Brecha salarial de género

Las mujeres cobran menos que los hombres, es una realidad indiscutible que no podemos obviar y que pone sobre el tapete la discriminación por género existente en el mercado laboral. Tanto es así que diferentes organismos internacionales han definido esta situación y se le ha dado nombre de: Brecha Salarial de Género. Veamos algunas definiciones:

La Comisión Europea la define como “la diferencia media entre el salario de los hombres y de las mujeres por hora trabajada”.

Según la OCDE  es la diferencia existente entre los salarios de los hombres y los de las mujeres expresada como un porcentaje del salario masculino”.

El INE referencia la definición de Eurostat, “la brecha de género no ajustada a las características individuales que pueden explicar parte de las diferencias salariales entre hombres y mujeres, es la diferencia entre el salario bruto por hora de los hombres y el de las mujeres, expresado como porcentaje del salario bruto por hora de los hombres”

Algunos datos

Tomando como referencia los datos del INE, actualizados a 24 de enero de 2014, en España la brecha salarial de género se incrementa con la edad. En 2011 el porcentaje fue de 4,8 puntos en el tramo de menos de 25 años, pasando a 23,7 puntos en el tramo de 55 a 64 años.

Brecha salarial de género

Elaboración propia a partir de datos del INE

Como vemos en el gráfico, en estos grupos de edad la brecha salarial ha ido bajando en el tramo de menos de 25 años, pero ha aumentado en el de 55-64 años.

Con motivo de la celebración del Día de la Igualdad Salarial, la Comisión Europea señalaba que las mujeres europeas trabajan 59 días al año gratis. En Europa la diferencia salarial entre mujeres y hombres siguen manteniéndose en torno al 16%. En España, la brecha salarial entre hombres y mujeres se ha agrandado en los últimos años, situándose para el mismo periodo en el 17,8%.

¿Por qué esta discriminación?

Es evidente que la brecha salarial de género es una discriminación. No podemos ampararnos en sofismas para justificar que las mujeres cobren menos que los hombres cuando realizan el mismo trabajo. Las mujeres llevan décadas incorporadas de forma masiva al mercado laboral, tienen, en muchos casos, más formación que los hombres, no hay nada que justifique esta desigualdad.

La única explicación posible es que la sociedad sigue considerando el trabajo de las mujeres como secundario, como una “ayuda”, un complemento al del hombre. Esta situación poco tiene que ver con la realidad, pero sirve para que en ocasiones se justifique esta discriminación.

Por Ángeles Briñón

Ángeles Briñón - colaboradora de igualdad en IMF

Licenciada en Sociología, experta en Igualdad de Género y Formadora.

Escribe sobre estos temas en su blog Igualdad y Conciliación.

@angelesbrinon

 

The following two tabs change content below.
El Blog de IMF Business School

El Blog de IMF Business School

Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

4 Responses

  • Pues claro que tiene explicación: los datos de los que habla distinguen el salario dentro de un mismo sector/actividad económica, pero no el puesto/cargo dentro de éste. En todo caso, llamaría la atención el hecho de que los hombres sean los que poseen en su mayoría los cargos más elevados dentro de cada actividad lo que, con toda lógica, les acarrea un salario mayor que engorda esa diferencia de género en las estadísticas. Pero resulta falaz decir que hombre y mujer tengan distinto salario con EL MISMO CARGO dentro de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *