Inicio » Gestión de Proyectos » Millennials, el futuro de la profesión

Millennials, el futuro de la profesión

Sería conveniente en primer lugar definir qué son los Millennials, son aquellos nacidos entre 1982 y 1996
aproximadamente, justo después de la generación Boomer. A diferencia de sus predecesores, han encontrado
un mercado laboral precario y con un alto grado de incertidumbre obligándoles a aceptar condiciones laborales
no tan buenas (por no decir deplorables a veces), en especial en torno a los años del periodo de crisis de los
años 2008-2009.


Actualmente, gobiernan el mercado laboral ya que se han incorporado a las empresas paulatinamente desde
principios de siglo. Tanto es así que el 60% de las ofertas de trabajo actuales están orientadas a jóvenes de este
grupo, y no solo eso, el 74% de los puestos de gestión y supervisión en las empresas están ocupados hoy en
día por Millennials.

Características de los Millennials


Entre todas las características que los identifica, podemos remarcar la gran maestría en el uso de las
tecnologías. Aproximadamente el 60% de los puestos de informática está ocupado por Millennials, esto ayuda
a darse cuenta de la ventaja que les otorga respecto a otras generaciones, ya que les acompaña desde su
nacimiento y les ha ayudado a desarrollarse enormemente en términos de desempeño en este sector.
Pero si nos paramos a estudiarlos más detenidamente no solo encontramos ventajas en términos de desempeño
tecnológico, a nivel de aprendizaje han superado con creces los valores de las curvas de aprendizaje de sus
predecesores dada la cada vez mayor exigencia de los mercados globales, forzándolos así a desarrollar un
mayor número de Skills en menos tiempo y buscando así satisfacer las cada vez más restrictivas exigencias de
las empresas.


La conjunción de ambas (entendidas como la unión de la maestría tecnológica y la alta capacidad de
aprendizaje) hace de ellos el futuro del Project Management, no solo en lo que se refiere a los procesos de
gestión, sino más bien en términos de comunicación. El uso de apps y diversos softwares que permiten el
intercambio de información de manera simultánea, las redes sociales, e incluso la posibilidad de realizar
encuestas de seguimiento en directo en las que pueden participar empleados de cada región del planeta sin
necesidad de programar reuniones, hace que su entrada en la empresa no pase desapercibida.

Generación Millennial en el entorno laboral

Por no decir que nos encontramos con una generación que ha superado la barrera lingüística de sus
predecesores, hablan dos y a veces tres idiomas (éste último es mi caso) facilitando así la movilidad
internacional y la comunicación con otras sedes, que por otra parte es fundamental para mantener alineados
los proyectos con la estrategia empresarial, convirtiéndolos en importantes recursos humanos en el seno de las
empresas y organismos públicos.


No soy el único que lo piensa, Robyn Tingley había ya anunciado en el pasado la
importancia de la inclusión de la tecnología en las comunicaciones, dichos recursos en las empresas son
esenciales para adaptarse a las necesidades de mercado y a las cada vez más restrictivas exigencias de los
clientes, ayudando así a entregar un producto de mayor calidad y facilitando la participación constante de
Sponsors y Stakeholders en el desarrollo de los proyectos. A su vez, ayuda a controlar (y medir) de manera
automatizada y efectiva dicha participación.


Agregar un Millennial no solo aporta conocimientos y capacidades a las empresas, también exigen por parte
de éstas un cierto de nivel de compromiso con su satisfacción personal, esta generación, a diferencia de las
anteriores, prefiere entornos de trabajo motivadores, en los que la formación y crecimiento sean posibles.

No se contentan con desarrollar su normal actividad en la empresa, tienen deseos de desarrollarse y piden a la
empresa tanto como aportan. Están orientados a la consecución de objetivos entre los que figuran una
formación continua, un buen balance entre trabajo y vida personal, y sin duda alguna, llegar a puestos de mayor
responsabilidad.

Nuevas tecnologías en los Millenians

Por todo lo enunciado hasta ahora, el futuro de la dirección de proyectos se encuentra en la mano de los
Millennials que en breve llegarán no solo a los cargos gerentes, sino también a los de dirección empresarial.
Entre los posibles cambios que podemos esperar, en primer lugar, está la introducción de nuevas tecnologías
en las empresas
más reticentes en este aspecto. Como ya hemos dicho, los Millennials han crecido y se han
desarrollado con ella, por lo que la implementación de las más punteras sería de esperar.

No solo esto, podría darse una verdadera competición empresarial por la adición de las más innovativas, y por
ver quien consigue integrarlas de la manera más eficiente y funcional en los menores tiempos posibles (será la
edad dorada de los gestores de proyectos informáticos)

Por otra parte, el pensamiento joven está más alineado con las tendencias actuales en el mercado, y se acercan
más a los pensamientos y modos de las nuevas generaciones, esto proporciona a los Millennials una ventaja
en lo que respecta a la inserción en altos cargos, que se verá reflejada dentro de poco siguiendo las tendencias
actuales.

Pero no se puede obviar que la falta de experiencia es un problema, sobre todo cuando se ocupan cargos de
alta responsabilidad, en los que se pueden tomar decisiones que afectan a toda una organización. Sería
necesario por ello, que los jóvenes se “aprovechen” de sus antecesores. Una correcta unión y seguimientos por
parte de los “Seniors” les ayudaría a adquirir las competencias necesarias para el correcto desempeño del deber.
Estas son adquiridas mediante el desarrollo de la propia actividad (aquí entra en juego la transmisión de
conocimientos, mentoring…) y las deberán aprender de sus predecesores.

Conclusión

Esta unión Boomers-Millennials hace de las empresas centros de desarrollo y transmisión de conocimientos
equiparables a las universidades, en los que no solo se aprenden todos los aspectos teóricos de una profesión,
se convierten en centros de formación de líderes, donde la búsqueda constante de efectividad, y el aprendizaje,
hacen nacer un proceso altamente eficaz y acelerado.

En mi opinión, la inserción de los jóvenes a los puestos de poder podría suponer una mejora en diversas áreas
de la dirección de proyectos/empresas. Tenemos tanto que aportar en muchos sentidos y pocas personas que
nos escuchen, a veces por falta de experiencia, a veces porque nuestras ideas no entran en los estándares
clásicos. Pero, una cosa está clara, llegaremos antes o después para revolucionar el mundo y actualizarlo a una
versión mejor de sí mismo, sin olvidar la importancia de los conocimientos que los actuales directores deberán
encargarse de transmitirles para el correcto desarrollo de la actividad.

Pedro Maldonado Infante, Alumno del Máster en Gestión de Projectos – Project Management en IMF Smart Education.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores, colaboradores y alumnos con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Millennials, el futuro de la profesión

La generación de Millennials son los hijos de la tecnología, la generación de Youtube, los máximos exponentes del nuevo milenio ✅