Amazon
Iniciocadena de suministroRelevancia Estratégica del Uso de la Tecnología en los Sistemas de Logística
Sistemas de logística

Relevancia Estratégica del Uso de la Tecnología en los Sistemas de Logística

Como en todos los entornos de nuestra sociedad, los sistemas de logística han experimentado en los últimos años un importante avance que nos llevó desde aquel familiar “camión de reparto”, en que el conductor no solo era amigo de los vecinos, sino que a veces era uno de ellos, hasta nuestros días en que los grandes operadores logísticos no solo actúan en grandes naves de almacenamiento y distribución, sino que directamente procesan flotas aéreas y barcos que viajan por todo el mundo.

Los grandes operadores vs operador local en logística

Hoy en día los grandes operadores tratan de copar el mercado utilizando todo tipo de recursos donde la tecnología juega un papel primordial. El operador local se ve abocado a competir con grandes empresas internacionales que cuentan con abundantes recursos financieros y pueden hacer uso de otro factor muy importante: La economía de escala.

No es lo mismo afrontar el coste de desarrollo de un sistema de gestión logística para actuar en un territorio limitado, que implica al mismo tiempo recursos limitados, que crear soluciones que se podrán utilizar en distintos países, lo cual permitirá reducir el coste unitario a una cantidad muy moderada.

La única forma que tiene el operador local, la empresa nacional, para competir con esas grandes multinacionales del sector es encontrar los proveedores de tecnología que tengan la vocación inversora que ayude a la creación de aplicaciones y soluciones de alto nivel, pero cuyos costes puedan ser diluidos a través de la venta de muchas licencias en diferentes empresas.

¿Cómo mejorar nuestros sistemas de logística?

Las áreas de mejora, donde se pueden reducir costes y mejorar las operaciones para ganar tiempo y con eso mejorar el servicio son múltiples. Una operación en planta (“Waterhouse”) puede ser optimizada mediante palets que incorporen códigos de barras, uso de dispositivos tipo “tables” y las conexiones de red (wifi) correspondientes, teniendo por detrás la correcta aplicación informática de gestión de almacén. Años atrás esto solo era posible mediante equipos de radio frecuencia y otros dispositivos de coste muy elevado. Hoy el hardware y software necesario está disponible por unos precios muy asequibles.

Parece lógico pensar que los que ya usan equipos anticuados se planteen una sustitución que les ahorre coste de mantenimiento y ejecución. Sin embargo, donde hay aún muchos operadores que aún están atrasados es en la generación de los documentos de entrega y la captura posterior de esos documentos con la firma del destinatario final y su aprobación o disgusto sobre el paquete recibido.

Actualmente se pueden encontrar en el país muchos sistemas diferentes de gestión. Desde el anticuado sistema manual de operación y gestión de documentación hasta el “freaky” que solo usa un dispositivo manual donde no hay ni tan siquiera posibilidad de firma del cliente final y, por lo tanto, el cliente se ve abocado a no poder manifestar ni su desagrado por el servicio ni por el material recibido. Las compañías más conscientes usan sistemas que van desde lo antiguo a lo medianamente moderno, pero sí tienen capacidad de hacer un seguimiento completo de las operaciones y las entregas.

Parece lógico pensar que lo correcto es avanzar de manera controlada poniendo en funcionamiento sistemas desarrollados que permitan un absoluto control de gestión en planta, el proceso de entrega y la posterior captura de la información de retorno, sin olvidar algo que cada día es más importante: el proporcionar al cliente información en “tiempo real” sobre su entrega, vía Internet. Dicha información podría cubrir incluso desde el momento de salida de la mercancía desde el centro de distribución y el posterior seguimiento de la ruta del camión de reparto. Evidentemente cada uno deberá́ valorar qué información le interesa proporcionar a sus clientes.

Existen casos en que el tipo de mercancía puede aconsejar o requerir otro tipo de control o seguimiento en el proceso de entrega. Por ejemplo, ese es el caso de los productos perecederos. Dicho tipo de productos debe mantener su ciclo de congelación o temperatura de manera constante y no pueden permitir que esta sufra alteraciones importantes que puedan producir daños graves en su calidad. Por este motivo, a veces forzado también por el nivel de servicio contratado, se hace necesario disponer de un sistema de seguimiento en tiempo real de la temperatura de la carga del camión de reparto. Tales sistemas de control, integrados en el sistema de gestión de la información y documentos, deberían permitir a la empresa proporcionar a sus clientes una completa y detallada información sobre las circunstancias en que una determinada mercancía ha sido transportada. Hoy es posible disponer de todos estos sistemas por una fracción del coste que habrían tenido hace pocos años atrás. Esto es positivo para el operador logístico, pero el mismo tiempo aumenta sensiblemente los servicios que los clientes demandan porque ellos también disponen de la información que les indica que tales controles son realizables por un coste muy razonable.

¿Cómo afrontar las nuevas tecnologías?

Sin duda alguna, la verdadera avalancha de tecnología disponible abre un sin número de nuevas posibilidades, pero al mismo tiempo crea la necesidad de integrar esas tecnologías y aquí́ surge el dilema habitual: ¿Aplicación hecha en casa o compra de soluciones profesionales? Durante nuestros más de 25 años en el mercado hemos visto muchas empresas, de todos los tamaños, que han tenido que tomar una decisión estratégica. No tenemos duda en afirmar que las que han optado por el “todo hecho en casa” han terminado teniendo serios problemas que se resumen en unos fracasos muy concretos: Incapacidad de evolucionar con el mercado, dependencia extrema de algunos empleados que en algunos casos ha derivado en verdaderos chantajes y la necesidad de volver a replantearse la situación al cabo de pocos años cuando la continuidad de esos sistemas era ya inviable pero eso después de asumir grandes costes y un daño importante en las finanzas, la operatividad y en general en la calidad de la empresa.

La conclusión lógica es que el operador debe seleccionar uno o más socios estratégicos para crear un ambiente de confianza y colaboración que permita afrontar el futuro con los mejores recursos tecnológicos.

 

Juan Carlos Olivares

 

 

Juan Carlos Olivares
Director de Desarrollo de Negocio
DocPath

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
El Blog de IMF Business School
Equipo de colaboradores del Blog de Logística, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster en Dirección Logística y de la Cadena de Suministro de IMF Business School.
Comentarios
  • Avatar

    Interesante articulo

    13/12/2018
  • Avatar

    Buenas tardes.

    Excelente articulo. Muchas Organizaciones todavía tienen cierto temor a la Tecnología y mucho mas si se conversa sobre el tema de transformación digital, por ejemplo. Este TSUNAMI tecnológico, ya esta aquí y dependerá de cada empresa su visión de crecimiento en el tiempo y su adaptabilidad a ello. Lo que si es seguro: Empresas que no este acopladas a las tendencias tecnológicas y no despierten de ese letargo del pasado, estarán en aprietos y si no reaccionan rápidamente, irán desapareciendo de los entornos comerciales e industriales poco a poco.

    Saludos cordiales

    13/12/2018

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 4,54 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Relevancia Estratégica del Uso de la Tecnología en los Sistemas de Logística

Ven y conoce cómo usar la tecnología en los Sistemas de Logística como una forma de mantener la relevancia estratégica de tu negocio.