Prevención de incendios en los garajes comunitarios

Un incendio imprevisto en cualquier lugar siempre es peligroso, a veces incluso puede resultar mortal, pero los incendios pueden causar a menudo muchos más estragos y ser todavía más peligrosos cuando se producen en un garaje comunitario, pues de una forma u otra afecta a la seguridad de la comunidad.

Hay que tener en cuenta que los incendios que se declaran en un garaje, habitualmente tardan más tiempo en ser detectados que los que se declaran en el hogar, además de ser más violentos y propagarse con más rapidez.

Es importante recordar que una simple chispa en un garaje puede producir una explosión que destroce parte de la comunidad, por lo que se debe ser especialmente cuidadosos con los materiales y líquidos que se almacenan allí evitando aquellos productos corrosivos y fácilmente inflamables.

Productos y factores inflamables

Si bien es verdad que es mejor almacenar estos productos en los garajes que en casa, el almacenamiento debe hacerse de forma adecuada.

Líquidos inflamables

Es importante que la comunidad prohíba o restrinja al máximo el almacenamiento de estos materiales (gasolina, aceites, pinturas, bombonas de butano, etc.) en las inmediaciones de los coches.

Si, finalmente, la comunidad decide permitir su almacenamiento, debe de hacerse lejos de los coches, calentadores y, en general, de todo aquello que pueda desprender calor.

En los garajes debe prohibirse fumar, pues no hay que olvidar que millones de incendios se producen por una cerilla o un cigarro mal apagado.

Otro foco que puede dar lugar a la iniciación de fuego, es la instalación eléctrica. Hay que revisarla de acuerdo con lo establecido en la legislación y estar especialmente atento a cualquier deterioro que sufra. Siempre debe estar el cuadro eléctrico cerrado y señalizado.

Por último, existe la tendencia a colocar bombillas con mayor potencia de la recomendada, pero se correo el riesgo de comenzar un fuego eléctrico.

Desorden

Una de las tareas más sencillas que se deben tener en cuenta a la hora de prevenir un incendio en un garaje comunitario es mantener el orden y la limpieza. Bajo ningún concepto se debe almacenar basura o cartones, pues la basura está llena de productos inflamables y fáciles de prender.

También hay que asegurarse de que el garaje cuenta con las instalaciones de protección contra incendios adecuadas, de acuerdo con la normativa vigente. Así, por ejemplo, los extintores tienen que ser revisados periódicamente, al igual que los rociadores, detectores, etc. Estos medios de extinción siempre deben estar accesibles, libres de obstáculos y fáciles de localizar.

Gases

El monóxido de carbono es un gas mortífero que se encuentra habitualmente en los garajes. Es fundamental estar seguros de que los detectores instalados en las instalaciones funcionan correctamente, pasando las revisiones legales que marca la normativa.

Asimismo, los garajes tienen que estar tan ventilados como sea posible. Nunca se deben dejar los coches en marcha dentro de los garajes, ya que los coches emiten CO2 y si las puertas del garaje están cerradas, las personas pueden asfixiarse en un periodo corto de tiempo, provocándoles graves secuelas e , incluso, la muerte.

Por último, conviene también recordar que no se deben usar generadores eléctricos dentro de los garajes ya que estos producen altos niveles de monóxido de carbono.

La prevención de incendios en los garajes es fundamental, ya que son instalaciones que requieren unas precauciones y un mantenimiento adecuados para evitar desgracias personales y materiales.

Cómo prevenir incendios en los garajes comunitarios 

  • Hay que ser especialmente cuidadosos con los materiales y líquidos que se almacenan en el garaje evitando aquellos productos corrosivos y fácilmente inflamables.
  • La instalación eléctrica debe revisarse de acuerdo con lo establecido en la legislación.
  • No deben almacenarse basuras o cartones.
  • Deben contar con extintores, rociadores, detectores, etc.
  • Los garajes tienen que estar bien ventilados. Nunca se deben dejar los coches en marcha dentro de los garajes, porque emiten monóxido de carbono y las personas pueden asfixiarse en un corto periodo de tiempo y morir.
  • En los garajes, debe prohibirse fumar, pues muchos incendios se producen por una cerilla o un cigarrillo mal apagado.
The following two tabs change content below.
Carlos Martinez

Carlos Martinez

Presidente at IMF Business School
Desde 2001 es Director General del IMF Institución Académica y colabora como asesor con distintas empresas del IBEX 35. Es autor de libros como: Marco preventivo de la prevención de riesgos laborales, Curso Básico de Prevención de Riesgos Laborales, Gestión de la Prevención de Riesgos Laborales en la empresa, Coordinación de seguridad y salud en las obras de construcción, etc.

One Response

  • La prevención de fuegos es importante en cualquier espacio. En un garaje es importante debido a la potencial peligrosidad de los vehículos y líquidos inflamables que contienen. Es importante saber que todos los garajes están obligados a tener una instalación de extintores y otros sistemas contra incendios y además mantenerlos para su correcto funcionamiento. Normalmente suelen tener instalados extintores de polvo, de co2, detectores de humos, detectores de monóxido de carbono, central de alarmas, extractor de humo y la correspondiente señalización. La instalación puede variar en función de las dimensiones y las características del espacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *