Amazon
InicioActualidad laboralSi queremos prevención, empecemos por lo básico

Si queremos prevención, empecemos por lo básico

Hoy en día convivimos con las ISO, las OSHAS, la RSC y gran cantidad de normas que pretenden que nuestro trabajo sea más seguro, más respetuoso con el medio ambiente  más comprometido con el entorno laboral y con la igualdad de género y oportunidades. Magnífico, pero ¿cuántas veces, en empresas en las que hemos trabajado o visitado por alguna razón, nos encontramos con que todo ello solo se plasma en un bonito cuadro o panel, donde se enmarca la política correspondiente de tal norma? ¿No es triste, no es incoherente? ¿Por qué nos quedamos simplemente en esa imagen? ¿No has entrado nunca en una empresa en la que en los primeros metros impera el orden y la limpieza y luego da miedo llegar al fondo de la nave, ya que parece el decorado de una película postapocalíptica?

Situaciones así son, por desgracia, cotidianas y no se arreglan pagando a una consultoría, a una certificadora o a un servicio de prevención ajeno para que cubra el papeleo y todo quede “legal”, hasta que un día sucede aquello que tanto se ha sistematizado para evitar y se materializa el accidente, con más o menos consecuencias.

¿Tan difícil es implementar unos hábitos desde el principio para los nuevos trabajadores? ¿Tan difícil es actualizar los conocimientos de los veteranos? Yo creo que no, y en mi opinión la clave está en empezar por cosas básicas y sencillas, buscar unos buenos hábitos y evitar imponerlos, hacer que la gente participe y se sienta parte del sistema preventivo de la empresa y que de verdad vigile por su seguridad y la de sus compañeros.

Veamos algunos ejemplos:

Orden y limpieza: es lo básico, si uno es limpio en su casa, ¿por qué no serlo en su lugar de trabajo, donde pasa buena parte de su vida? Parte de los accidentes suceden por la falta de orden y limpieza y de nada sirve tener un servicio de limpieza si los trabajadores no se conciencian de que si hacen su trabajo de modo eficiente, limpio y ordenado ahorrarán tiempo y dinero y aumentarán la seguridad en la empresa. A veces algo tan sencillo como una correcta colocación de las herramientas con tableros o cajas adecuadas o separar los residuos y llevarlos a su contenedor hará que el ambiente de trabajo sea más adecuado. Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar. Sí, es cierto, es la metodología de las 5 S´s, ¿por que no aplicarla en prevención?

Uso de máquinas y equipos: la legislación, esa eterna desconocida, nos repite una y otra vez que para usar muchos equipos y máquinas es necesario tener autorización, formación e información. Entonces, ¿cuántas veces vemos a muchos operarios con la carretilla, la plataforma elevadora, el puente grúa… sin estar autorizados? ¿Es culpa de ellos, del encargado, de Recursos Humanos, del de prevención? No busquemos culpables, busquemos soluciones: que lo usen las personas designadas y que se formen y autoricen en número suficiente para suplir bajas o excesos de carga de trabajo. Además, es necesario que la formación para su uso sea práctica y explicándose el porqué de las medidas de seguridad y de los riesgos asociados, y no con soporíferas charlas o vídeos de dudoso valor didáctico.

Formación adecuada a las necesidades: ¿por qué hay profesionales de la formación que parece que dan un curso de directivos para operarios, y viceversa? Es decir, ¿de verdad al operario le interesa que le citen textualmente el RD 486 o el RD 485? Lo que le interesa es hacer su trabajo seguro y de acuerdo a las normas y que no le llenen la cabeza con referencias legislativas, que lo único que harán es que desconecte, ponga su sintonía musical interior y piense en la lista de la compra que tiene que hacer antes de llegar a casa.

Romper viejos mitos y costumbres: como técnico de prevención debes poder transmitir al trabajador que no pones en duda sus conocimientos a la hora de hacer su trabajo, pero que si estás ahí es para ayudarlo a hacer su trabajo más seguro sin que eso le haga perder tiempo. Recuerdo una anécdota de un curso de carretillas elevadoras, en la cual un alumno, al día siguiente de una de las clases, me comentaba que gracias a que les había repetido insistentemente que vigilasen a la hora de depositar la carga en las estanterías y que no lo hiciesen de un modo mecánico y brusco para evitar caídas de objeto al vigilar la maniobra, evitó poner la carga en una estantería que no estaba en condiciones y que podría haberle caído encima.

