Inicio » Abogacía » Técnicas de marketing digital en los despachos de abogados

Técnicas de marketing digital en los despachos de abogados

La sociedad experimenta cambios a una velocidad realmente alta, lo que deriva en que la exigencia del mercado sea cada vez mayor y, por ende, se necesiten acciones más ambiciosas y destinadas a la captación de clientes vía online. En este sentido, resaltamos la relación entre los conceptos de marketing digital y abogacía, así como la importancia de formarse para conseguir esos clientes dentro del ámbito jurídico.

Un ámbito en el que hay que saber comunicar de una manera excepcional, para poder dar más credibilidad a tus clientes y colaboradores. Algo que puedes descubrir en nuestra entrada del blog en la que hablamos sobre la Oratoria procesal.

Marketing digital en los despachos de abogados

Hay que destacar, en el comienzo de estas líneas, que el marketing no solo se emplea en negocios que viven de la venta, sino también en otros lugares profesionales como los despachos de abogados. De hecho, hace tiempo que la falta de dinamismo dejó de tener sentido y ahora son los propios despachos los que lanzan acciones para captar nuevos clientes.

En este sentido, el marketing digital, apoyado con estrategias tradicionales, resulta clave no solo para llegar hasta nuevos clientes, sino también para estar al tanto de las estrategias actuales. Sin embargo, todavía podemos ver voces que se amparan en el conservadurismo y que rechazan estas acciones, pero lo cierto es que el marketing digital resulta más que necesario en todos los sectores de la sociedad, también en los despachos de abogados.

No obstante, no podemos lanzar acciones online sin antes haber programado una estrategia que sirva de apoyo a las propias acciones como tales. Es más, aunque resulte obvio, hay que hacer hincapié en la necesidad de tener un objetivo claro, tanto con el tipo de estrategia como con el público objetivo al que nos vamos a dirigir.

Público objetivo

La sociedad avanza porque las personas, por lo general, mantenemos una armonía entre todos mediante las relaciones sociales, laborales o personales. No obstante, siempre han existido y, por supuesto, siguen presente, las discrepancias entre los humanos por aspectos en los que no estamos de acuerdo, ya sea una disputa con la empresa, con nuestra pareja o por el hecho de haber cometido un delito.

La diferencia es que antes las estrategias eran distintas y eran las personas quienes acudían a los despachos de abogados a exponer su problema. Esto sigue ocurriendo de la misma manera, pero resulta fundamental captar la atención de las personas según los problemas actuales como los casos de separaciones matrimoniales o las disputas entre propietarios y okupas.

Por tanto, si los desencuentros son tan amplios, podemos ver que el público objetivo también es bastante grande, aunque puede reducirse de acuerdo con unos parámetros. Teniendo en cuenta los honorarios de un despacho de abogados, podríamos hacer una acotación y reducir este target hasta personas de entre  25 y 55 años de edad, independientemente económicas y con manejo de los dispositivos electrónicos.

No olvidemos que hablamos de acciones online, por lo que hay que tener en cuenta el tipo de personas que pasan más tiempo con estos dispositivos electrónicos. Incluso, podríamos reducir la edad de este público objetivo en 5 años con la intención de que esos jóvenes después hablen con sus padres y se pongan en contacto con el despacho de abogados en cuestión. Una vez que un cliente potencial haga una consulta, habremos conseguido lo que se conoce como un lead.

Martillo de juez con libros

Principales estrategias del marketing digital

Una vez que se han concretado las necesidades del mercado, es hora de poner en marcha la maquinaria para llegar, mediante las acciones, hasta el público objetivo. Teniendo en cuenta que hablamos de personas que pasan muchas horas en Internet, tendremos que valernos tanto de herramientas sociales como de mensajería para llegar hasta ellas. Respecto a ello, habría que incluir en estas estrategias las campañas en redes sociales, páginas web, mailing y medios de comunicación.

Estas opciones necesitan bastante tiempo, ya que no implican un pago directo como otras campañas, por lo que habría que afinar bien a qué tipo de clientes habría que llegar. De la misma manera, tenemos que resaltar a Google como el principal motor de búsqueda para encontrar clientes. Para ello, hay que explorar el mercado y la sociedad y así ver qué servicios pueden necesitar los usuarios.

Para ello, podemos potenciar palabras clave relacionadas con nuestra actividad como ‘abogados ERTES’  o ‘asesores ERTE’ sin olvidar el nombre de la ciudad donde esté nuestro despacho. Si potenciamos bien estas palabras en nuestros canales oficiales, será más fácil que nos encuentren en Internet y, por tanto, que se pongan en contacto con nosotros.

Otra de las alternativas es hacer campañas de pago o usar Google Ads para darle mayor fuerza a las palabras clave mencionadas. Todo ello deberá quedar reflejado en la planificación de medios, resaltando el tipo de campaña de pago que queremos, si es por clic o por número de visitas. Igualmente, otra estrategia es apostar por el formato de vídeo con publicidad en Youtube o en las redes sociales, de acuerdo con nuestro público objetivo.

Objetivos del marketing digital aplicados a la abogacía

Como ocurre en todas las empresas, estas acciones están destinadas a conseguir una serie de objetivos que al final se reducen a la captación de clientes. No obstante, la idea de conseguir más beneficio económico mediante las acciones de marketing es algo que quedó atrás, ya que hoy en día no importa el qué quiero, sino también el cómo lo quiero y el cómo soy capaz de transmitirlo.

Es decir, la imagen juega un papel fundamental y es algo que también debemos tener en cuenta en todas las estrategias de marketing para que, después, quede aplicado en los objetivos. Como decimos el fin último será la consecución de los clientes, pero también que estas personas queden satisfechas con nuestros servicios y, posteriormente, puedan dejar una buena reseña. Si conseguimos esto, tendremos mucho ganado respecto a la competencia.

En resumen, los conocimientos de marketing digital y abogacía son necesarios en los tiempos que corren y deben estar perfectamente asimilados en cualquier despacho de ahogados. Igualmente, resaltamos que todos estos conceptos de marketing jurídico quedan impartidos en el máster de abogacía que impartimos desde IMF Smart Education. ¡Pide más información sin compromiso sobre el máster de marketing digital y abogacía.

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Smart Education pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 150.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Técnicas de marketing digital en los despachos de abogados

Resaltamos la relación entre el marketing y abogacía, así como la importancia de formarse para conseguir clientes dentro del ámbito jurídico.