Amazon
InicioIgualdadTecnología y capacitación, dos increíbles catalizadores del empoderamiento de la mujer
tecnologia-mujer Tecnología y capacitación, dos increíbles catalizadores del empoderamiento de la mujer

Tecnología y capacitación, dos increíbles catalizadores del empoderamiento de la mujer

tecnologia-mujer Tecnología y capacitación, dos increíbles catalizadores del empoderamiento de la mujer

Un catalizador es un elemento químico que posibilita o acelera una reacción química incrementando su velocidad. Y dicho de una persona o cosa, es aquella que estimula el desarrollo de un proceso.

Las últimas estadísticas de la Encuesta de Estructura Salarial de 2014 que sitúan la brecha salarial levemente por encima del 23%, el valor más alto de los últimos seis años, no hacen más que confirmar lo evidente: la igualdad de género sigue siendo un reto por alcanzar. Ante eso, renace la pregunta: ¿existe algún catalizador que acelere el proceso de empoderamiento de la mujer? La tecnología en sí misma, y la capacitación femenina en competencias tecnológicas, pueden ofrecernos algunas respuestas.

Motivos históricos y situación actual en equidad de género

Hay algunos motivos históricos que causan la actual desigualdad de género en el ámbito laboral. Desde hace miles de años en que el estatus de la mujer estaba condicionado por su biología (capacidad reproductiva, fuerza, velocidad) y por el entorno, pasando por la Ley Sálica que con la instauración del sedentarismo no permitía que las mujeres heredaran “terra sálica” o poder político, la vida de la mujer ha sido una constante carrera hacia la igualdad de género legal, económica, política y social.

Nuestro rol en la maternidad también ha contribuido a la ausencia de igualdad de oportunidades, aunque no lo explica totalmente. La diferencia en el acceso al mercado laboral es del 10% con el nacimiento del primer hijo, y aumenta hasta el 35% 20 años después.

Actualmente no se discute la existencia de desigualdades, con una tasa de contratación femenina en descenso los últimos años que alcanza valores superiores a 40 puntos en los sectores de Agricultura y Ganadería, Construcción e Industria, o una brecha salarial superior al 20%. Todo ello según datos de las Naciones Unidas, ya que es complicado encontrar datos recientes procedentes de fuentes oficiales que se encuentren desagregados.

No solo el salario de la mujer es inferior. Además, el paro aumenta el triple entre las mujeres que en los hombres. En términos interanuales, el empleo ha aumentado, sí, pero lo ha hecho en mayor proporción en el caso de los hombres, ya que sólo el 43% del nuevo empleo generado es femenino. Partiendo de un dato inicial de ocupación menor, se acentúan por tanto las noticias negativas.

En resumen, en estos tiempos modernos nadie discute que el acceso igualitario a la educación es clave para la igualdad de oportunidades a la hora de conseguir un empleo y con él, recursos para la independencia económica.

Pero ¿hasta qué punto la educación y capacitación en tecnología puede contribuir a eliminar ese techo de cristal que impide a la mujer alcanzar la equidad de género plena?

Tecnología y equidad de género

La tecnología puede contribuir a la erradicación de las desigualdades ya que ayuda a hacer las cosas más fáciles para el ser humano. Es un agente de empoderamiento en cualquier contexto, personal, académico o profesional.

  • Simplifica los procesos, mejorando la productividad mediante la digitalización de las tareas y el trabajo en equipo
  • Facilita la accesibilidad a documentación e información útil, y la comunicación

Además, cada vez la tecnología es más accesible gracias a los smartphones y las APPs móviles de tan rápido desarrollo en nuestro país.

Muchas son las tecnologías que pueden ayudarnos a ser más eficientes. Podemos asomarnos a la tienda o “store” de nuestro móvil para descubrir todo un mundo de recursos a nuestro alcance. O bucear en Google para conocer otros muchos recursos:

  • Herramientas como Trello, Slack o Google Drive nos ayudan a compartir ideas, al intercambio de información y a la gestión eficiente de proyectos colaborativos y almacenamiento de información.
  • En general existe un gran potencial en los recursos en la nube, tanto de ofimática en sí como herramientas que mejoran la gestión comercial o de relaciones con clientes (CRM), o incluso complejos sistemas de información y gestión empresarial.
  • En función de nuestro ámbito de actividad, nos será de utilidad profundizar o al menos conocer algunos de los campos de aplicación del “big data” y del “Internet de las cosas”.

En esta misión de parecer excelentes además de serlo, tenemos un aliado para dar visibilidad a nuestro trabajo y capacidades: las redes sociales, que nos permiten:

  • Acceso a información, formación y conocimiento: Twitter es un arma poderosa para la búsqueda selectiva de noticias y canales de comunicación más inclusivos
  • Networking, estableciendo relaciones y sinergias para buscar empleo u oportunidades de negocios
  • Colaboración en grupos e iniciativas de empoderamiento de la mujer
  • Visibilidad y posicionamiento de la marca personal.

