Amazon
InicioResponsabilidad Social CorporativaResponsabilidad Social Empresarial , ¿qué es y por qué es importante?
responsabilidad-social-empresarial-que-es Responsabilidad Social Empresarial , ¿qué es y por qué es importante?

Responsabilidad Social Empresarial , ¿qué es y por qué es importante?

Últimamente el término “Responsabilidad Social Empresarial (RSE)” está teniendo una importancia muy relevante en las empresas debido a que influye posivamente en la reputación de la misma y mejora las relaciones con los stakeholders.

¿Qué es la Responsabilidad Social Empresarial?

Definiremos la Responsabilidad Social Empresarial como “la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores”.

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC), también llamada Responsabilidad Social Empresarial (RSE), se refiere a una serie de compromisos, deberes y derechos, tanto éticos como jurídicos, que tienen que ver con las diversas actividades que desempeñan tanto las empresas, como los organismos, ya sea a nivel local, regional, nacional o internacional.

Muchas son, las definiciones que se han dado sobre la Responsabilidad Social, pero todas coinciden en que bajo este concepto se engloban un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión empresariales que persiguen un nuevo equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental.

Marco Internacional de la Responsabilidad Social Empresarial

Los conceptos de Responsabilidad Social Corporativa aparecen en los Estados Unidos de América durante la década de los 50 y sobre todo durante el conflicto con Vietnam y también a raíz de fenómenos como el Apartheid o el creciente poder de algunas compañías multinacionales.

En Europa, el espíritu del mayo francés del 68 resulta decisivo para la toma de conciencia respecto a las consecuencias y responsabilidad de la sociedad occidental en el desarrollo global.

Es fundamentalmente durante la década de los 90, cuando la sociedad comienza a pedir cambios en los negocios y una mayor implicación del entorno empresarial en los problemas sociales.

Uno de los principales documentos de referencia en materia de RSC, es el Pacto Mundial, iniciativa lanzada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), presentada en enero de 1999 por el entonces secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

Esta iniciativa supone un proyecto internacional de unir a las empresas del mundo con las agencias de Naciones Unidas y la sociedad civil y laboral. A nivel europeo, la RSE se sitúa en la agenda de prioridades políticas de la UE.

La Comisión de las Comunidades Europeas publica el Libro Verde sobre RSE, tratando de dar respuesta al objetivo marcado de “llegar a ser la economía del conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de crecer económicamente y de manera sostenible con más y mejores empleos y con mayor cohesión social”.

Marco Nacional en RSE

En España, el Pacto Mundial de Naciones Unidas ha tenido una gran acogida entre empresas, sindicatos, entidades educativas y ONG.

El mayor número de adhesiones de empresas españolas se realizó a partir del año 2002, gracias al movimiento puesto en marcha por la Fundación Rafael del Pino.

El 9 de febrero de 2005 se crea en el Congreso una Subcomisión Parlamentaria para potenciar y promover la responsabilidad social de las empresas, como colofón a su trabajo, el Congreso aprobó -por unanimidad de todos los grupos políticos- un informe de conclusiones y recomendaciones, conocido como el Libro Blanco de la RSE; primer documento de este tipo aprobado en Europa por un parlamento nacional.

El foro de Expertos en RSE

En marzo de 2005 se constituye El Foro de Expertos en Responsabilidad Social Empresarial, culminando sus trabajos en julio 2007 con el Informe “Las Políticas Públicas de fomento y desarrollo de la RSC en España”.

El documento fue aprobado el 27 de junio de 2006 y publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales el 31 de julio de 2006.

Recomienda que la política pública de desarrollo de la responsabilidad social de las empresas se componga de normas que fomenten iniciativas voluntarias de prácticas empresariales responsables y acuerdos y medidas legislativas que contribuyan a favorecer las conductas responsables de los actores económicos.

Consejo Estatal de RSE

En noviembre del 2008 se crea el Consejo Estatal de RSE (CERSE), para tratar de avanzar el proceso de promoción de la RSE en las organizaciones españolas, tanto públicas como privadas.

