen ejemplo de ello.

Lo que sí queremos hacer con este texto es dejar una puerta abierta a los profesionales con formación “de letras” que tienen interés, conocimiento e incluso formación superior específica en todo lo que tenga que ver con el análisis masivo de datos, puesto que es cierto que, por pequeña que sea, una porción de la tarta les corresponde. Sería un grave error renunciar a ella teniendo en cuenta, además, el momento tan delicado que viven algunos sectores de las formaciones citadas. Véase el periodismo, donde la precariedad está a la orden del día, especialmente después de la grave crisis económica de comienzos de esta década y finales de la pasada.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Puede trabajar alguien de letras en Big Data?

La formación de posgrado es fundamental para adentrarse en el sector del Big Data vengas de los estudios previos que vengas y te explicamos por qué.