Las normas están para cumplirlas: fumar mientras se suelda, no llevar el cinto en la carretilla, no usar el arnés en la plataforma, no son medidas por fastidiar, son razones lógicas que mucha gente dice que no hace porque nunca le ha pasado nada, hasta que pasa, y cuando pasa se queda inválido o se muere o se mata a un compañero. Si fumo mientras sueldo, ¿estoy sin máscara? Si voy en la carretilla sin cinto y esta vuelca, ¿salto para el otro lado? Mi amiga la inercia no me va a dejar. Y si no me pongo el arnés en la plataforma, en caso de vuelco, lleve o no lleve, me caeré, pero al menos sin salir de la cesta, al llevar el arnés. Circulando con ella en posición elevada, al pasar por un bache evitaré caer de la cesta debido al salto, al llevar el arnés.

Formar no solo al empleado: también al empleador, para que se dé cuenta de las consecuencias y coste de la no prevención y de la mítica frase de “el trabajo hay que hacerlo como sea”. Trabajar sin seguridad no es más rápido, si sucede algo es mucho más lento y costoso para todos: se pierden o dañan vidas, se pierden contratos, se reciben multas, se pierde producción y maquinaria.

Hay muchos más ejemplos, pero lo importante es pensar que la prevención debe ir aparejada a hacer bien nuestro trabajo sea el que sea, debe formar parte de nuestro día a día, de nada vale mirar para otro lado y pensar que los accidentes ocurren por mala suerte.

Damián Cuadrado Rodríguez es formador y consultor en diversas áreas relacionadas con la Prevención de Riesgos Laborales, Calidad y Medio Ambiente, con amplia experiencia en auditorías energéticas y evaluaciones de impacto ambiental en canteras y minicentrales hidroeléctricas para diversos clientes. Además, es formador registrado en SIFO, con más de 4.600 horas de docencia impartidas en diversas materias como conducción eficiente, buenas prácticas medioambientales, gestión de residuos y productos peligrosos, manejo de carretillas y plataformas elevadoras y prevención de riesgos en diversos sectores y puestos.

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
logo_blogs_avatar-80x80 Si queremos prevención, empecemos por lo básico
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.
Comentarios
  • Avatar

    Realmente muy interesante, por que resume (de forma limpia y ordenada)lo más importante, lo que debe hacerse primero y que no suele hacerse nunca.

    La productividad parece algo muy sencillo y evidente, parece que se trata de hacer las cosas muy rápido y durante muchas horas pero las apariencias engañan.

    Aparte de los acidentes e incidentes, que en algún trabajo obligaban a parar la cadena y a todos los trabajadores casi todos los dias (esto lo he vivido) el desorden y la suciedad afecta mucho a la producción.

    Un ejemplo: intento encajar una pieza, que entra mal, parece que pasa mucho tiempo, que me canso y que me puedo lesionar, pero cuando camino dos pasillos y unas escaleras con una pieza como a cada paso avanzo se me pasa rápido el tiempo. Pero cogí un reloj y medí el tiempo encajar la pieza lleva pocos segundos y moverla dos minutos y medio, estaba equivocado.

    El orden y la limpieza afecta mucho a la producción, a la salud, a la seguridad, no es una chorrada bonita pero sin valor, las grandes empresas se preocupan por ella por que es rentable.

    !!!EL MEJOR EJEMPLO!!! (hipotético que a veces la realidad no es sufiente)

    UN SUPERJEFE PREOCUPADISIMO (por la producción) entonces el
    ENCARGADO PREOCUPADISIMO (por la liga de futbol y quedar bien con el jefe) contrata al mejor experto, el más rapido en repartir cosas (un camarero cojo desde hace 40 años).
    CAMARERO- Hola jefe!! de primero solo queda despedir encargado por desorden,
    d segundo enanos con buen cafe que saltan chatarra pies sin tocar gancho puente grua o limpieza pero mejor tarda en salir
    ENCARGADO- Mejor limpiamos y no hace falta despedir a nadie
    CAMARERO- De primero no hay para elegir y si encuentran un pie es mio.

    02/05/2013

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Si queremos prevención, empecemos por lo básico |

Es necesario empezar por lo básico si queremos prevención, hacer que la gente participe y se sienta parte del sistema preventivo de la empresa.