Es un órgano adscrito al Ministerio de Trabajo e Inmigración que tiene un carácter “asesor y consultivo”.

Está encargado del impulso y fomento de las políticas de Responsabilidad Social de las Empresas y se constituye en el marco de referencia para el desarrollo de esta materia en España.

El Código del Buen Gobierno, los Códigos Olivencia y Conthe, la “Ley de Igualdad”, el “Plan Concilia”, y la incorporación de cláusulas sociales en las contrataciones públicas son ejemplos que ponen de manifiesto el esfuerzo realizado en los últimos tiempos en esta materia, por el Gobierno de España.

Empresas españolas a la vanguardia en RSE

Una veintena de empresas españolas se encuentran a la vanguardia en responsabilidad social y sostenibilidad:

Se trata de Telefónica, Inditex, BBVA, Bankia, CaixaBank, Enagás, Banco Santander, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, REE, Indra, Ferrovial, Mutua Madrileña, Mapfre, Grupo Siro, Calidad Pascual, Eroski, El Corte Inglés, Grupo Damm, Telepizza y Once y su fundación.

También sabemos que nueve de cada diez grandes empresas españolas reportan sus políticas de RSC en sus informes anuales y un 29% reconoce el impacto del cambio climático en su negocio, pero no lo cuantifica.

Estos datos demuestran que “la responsabilidad social empresarial en España ha evolucionado a buen ritmo durante los últimos años”.

El pacto mundial por la Responsabilidad Social Empresarial

El Pacto Mundial propone aprovechar la fuerza de la acción colectiva para fomentar la responsabilidad cívica de las empresas de modo que éstas puedan contribuir a la solución de los retos que plantea la globalización.

El Pacto Mundial tiene entre sus objetivos conseguir un compromiso voluntario de las empresas en RSC, por medio de la implantación de DIEZ PRINCIPIOS basados en derechos humanos, laborales, medioambientales y de lucha contra la corrupción.

Hoy participan en el Pacto Mundial empresas de todas las regiones del mundo, organizaciones internacionales de trabajadores y organizaciones de la sociedad civil.

Objetivos complementarios del Pacto Mundial por la RSE

Resumiendo, el Pacto Mundial, que se define como una iniciativa voluntaria de civismo empresarial, persigue objetivos complementarios:

  • Lograr que el Pacto Mundial y sus principios formen parte de la estrategia y de las operaciones de las empresas.
  • Facilitar la cooperación entre los principales grupos participantes promoviendo las relaciones de colaboración en apoyo de los objetivos de las Naciones Unidas.

El Pacto Mundial actúa como una red.

Su núcleo lo constituyen la Oficina del Pacto Mundial y cuatro organismos de las Naciones Unidas: Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos; Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente; Organización Internacional del Trabajo y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Red Española del pacto Mundial en la Responsabilidad Social Empresarial

El lanzamiento del Pacto Mundial se da a conocer por primera vez en España, a través de la Fundación Rafael del Pino, se adhieren las primeras 135 entidades españolas.

En el año 2008 esta Asociación cambia de nombre, denominándose en la actualidad RED ESPAÑOLA DEL PACTO MUNDIAL DE NACIONES UNIDAS.

Actualmente se han adherido al Pacto mundial, más de 8.000 Entidades de 130 países. De estas empresas 1.100 son españolas, lo que representa el 14% sobre el total.

De estas empresas españolas, el 44% son grandes empresas, el 37% PYME y el 19% restante, son microempresas.

La adhesión al Pacto Mundial es una iniciativa voluntaria, de compromiso ético, destinada a que las entidades de todos los países acojan como una parte integral de su estrategia y de sus operaciones, principios de conducta y acción en materia de Derechos Humanos, Derechos Laborales, Derechos Medioambientales y lucha contra la corrupción.

¿Por qué es importante la RSE?

