Inicio » alumni » Entrevista Alumni: Carmen Clemente, alumna del Máster en Gestión de Proyectos

Entrevista Alumni: Carmen Clemente, alumna del Máster en Gestión de Proyectos

entrevista alumna gestion de proyectos

Hoy tenemos el placer de conocer la experiencia en IMF Business School de Carmen Clemente, alumna del Máster en Gestión de Proyectos. Actualmente, y tras una etapa como Consultora independiente, Carmen ha creado su propia empresa, GALILEA TI, y está especializada en Software de Gestión.

¡Conoce la experiencia profesional de Carmen!

¿Desde cuándo estás vinculada a la Dirección de Proyectos?

Comencé mi trayectoria en la Dirección de Proyectos durante los años 90, desarrollando mi labor como Consultora de Software de Gestión en una reconocida empresa de Tecnologías de la Información, donde realizaba implantaciones de ERP’s en empresas de todo tipo.

En aquellos momentos, el proceso de implantación de un ERP era (y lo sigue siendo), uno de los más importantes para una empresa.

Empezaban a existir estos productos, y las empresas andaban bastante desorientadas a la hora de elegir y posteriormente realizar el esfuerzo de la puesta en marcha de su sistema de gestión.

Desde mi puesto, junto a un gran número de compañeros, intentábamos ayudar a estas empresas en esta ardua tarea y dirigir sus pasos para conseguir un desarrollo exitoso de estas implantaciones de software.

Dada la variedad de empresas en la que se realizan estos proyectos, nos encontrábamos con un sinfín de situaciones diferentes a abordar y superar, siempre en pro de conseguir una mejora en la calidad del trabajo para los usuarios de un programa de gestión.

¿Qué tipo de proyectos has desarrollado?

Siempre desde el área antes comentada, he intervenido en gran número de proyectos, teniendo en cuenta que empecé mi carrera profesional en el año 1987.

Creo que no me alejo mucho de la realidad si digo que he intervenido en proyectos de todo tipo. Desde el enfoque de las distintas organizaciones en las que he implementado ERP’s, y tirando de memoria, recuerdo haber realizado proyectos en empresas del sector de la distribución, automoción, químicas, de limpieza, atención sanitaria, fabricación de muebles, Gestión de ITV’s, incluso para la Organización Nacional de Loterías y Apuestas del Estado.

En cuanto a la tipología de los proyectos en sí, principalmente eran la implantación de su ERP, como he mencionado anteriormente, pero también he desarrollado muchos proyectos de desarrollos de software a medida, para organizaciones que por su estructura no podían adaptarse a una solución standard, o porque su necesidad era un módulo concreto para dar solución a una parcela muy específica de su actividad.

¿Cuál ha sido el proyecto más interesante en el que has participado y por qué?

En esta misma empresa anteriormente citada, a mediados de los años 90 y tras pasar por mi etapa de Consultora, me encargaron una difícil pero a la vez bonita misión, desde un punto de vista laboral y personal.

Se decidió por parte de la Dirección de la empresa poner en marcha un Departamento de Atención telefónica al Cliente, hoy muy habitual, pero en aquellos años en fase emergente.

Empecé desde abajo, siendo yo misma la que recogía las llamadas de los clientes y debía solucionar su consulta. Debida a la alta aceptación de este departamento por parte de los usuarios finales, en pocos meses se incorporó una segunda persona y comenzamos a separar las llamadas por áreas, Software y Hardware.

Posteriormente, se decidió incorporar una nueva área dentro del departamento, que se encargara de realizar visitas presenciales a los clientes cuando la consulta planteada no se podía solucionar por vía telefónica. En ese momento, yo pasé a regentar la dirección del Departamento.

Fue tal el crecimiento de dicho Departamento, que a finales de los 90, se componía de 2 personas en recepción de llamadas y control de calidad de intervenciones, 3 técnicos en atención telefónica y 6 técnicos en atención presencial.

Recuerdo con mucho cariño aquella etapa, para mí fue un gran proyecto. Estaba constantemente buscando nuevas áreas de trabajo para mejorar la atención de nuestros clientes, y siempre en un estrecho contacto con la dirección de la empresa, muy receptiva a cualquier cambio que yo planteara, y con un apoyo total cuando decidíamos poner en marcha una nueva fase de este gran proyecto.