No olvidemos que no solo vendemos productos o servicios, superar ese pudor en comunicar los logros personales ayuda a vender la propia imagen profesional

 

Otras aliadas: las titulaciones tecnológicas

A la hora de optar por una carrera o especialización tecnológica es vital verificar la demanda que hay de ello en el mercado en alguno de los muchísimos portales y también nuevas Apps de empleo de donde obtener esa información. ¿Apuesta segura de futuro?, nadie lo sabe, pero hay titulaciones con bastantes garantías:

  • Las profesiones STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas);
  • Profesiones en Ciencias de la Vida vinculadas a la tecnología como la biotecnología. O de Analista de Datos (data mining, smart data, big data…).
  • Los ingenieros informáticos, pieza clave en la llamada digitalización de las fábricas o Industria 4.0

En cualquier caso, la innovación tecnológica nos obliga a vivir en una permanente formación continua.  Estamos en medio de un campo de juego cuyas reglas debemos conocer, y eso supone dominar herramientas digitales personales y empresariales que nos sean útiles en nuestro día a día.

 

Empleabilidad de la mujer

Podemos considerar que la empleabilidad de la mujer es el principal ámbito para empoderamiento femenino mediante la tecnología.

La capacitación tecnológica maximiza las oportunidades de acceso al mercado laboral con garantías de encontrar un empleo. La industria demanda perfiles y competencias tecnológicas como la realidad virtual, robótica, comercio electrónico y marketing digital, entre otras. Y según una reciente noticia de IMF, las empresas están demandando profesionales con aptitudes de CIO para ayudarles a desarrollar sus negocios, gracias a su conocimiento de tecnologías, herramientas y metodologías de desarrollo Ágil, entre otras.

De esta forma, el informe de Mercado de Trabajo de la Mujer 2.015 del Observatorio de las Ocupaciones del SEPE ofrece datos que justificarían el desempleo femenino: entre las veinte titulaciones de mayor contratación del colectivo Mujeres no hay ni una sola titulación tecnológica en las carreras universitarias. Y solo aparecen dos en las de formación profesional.

Además hay una clara correlación entre el nivel salarial y el tipo de profesión. Según datos del INE los puestos técnicos son, después de los directivos, los de sueldos más altos. En el lado opuesto se encuentran la hostelería y atención al público, típicamente de mayor penetración femenina.

Se empieza a hablar mucho de violencia de género, pero la violencia económica por razón de sexo ejercida en nuestra sociedad con la excusa de la crisis ha supuesto llevar a la práctica políticas económicas que han empeorado la discriminación laboral de la mujer en nuestro mercado de trabajo debido, por ejemplo al desmantelamiento de los recursos públicos destinados al cuidado de menores y personas dependientes.

¿Un consejo? El 80%  de los demandantes de empleo lo buscan a través de internet, por lo que ahí se concentran también las ofertas de trabajo. ¡Hay que saber encontrarlas!

Las mujeres están eligiendo titulaciones relacionadas con dirección y administración de empresas, pero en muchos casos ocuparán posiciones que ahora mismo no existen y que con mucha probabilidad se apoyarán en gran medida en la tecnología. También tendrán que ser capaces de proponer nuevos modelos de negocio digitales generadores de empleo, tanto por cuenta propia como ajena. Modelos que tendremos que analizar y gestionar con ayuda, una vez más, de la tecnología.

 

tecnologia-mujer Tecnología y capacitación, dos increíbles catalizadores del empoderamiento de la mujer

 

Aurora López García, Directora de Red Comercial, Marketing y Comunicación en Nettit – Grupo Everis y alumna del MBA Especialidad en Dirección Financiera de IMF Business School

@BorealVenture

Las dos pestaas siguientes cambian el contenido a continuacin.
tecnologia-mujer Tecnología y capacitación, dos increíbles catalizadores del empoderamiento de la mujer
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.

Formación recomendada:

Masteres oficiales y propios de IMF

Masters Oficiales y Profesionales en IMF Business School

Formación que ofrece futuro
Centro de formación: IMF + Universidad Camilo José Cela
Lugar: Online o semipresencial en Madrid, Sevilla, Bilbao y Valencia
Sin comentarios

Deja un comentario

ocho − cinco =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Tecnología y capacitación, catalizadores de empoderamiento de la mujer

Un catalizador es un elemento químico que posibilita o acelera una reacción química incrementando su velocidad. Y dicho de una persona o cosa, es aquella que estimula el desarrollo de un proceso. Las últimas estadísticas de la Encuesta de Estructura Salarial de 2014 que sitúan