Las mejoras que conseguimos con la adopción de esta medida son enormes para nuestras corporaciones y compañías:

1) Mejoramos la imagen de la marca, que es una de las principales ventajas de la RSC, ya que la incorporación de prácticas socialmente responsables contribuye a que los negocios se ganen la aprobación tanto, de consumidores como de colaboradores, que valoran cada vez más la preocupación por la ética empresarial.

Gracias a ello, las organizaciones ganan en credibilidad y sus productos se diferencian con respecto a la competencia.

2) Fidelización. Por los mismos motivos, socios, clientes y proveedores se muestran más a favor a tratar con las marcas que practican la RSE. Así, aumentan los índices de compradores recurrentes a los que les mueve el compromiso de la compañía con su entorno.

3) Mayor productividad, la mayor motivación de los trabajadores junto con los índices de satisfacción y llevan a un aumento de la productividad y de su eficiencia, que repercute de forma positiva en los resultados de las empresas.

4) Atracción y retención del talentolos trabajadores también se sienten cada vez más atraídos por las empresas con este tipo de compromiso.

Los índices de satisfacción de las plantillas en los negocios socialmente responsables son elevados y permiten una mayor estabilidad y compromiso de nuestros empleados.

5) Mejora de la eficiencia, dentro de los muchos aspectos que implica la responsabilidad social se encuentra el cuidado del medio ambiente, que permite a las organizaciones reducir partidas como su consumo energético o de papel.

En la actualidad podemos ver ya empresas en los que el papel, se usa de forma muy residual.

6) Facilita el acceso a financiación, una imagen socialmente responsable, así como el cumplimiento de algunos estándares, contribuyen a que las compañías puedan acceder a financiación en mejores condiciones y solicitar ayudas específicas para negocios socialmente responsables.

Por estos motivos la RSC no puede ser vista como acciones específicas, sino que debe ser un concepto integrado en la empresa, que abarque todas las dimensiones de esta. Así las empresas deben tratar de realizar acciones y políticas para que los productos o servicios sean responsable tanto social como medioambientalmente.

Las empresas que adoptan la RSE

Las empresas que adoptan la RSE, son:

Responsables medioambientalmente

Todas las actividades que realizan las empresas tienen un impacto sobre el medio ambiente, por este motivo, deben tratar de optimizar sus recursos y reducir, en la medida de lo posible, su impacto.

Realizar acciones que ayuden a frenar el cambio climático, invertir en i+D+i para que los distintos procesos sean más sostenibles e incluso impartiendo formación a sus empleados para que realicen sus prácticas de forma más sostenibles, pueden ser buenas medidas.

Responsables con la sociedad

Agrupa a todas las medidas enfocadas a aportar un impacto positivo en la sociedad, más allá de la actividad empresarial de la entidad.

Realizar acciones de voluntariado, subvencionar actividades o apoyar y fomentar el empleo y la educación son algunas de estas acciones. La mayoría de las empresas, además, demuestran con acciones destinadas a la comunidad y a la sociedad su preocupación por la misma.

Responsables con los trabajadores

Agrupa todas las medidas que la empresa realiza para el bienestar de sus empleados, como pueden ser las políticas de retención del talento o de conciliación laboral.

Responsables en el mercado

Actualmente no solo vale con que la compañía realice su actividad empresarial, la empresa deben garantizar la calidad de su producto, fomentar el consumo responsable de los mismos y mantener siempre una buena relación tanto con sus clientes como con sus proveedores.

Además, los usuarios están demandando cada vez más, políticas de transparencia en todos los ámbitos de la empresa.

Juan Francisco Aycart Perez, tutor del Máster en Dirección y Administración de empresas (MBA) en IMF Business School.

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
mba-336x280 Responsabilidad Social Empresarial , ¿qué es y por qué es importante?
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Responsabilidad Social Empresarial ¿qué es y por qué es importante?

La Responsabilidad Social Empresarial está teniendo una importancia muy relevante en las empresas debido a que influye posivamente en la reputación.