Amazon
InicioRRHHLa actitud en el ámbito empresarial: ¿lo es todo?
la importancia de la actitud en el ambito empresarial

La actitud en el ámbito empresarial: ¿lo es todo?

Si hubieses naufragado y te encontrases solo en una isla, aislado, en medio del Pacífico: con qué otra persona náufraga te gustaría también encontrarte: ¿con un ingeniero naval, depresivo y apático, o con un camarero sin estudios, positivo y dinámico? Piénsalo. A mi entender, no hay una buena solución al dilema, pero la cuestión requiere una cierta reflexión.

En este artículo, conoceremos la importancia de los términos: actitud y aptitud en el mundo empresarial y la gestión de los recursos humanos como eje del éxito de toda organización.

En la vida, la actitud lo es (casi) todo. La aptitud, también, pero hay diferencias entre una y otra. Veámoslo.

Diferencia entre actitud y aptitud

La aptitud está relacionada con la capacidad, con los atributos técnicos, o con lo que sabemos.

La actitud, en cambio, es la disposición mental que tenemos antes los retos y está vinculada con la motivación.

La actitud y la gestión de recursos humanos

La actitud es la predisposición psicológica para enfrentarnos a las cosas. Y proviene de acción, es decir, de actuar. Es la forma como las personas reaccionamos a lo que nos vamos encontrando, a los retos de la vida. Es, por tanto, la manera como nos relacionamos con lo cotidiano.

Las actitudes son elementos de la personalidad, están ancladas a la cultura y, por descontado, a nuestros referentes más inmediatos. Es un campo de la psicología relacionado con la conducta.

En la gestión de los recursos humanos la actitud es un elemento determinante. Somos muchos los que consideramos que, en muchas ocasiones, una buena actitud puede llegar a ser mejor que una buena aptitud, sin que ello suponga que con voluntad, predisposición y ganas se superen todas las dificultades.

En el dilema que planteamos más arriba, un náufrago en una isla desierta con aptitudes para construir un barco, como es el caso del ingeniero naval, pero sin la actitud para hacerlo, es casi peor que otro, por ejemplo, como el camarero, sin esos conocimientos, pero con voluntad para superar obstáculos.

Quizá ninguno de los dos consiga salir de la isla, pero, si pudiese elegir, quizá, preferiría estar con el segundo. Las actitudes que me parecen más adecuadas en nuestro tránsito vital son las actitudes abiertas y proactivas, que se diferencian de sus opuestas, las cerradas e inmóviles.

Toma de decisiones empresariales

En la gestión de los recursos humanos, en el mundo de la empresa, la relación entre actitud y conducta es el eje central de muchas decisiones, porque las actitudes sólo son observables en sus consecuencias.

De ahí que alguien con aptitudes para hacer algo, pero sin la actitud de pasar a la acción, no genera consecuencias, no provoca resultados.

No hay duda que el que le echa horas, el que se dedica, o el que se esfuerza, siempre merece nuestra aprobación, ya que su comportamiento implica sacrificio y voluntad de superación, Sin ganas o compromiso, o sin implicación personal, no hay acción posible.

Pero, al tanto: un tonto, aunque muy motivado y energético, y que trabaje muchas horas, pero mal dirigidas, puede acabar siendo más desastroso que un insigne profesional depresivo y apático.

Las empresas del presente y del futuro seguirán reclamando, sobre todo, aptitudes. Es decir: conocimientos y competencias para conseguir objetivos y resolver problemas, pero, exigirán, además, que la actitud de esos individuos sea la más adecuada. Destacando, entre las más importantes, por genéricas: proactividad, un cierto optimismo vital,  motivación, amabilidad, habilidades sociales, o iniciativa.

La actitud lo es (casi) todo.

Dr. Román Castro, Profesor de habilidades directivas del Master en Dirección de Empresas de Cela Open Institute.

The following two tabs change content below.
rrhh-talento-336x280 La actitud en el ámbito empresarial: ¿lo es todo?
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.
Sin comentarios

Deja un comentario

5 × tres =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

La actitud en el ámbito empresarial: ¿lo es todo?

En este artículo conoceremos si en el ámbito empresarial y la gestión de los recursos humanos la actitud es considerada un elemento determinante.