Inicio » Tendencias » Salidas profesionales del diseñador web

Salidas profesionales del diseñador web

Uno de los aspectos a lo que más nos gusta prestar atención es a las salidas profesionales que los distintos estudios relacionados directamente con las nuevas tecnologías tienen como por ejemplo el de diseñador web. Es importante, a la hora de elegir qué estudiar, ser consciente previamente del horizonte que tiene dicha elección. No como único elemento de peso para tomar un camino concreto, pero sí como una de las variables decisivas a tener en cuenta. Afortunadamente, hoy en día, prácticamente la totalidad de profesiones del ámbito digital y tecnológico tienen un futuro magnífico; no solo su presente es luminoso, sino que las previsiones de los distintos indicadores de prestigio auguran que el crecimiento será el protagonista en los próximos lustros, incluso décadas.
Pide tu BECA
Es el caso del puesto concreto al que hemos dedicado este post, el de diseñador web, una profesión que viene sonando con fuerza desde que irrumpió internet en nuestras vidas. De hecho, es posible que a oídos de una persona sin grandes conocimientos ni intereses en la materia, sea una de las que más acostumbrado a escuchar está. Ya es habitual conocer a diseñadores web con una carrera brillante a nivel profesional detrás; es decir, no es una profesión tan reciente como otras de nuevo cuño, pero sin duda alguna se trata de una de esas especializadas que definen la transformación que ha ido sufriendo el mercado laboral y el sector empresarial a lo largo del siglo XXI.

Estas son todas las salidas profesionales que una persona formada como diseñador web puede valorar cuando llegue el momento de empezar su trayectoria práctica, más allá del aula:

Empleos después de estudiar un Master en Diseño Web

Comunicación digital

La comunicación es uno de los sectores que más ha hecho cambiar el impacto de las nuevas tecnologías, hasta el punto de que hoy en día el mayor impacto se hace a través de canales digitales; entre otras cosas porque es más directo, más cercano, más rápido y, también, más espectacular, menos arcaico en definitiva que los canales tradicionales. Sobra decir la importancia que tiene en esto de la comunicación digital, ya sea corporativa, publicitaria o en el ámbito cultural, un diseñador web.

Ilustración digital

Los pintores del siglo XXI ya no se expresan sobre lienzos. O lo hacen en la calle, donde el arte urbano, con el graffiti como protagonista, está cambiando su aspecto de forma brillante, o lo hacen en el ordenador, con todo tipo de programas y herramientas para crear magia digital. Puro arte. Con esta especialización, uno puede trabajar de forma artística -para trabajos propias, libros, películas, etc, – o bien hacerlo al servicio de alguna compañía que requiera de este tipo de trabajo, algo que por cierto es muy habitual.

Maquetación

Las páginas webs no se distinguen tanto de los periódicos tradicionales en su estructura. Sin una maquetación no hay página donde incrustar contenidos. De ahí que el papel del diseñador web sea de nuevo absolutamente protagonista a la hora de dar forma a la web en cuestión. Esta es la labor del maquetador, que suele ser un diseñador web.

Publicación digital

Ya hemos visto la importancia del diseño web en la comunicación corporativa, pero no lo es menos en el sector de los medios de comunicación, que también se han visto obligados a evolucionar a través de sus canales digitales, que cada vez tienen mayor protagonismo por su nivel de impacto en la opinión pública. Para que exista elpais.com, marca.com o cualquiera de las infinitas revistas digitales especializadas de calidad que ya apenas se editan en formato papel, detrás hay un trabajo magnífico de diseño web.

Creación de identidad corporativa

En tiempos en los que se habla tanto de la creación de una marca con la que la opinión pública se identifique y, lo más importante, se fidelice, el diseño web también participa en dicho proceso. Una marca ya no es un logo o un eslogan, es todo lo que afecta a los canales de comunicación corporativa, de ahí que el diseño web tenga su peso en la creación de identidad corporativa.

Infografía

Uno de los elementos diferenciales y más didácticos y bellos de los periódicos y libros de texto, por ejemplo, es la infografía. Esto era uno de sus valores diferenciales hasta que irrumpieron las nuevas tecnologías, que permiten desarrollar infografías que son auténticas joyas; pura virguería. Y la “culpa” es del gran nivel de muchos diseñadores web que las llevan a cabo con maestría.

Retoque y postproducción fotográfica

De nuevo, un sector totalmente evolucionado gracias a la era digital. El de la fotografía. Aunque queden románticos fotógrafos que siguen trabajando solo en papel, cada vez quedan menos que renuncien al formato digital, donde el trabajo de retoque y postproducción es fundamental. La prueba es que ellos mismos se forman para poder hacer el trabajo cuando son profesionales artísticos. Es el diseñador web el que hace estas funciones en la mayoría de los casos.

Producción gráfica para redes sociales

Similar a la salida anterior; ambas tienen que ver con el ámbito de la comunicación digital, pero una en formato web y otra en ese canal que tanto ha cambiado el mundo más desarrollado tecnológicamente hablando, las redes sociales. Estas se pueblan de nuevos contenidos gráficos de forma constante, a una velocidad pasmosa, y en muchos casos dicho contenido está producido previamente por personas con formación en diseño web.

Prototipado y desarrollo UX/UI

Esta salida específica se refiere al sector que se dedica a la fabricación de prototipos de interfaces de usuario para distintas plataformas, ya sea Windows, iOS, Android, Mac o formato Web. Para que nos entendamos, se trata del nicho tecnológico encargado del desarrollo de aplicaciones y y sitios web. Estamos hablando de un sector gigante, en el que el diseño web se queda un trozo enorme de la tarta.

Preimpresión y arte final

Uno de los grandes retos que presenta el diseño gráfico es el hecho de poder controlar todos los detalles que forman parte del proceso. Un ejemplo perfecto de esto es el trabajo de preimpresión; es decir, de preparar el producto para su impresión. Es fundamental que el diseñador web conozca muy bien las particularidades de los distintos canales en los que se va a imprimir para, de ese modo, sacarle el máximo rendimiento al producto en cada uno de ellos. La búsqueda de la máxima calidad exige caminos diferentes dependiendo del dispositivo por el que sea imprimido el contenido.

Diseño web frontend

Cuando un usuario recibe en su dispositivo móvil o en su ordenador un contenido digital casi al instante de hacer click en el enter, detrás de ese resultado hay un trabajo enorme de los diseñadores a la hora de convertir el lenguaje de códigos en la interfaz gráfica comprensible y atractiva para el consumidor final. Pues bien, a este tipo de trabajo también se puede acceder con formación en diseño web. De hecho, es un trabajo puro de diseñador web

Maquetador web

Cuando el diseñador web ha hecho su trabajo sobre el frontend del sitio, entra en acción el maquetador web, que es el que termina de dar forma al trabajo del diseñador, convirtiendo la propuesta de este en un lenguaje y estilo accesible (XHTML, XML o HTML). Por lo tanto, es él el que hace que el navegador pueda interpretar la interfaz que ha de hacer llegar al usuario. Estamos hablando de un proceso en el que trabajan mano a mano los diseñadores web y los maquetadores, cuya formación base es la misma.

 

Razones para estudiar un Master en Diseño Web

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Salidas profesionales del diseñador web

Es importante, a la hora de elegir qué estudiar, ser consciente del horizonte que tiene el llegar a ser diseñador web y conocer sus salidas profesionales.