Amazon
InicioAbogacíaClaves para entender el nuevo Código Deontológico de la Abogacía Española
codigo-deontologico-abogacia-española-1 Claves para entender el nuevo Código Deontológico de la Abogacía Española

Claves para entender el nuevo Código Deontológico de la Abogacía Española

El Master en abogacía te permitirá ejercer como abogado, una profesión apasionante. Un nuevo Código Deontológico de la Abogacía Española acaba de entrar en vigor para mejorar, entre otros aspectos, la protección de los datos del cliente y el secreto profesional. En los siguientes apartados te describimos los aspectos más importantes de este texto legal.

Cuáles son los puntos novedosos que introduce el nuevo Código Deontológico

Aparte de los que se desarrollan en los siguientes apartados, el texto hace especial mención a la definición de deontología y a la ética profesional. Igualmente, la independencia del abogado y la obligación de buscar un acuerdo entre las partes son aspectos a tener muy en cuenta para que cuando consigas tu acceso a la abogacía puedas desarrollar tu trabajo conforme al texto que pasamos a explicar.

El conflicto de intereses en la relación con el cliente

Es uno de los artículos más destacados gracias a su claridad. Si el abogado tiene a dos o más clientes, pero no puede ser imparcial o va a tomar alguna decisión que va contra de los intereses de uno de ellos, deberá presentar la renuncia a la defensa de todos los implicados.

Refuerzo del secreto profesional y cotas a la publicidad

Cualquier documento que se envíen los abogados de un proceso legal debe permanecer en secreto, salvo que alguno de los destinatarios permita que el cliente tenga acceso al mismo. En caso contrario, esa información deberá seguir siendo secreta incluso cuando haya terminado el juicio y también si el cliente ha dado su consentimiento para que se haga pública la información que le afecta.

En lo que respecta a la publicidad, se exige la máxima transparencia, el respeto a las características deontológicas de la profesión y no incitar al pleito. Además, se especifica que no se podrá hacer publicidad hasta haber pasado 45 días tras un suceso o catástrofe de diversa índole.

La información sobre la sustitución del abogado

Si el abogado elegido en un primer momento debe dejar el caso por cualquier motivo, su sustitución ha de ser comunicada al cliente en ese mismo momento. Este proceso se conoce ahora con el nombre de «sustitución en la actuación». El cambio ha de ser comunicado a todas las partes implicadas, incluyendo al juzgado o al tribunal correspondiente.

El abogado tendrá que mantenerse en contacto continuo con su colegio para ofrecer su información personal y con la Administración de Justicia por el mismo motivo.

Una actuación en sala renovada

El hincapié que hace el código en la libertad de expresión, sin legitimar el insulto en ningún momento, provoca que la actuación en sala sea totalmente distinta. A este factor se le añade el del uso, como se verá más adelante, de elementos tecnológicos que mejoran el proceso y que ayudan a aclarar los términos que haya que dirimir durante el mismo.

La obligatoriedad de informar al cliente: relaciones y honorarios

Las relaciones con el cliente han de basarse en la confianza. Se debe confirmar la identidad de la persona que realiza el encargo.

El abogado siempre tendrá la libertad de aceptar o rechazar el trabajo que se le proponga gracias a la libertad de defensa. De surgir discrepancias en la forma de afrontar el caso, el letrado podrá romper la relación entre las partes.

Hay que informar de esta renuncia al cliente de forma inmediata. Toda la información del caso ha de ser de libre acceso para el cliente al estar prohibido retenerla. Igualmente, el abogado está obligado a dar su opinión sobre el caso en cuestión, así como toda su información profesional (el lugar donde se encuentra su despacho y número de colegiado, entre otros aspectos).

En caso de conflicto de intereses, hay que especificar los motivos del mismo y rechazar el trabajo de la forma arriba indicada.

En lo que respecta a los honorarios, se puede llegar a un acuerdo privado con el cliente, pero sin caer en la competencia desleal. El dinero recibido solo se podrá compartir con otros abogados, si procede. Siempre se ofrecerá una minuta detallada al cliente y una proforma para que se conozca la cifra de sus honorarios. La parte condenada a costas tendrá que abonar los honorarios del abogado, ya sea el propio o el de la parte contraria, de la forma antedicha.

Las TIC en el ejercicio de la abogacía

Su uso debe preservar tanto el secreto profesional como la privacidad del cliente y la confidencialidad de las comunicaciones. Al usar aplicaciones web, mensajes de correo electrónico o similares, el abogado debe identificarse con su nombre y su número de colegiado.

Además, se debe confirmar la recepción de cada mensaje enviado exclusivamente por parte del destinatario. Hay que abstenerse de reenviar los mensajes enviados por el abogado de la parte contraria al cliente, salvo disponer del consentimiento expreso del otro profesional.

Como se acaba de comprobar, las nuevas tecnologías están ya comenzando a cambiar tanto la manera de preparar un caso como la forma de comunicarse con los clientes.

Igualmente, la digitalización de todas las pruebas e, incluso de las sentencias más extensas, es otro de los grandes retos a los que se enfrenta la profesión en los próximos años. No en vano, la Administración está apostando por ir eliminando progresivamente el papel de los juzgados para facilitar tanto la entrega de demandas como su posterior consulta.

El objetivo del nuevo código deontológico

El nuevo código deontológico convierte el ejercicio de la profesión en uno mucho más dinámico, más respetuoso con la privacidad del cliente y más acorde a los tiempos que corren. No en vano, la figura del abogado sigue siendo una de las más reputadas gracias a su continuo trabajo de adaptación a los cambios que va experimentando la sociedad.

Realizar un Master en abogacía no deja de ser una alternativa más que adecuada para aclarar tu futuro laboral y, sobre todo, para poder ejercer una profesión apasionante. Recuerda que la llegada de las nuevas tecnologías y la digitalización va a suponer varios desafíos para la abogacía.

¡Te conviene estar preparado y al día frente a todas estas novedades! No dudes en contactar con nosotros para que te informemos de nuestra oferta educativa al respecto. Prepara tu futuro y lograrás ser un abogado de prestigio.

5 consejos para elegir un buen máster de abogacía

Qué tienen en común el marketing y la abogacía

The following two tabs change content below.
logo_blogs_avatar-80x80 Claves para entender el nuevo Código Deontológico de la Abogacía Española
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.
Sin comentarios

Deja un comentario

dos × 4 =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Cómo entender el nuevo Código Deontológico de la Abogacía Española

Un nuevo Código Deontológico de la Abogacía Española acaba de entrar en vigor para mejorar la protección de los datos del cliente y el secreto profesional.