Fue tal el éxito de este departamento, que años más tarde, en un proceso de fusión de la empresa, se decidió exportar la idea de este departamento a la empresa a nivel nacional, hecho que me aportó una gran satisfacción a todos los niveles.

¿Hacia qué tipo de metodología te decantas: predictiva o ágil?, ¿por qué?

He de reconocer que hasta que no he comenzado a realizar el Máster en Dirección y Gestión de Proyectos de IMF Business School, no conocía las distintas metodologías.

No por su nombre, quiero decir, aunque entrando en materia empezara a ser consciente de que siempre he utilizado una metodología predictiva, y que no me gustaba el hecho de, al comienzo de un proyecto, realizar una o “n” reuniones con el cliente, elaborar un documento con el análisis, desarrollo de fases de implantación, y agarrarnos al contenido de  dicho documento ante cualquier adversidad, sin opción a rectificar según el propio avance del proyecto nos pudiera marcar a cualquiera de las partes, tanto desde mi visión como Consultora, o desde el punto de vista del cliente, que viendo los logros de la implantación, decidirá alguna modificación durante alguna de las fases.

Me decanto totalmente por la metodología ágil, y me encanta concretamente Scrum. Creo que corrige todo lo que siempre había echado en falta, una total conexión en tiempo real con el cliente final y todos los componentes del equipo de trabajo, una continua puesta en común de la consecución de los objetivos por pasos, sin esperar al resultado final para saber si la solución será la correcta, sino manejando el timón de forma firme y constante para poder ir corrigiendo el rumbo en cada momento.

¿Qué crees que pueden aportar las metodologías de Dirección de Proyectos en el ámbito profesional en el que te desarrollas?

Principalmente, creo que en este sector se avanzó muy rápido y sin normativas porque en sus primeros años, no se consideró necesario.

Pero si hay un sector que cubre cada vez más diferentes ramas y necesita de una metodología clara es el sector TI.

Un proyecto de implantación de un ERP, como antes he comentado, es una de las “piedras angulares” en una organización. Por desgracia, he visto muchas empresas, más de las que me gustaría, que han llegado incluso al cierre por embarcarse en proyectos de cambio/implantación de ERP que no han llegado a buen término por una mala dirección del mismo.

El hecho de adoptar una metodología que, por ejemplo, marque las posiciones e implicación de cada uno de los actores que intervienen en el proyecto, tanto a nivel interno de la empresa, como a nivel externo por parte del implantador, creo que es fundamental.

¿Cuáles consideras que son los tres principales retos del Director de Proyectos en tu sector?

El primero, un acto de humildad. El primer paso para poder conseguir el éxito de un proyecto es no considerar que, pese a que puedas tener mucha experiencia, “ya sabes de qué va esto”.

Siempre, en tu primera reunión con un cliente que te plantea un proyecto, tienes que pensar que tiene muchas cosas que contarte sobre lo que hace, quien y como lo hace. La empatía es primordial en estos casos.

El segundo, conseguir la implicación del personal de la organización en el desarrollo del mismo. Todos vamos siempre muy apurados de tiempo, pero para conseguir avanzar en un proyecto, el director del mismo debe ser capaz de que las personas afectadas dentro de la organización, sean conscientes de que, para conseguir que al final del proyecto se optimice su labor diaria, requiere de su tiempo en la fase de desarrollo.

Y el tercero, como no, que sus proyectos lleguen a buen fin. Esto se traduce en una calidad en el trabajo realizado, en la satisfacción del usuario final, desde el puesto más alto en la escala directiva de una empresa, hasta el último operario de la misma.

Por último, quiero aprovechar desde aquí para dar las gracias a IMF por darme la oportunidad de participar en este blog, y especialmente a mi tutora, Isabel Muñoz Machín, por haber pensado en mí como alguien que podía aportar una visión sobre este tema.

Y animar a las personas que lean este post, que por frenético que sea nuestro ritmo de trabajo, siempre podemos (puntualizaría, debemos) sacar tiempo para ampliar conocimientos.

¡Gracias Carmen!

¿Quieres formarte con un Máster en Dirección y Gestión de Proyectos?

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.
El Blog de IMF Business School

El Blog de IMF Business School

Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Entrevista Alumni: Carmen Clemente, alumna del Master en Gestión de Proyectos

Hoy tenemos el placer de conocer la experiencia en IMF Business School de Carmen Clemente, alumna del Máster en Gestión de Proyectos.