Amazon
InicioBúsqueda de empleo6 cosas que no debes decir en una entrevista de trabajo
no-decir-entrevista-de-trabajo 6 cosas que no debes decir en una entrevista de trabajo

6 cosas que no debes decir en una entrevista de trabajo

Cuando por fin has conseguido la llamada esperada, confirmando que tienes una entrevista de trabajo, tienes que ir a celebrarlo. Pero después, no te olvides, no te creas que con aprenderte tu CV vas a deslumbrar al que te entreviste. Recientemente te contaba en otro post, qué puedes preguntar en una entrevista de trabajo. Pero hoy te voy a contar aquellas cositas que ni por asomo, debes decir en la entrevista.

Te aseguro que con una frase te cargas de lleno la entrevista. La persona que tienes delante no te conoce. Y tienes un rato para, sin mentir, mostrar aquello que conecte con ellos.

¿Qué no puedes decir o preguntar en una entrevista de trabajo?

Hay una serie de frases, preguntas o comentarios que van a hacer que la persona de Recursos Humanos que lleva el proceso de Selección, olvide que eres un crack en lo que había hecho que te llamara.

No mientas

Eso es muy feo, me decía mi abuela. Y es verdad. Cuando intentas conseguir un trabajo, la entrevista es la oportunidad que tienes para brillar, para que se vea el brilli brilli del bueno que tienes. No hagas que sea brilli brilli a secas. Las mentiras lo son. Hacen que parezcas algo que en realidad no eres. Y si una persona cree algo de lo que has dicho en una entrevista y te contrata, quiere ver eso todos los días. Si no eres en realidad así o no tienes eso que has dicho que tienes, se te va a ver el plumero. Y ahí, pierdes toda tu credibilidad. Es algo difícil de recuperar. Tenlo en cuenta en una entrevista porque consigues mucho más con la verdad, siendo honesto y argumentando desde tu naturalidad.

No hables mal de jefes o anteriores trabajos

Si mentir es feo, hablar mal de alguien o de tu trabajo, ni te cuento. Mi abuela decía que eso era de cotillas, y ¿quién quiere a un cotilla en su equipo? Al final, tienes que empatizar, y ahí tendrás mucho recorrido hecho. Contar que tu jefe era malo, que no era competente, que no te trataba justamente o que era un inútil no es una buena carta para jugar. Puedes tener razón en que esa persona no era el mejor líder con el que te has topado pero, y ahora te cuento el gran secreto: la persona de Recursos Humanos que te está haciendo la entrevista, lo sabe. Es decir, ¿quién no ha tenido que lidiar con jefe de los que dan ganas de tirar a la basura? ¿Crees que te beneficiará contarlo? No. Lo que se verá es tu poca discreción. Es difícil no extrapolar esa característica al hecho de imaginarse qué harías dentro de la organización. Y eso va también asociado a hablar mal de compañeros, empresas, etc. Siempre puedes decir las cosas de maneras que queden implícitas y darle una vuelta positiva. Ese mensaje sí que es aportar valor.

No digas que no tienes defectos o que ahora mismo no recuerdas ninguno

Si no tienes ningún defecto, malo. Si no lo recuerdas, malo. No puedes presentarte a una entrevista de trabajo, sin haber hecho los deberes. Como ya he dicho, no se trata de memorizar tu CV. En una entrevista tienes la oportunidad de que te conozcan, y para eso debes conocerte tú primero. Haz un ejercicio muy bueno para tener respuesta a esa dichosa pregunta: elabora una lista en casa, tranquilo y donde puedas concretar qué cosas mejorarías de ti, pero no solo las nombres. Debes asociarlas a experiencias, a momentos en los que además puedas acompañarlas de aprendizajes. Si no te sale nada, pregunta a tu familia y amigos, te aseguro que te aportarán mucha información. Estás diciendo la verdad, nombrando algún defecto y además estás viendo una oportunidad de mejora. Ahí es donde eres tú y donde ganas mucho más.

No preguntes qué hace esa organización

Insisto en lo de hacer los deberes. No vayas a una entrevista de trabajo, sin saber a quién tienes delante. Si es importante conocerte a ti, también lo es conocer con quien estás hablando. Más aún si quieres trabajar allí, es una demostración de interés. Por lo tanto, antes de entrar en ese edificio debes tener claro, a qué se dedican, qué hacen exactamente y date unas vueltas por su web, familiarízate con su cultura, busca información sobre ellos en la red, pide opiniones, investiga. Si te preguntan sobre ellos, podrás con tu información demostrar que realmente no solo eres un CV, te importa dónde puedes trabajar y eres alguien que no se queda sentado esperando que le informen.

No hables de algo que no sepas de verdad

Si vas a contestar sobre cualquier cosa, con un “si” sin tener previsto que tras tu respuesta, puede venir un “detállalo con un ejemplo” y ese “si” debería ser un “no mucho”, ve preguntando dónde está la salida. Al final, como ves, se trata todo el rato de ser coherente. No vas a lucirte por hacer ver que sabes algo. Lo harás cuando lo demuestres. Muchas veces, los candidatos creen saber lo que la persona que le está haciendo la entrevista de trabajo, quiere oír. Pero te aseguro que se obtiene mucha información de respuestas monosilábicas y sin más argumentos. Asegúrate de decir la verdad en primer lugar, y después ten ejemplos, detalles que verifican lo que acabas de decir.

No preguntes qué tal lo has hecho

Cuando acabe la entrevista de trabajo, nunca preguntes “¿qué tal he estado?”, “¿cómo lo he hecho?”, “¿hay muchos candidatos más?”, “¿tengo posibilidades?”. Piensa que la entrevista no acaba hasta que te has ido de allí. Todo lo que digas o hagas forma parte de ella, incluso tu llegada y tu despedida. No subestimes ese momento porque la persona que tienes delante, recibe información de todo. Ese tipo de preguntas le harán cuestionarse todo lo que hayas podido decir antes. Muestran inseguridad y cierta debilidad. Puedes estar nervioso, pero no puedes poner al entrevistador en una posición de igual a ti para que te ayude. Los nervios están implícitos, pero debes gestionarlos y esas preguntas, te van a desarmar.

Y ahora, lánzate y saca tu mejor sonrisa, haz los deberes y ¡a por esa entrevista de trabajo!

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
maribel-garcia 6 cosas que no debes decir en una entrevista de trabajo
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Formación recomendada:

Máster Recursos Humanos IMF Business School

MBA Especializado en Dirección de Recursos Humanos

Centro de formación: IMF
Lugar: Online, Semipresencial
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

6 Cosas que no debes decir o preguntar en una entrevista de trabajo

Hay preguntas o comentarios que se cargan una entrevista de trabajo. Aquí tienes 6 cosas que no debes decir para que no tener que salir corriendo.