Amazon

Llámanos
+34 913 645 157

Widget Image
InicioAbogacía¿Cómo ser abogado penalista? Perfil y estudios necesarios
POST14-1 ¿Cómo ser abogado penalista? Perfil y estudios necesarios

¿Cómo ser abogado penalista? Perfil y estudios necesarios

El abogado penalista es aquel especializado en la rama de Derecho Penal. ¿Esto qué significa? Podemos hacernos una idea por lo que vemos en la televisión y el cine, ya que junto con el abogado corporativo, es una de las especialidades más explotadas en series y películas.

Qué es un abogado penalista

Es verdad que el ejercicio penal tiene esa parte de “acción” que puede hacerlo atractivo, si bien, no podemos quedarnos en ese único aspecto de que el abogado penalista es el que se dedica a ir a juicios y mediante una interesante y trepidante investigación y un gran alegato final salva al condenado injustamente.

Cuáles son las funciones del abogado penalista

Cuando pensamos en un abogado penalista nos viene a la cabeza la cárcel y los juzgados, sin embargo, sus funciones no tienen por qué comenzar cuando ya existe un delito (o supuesto delito), sino que comienzan asesorando a los clientes (ya sean personas físicas o jurídicas) en la prevención de los delitos de “cuello blanco (en operaciones privadas de inversiones patrimoniales, movimientos de capital, blanqueo de capitales…) prevención en delitos económicos (a la hora de redactar un contrato), prevención de riesgos en las diferentes operaciones o transacciones económicas que vayan a realizar… , implementando y creando y procedimientos que eviten que los clientes cometan un delito, o incluso en el caso de personas jurídicas que lleven a la absolución o menos pena de estas por tener métodos internos para evitar esa comisión del delito.

Es cierto, que una vez cometido el delito entraría en acción la función más “común” del abogado penalista procesal (ya sea defendiendo o acusando) y deberá intervenir en los diferentes pasos del proceso, que comenzarán, siendo el abogado del acusado, prestando asistencia en la comisaría/dependencias judiciales, y definiendo la estrategia de defensa de su cliente, ya sea para lograr la completa absolución, o bien, en algunos casos conseguir la pena más favorable posible; y, desde el punto de vista de la acusación podrá iniciar procesos penales, no solo contra grandes corporaciones, sino también contra particulares, e incluso contra organismos públicos sobre los que existe sospecha de haber cometido alguna infracción o ilegalidad (siempre que estén tipificadas dentro del Código Penal).

Asegurándose en todo momento que no se vulnera ningún derecho a lo largo del proceso.

Cuáles son las competencias y habilidades más valoradas en un penalista

Un abogado penalista, como hemos visto está en contacto directo (y nos atreveríamos a decir, diario) con el cliente, por lo que debe tener la capacidad de explicar a una persona ajena al derecho el proceso, sin tecnicismos innecesarios; escuchar y comprender sin juzgar, estar a su lado y acompañarlo hasta la resolución del caso, pero no basta con eso, sino que es necesario que sepa representar debidamente a su cliente, siendo convincente, en un primer momento con el abogado contrario, y, en última instancia, con el magistrado o el tribunal del jurado.

Si bien es cierto que las cualidades que, en nuestra opinión, debe tener un buen abogado penalista, no distan de las que debe tener un abogado de cualquier otro ámbito, no hay que olvidar que, el riesgo de un error y las consecuencias que puede tener este para el cliente son mayores, por lo que será necesario una gran implicación y templanza en el ejercicio de su profesión.

No solo hace falta tener un cierto sentido de la aventura y empatía, afrontar cada caso de una manera imparcial, ver todos los puntos de vista, ser capaz de establecer una estrategia, dominarla, y saber los puntos fuertes y débiles de la misma, y tener la suficiente capacidad de reacción como para saber responder de manera correcta ante los imprevistos que siempre surgen.

Para poder defender la estrategia y llevarla a buen término sin depender  únicamente de tener un buen día o de la suerte y que surja la respuesta adecuada en el momento adecuado, ofreciendo así siempre el mejor servicio a los clientes no solo es necesario tener cierta agilidad mental, o inspiración, sino que es muy importante tener un amplísimo conocimiento de la ley (tanto de la norma como del propio proceso penal) formarse, estudiar, leer y comprender la norma, estar al tanto de las actualizaciones y cambios legislativos, discutir con los compañeros…

En definitiva, interiorizar las normas, para estar lo mejor preparado posible y poder responder ante los imprevistos o las adversidades con profesionalidad y seguridad.

¿Cuáles son los ámbitos de especialidad?

Los ámbitos en los que se mueve un abogado penalista, no son reducidos, pues existen delitos de muchos tipos, delitos contra las personas y la vida,  delitos contra el patrimonio, delitos económicos, delitos contra la administración, delitos sexuales, delitos contra la seguridad pública, delitos contra la propia imagen, contra las relaciones familiares, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, falsedades documentales, delitos relacionados con la informática

Además, también puede dedicarse a la defensa de los ciudadanos en el extranjero, extradiciones, órdenes de extradición… por lo que, si bien existen abogados penalistas generalistas, muchas veces dentro de esta misma rama se tiende a especializarse en una materia concreta del derecho penal, ya que, como suele decirse “quien mucho abarca poco aprieta”, y aun siendo cierto que es necesario tener un conocimiento (cuanto más amplio mejor) del derecho, y del derecho penal en concreto, cuanto más tiempo se dedique al estudio de una especialidad, más se dominará.

¿Qué hay que estudiar para ser abogado penalista?

Como estudios obligatorios, al tratarse de una especialidad del derecho, es necesario tener el grado de derecho, el máster en el ejercicio de la abogacía que habilita para realizar el examen de acceso, y, como es lógico una vez superado dicho examen, colegiarse en el Colegio de Abogados de la ciudad dónde se vaya a ejercer.

Como venimos diciendo, el derecho y, en este caso, el derecho penal requiere estar actualizado y ver más allá, por lo que es recomendable complementar dichos estudios.

Para ello existen varias opciones; quien tiene claro que quiere dedicarse a esta rama desde que finaliza la carrera, puede de realizar el máster en el ejercicio de abogacía doble, donde no solo te preparan para el examen, sino que ya comienzas la especialización desde el principio.

Realizar el doble máster no es la única manera de especializarse, ya que existen otros grados o cursos que pueden realizarse o bien mientras se estudia, o bien ya mientras se ejerce la profesión, y que aportan conocimientos complementarios a los propios de la carrera o del master.

Por ejemplo, dentro del derecho penal conviene tener conocimientos de criminología (en caso de querer dedicarse a ese derecho penal más criminal), conocimientos de ciberseguridad (derecho penal relacionado con delitos tecnológicos), conocimientos del cumplimiento normativo (“compliance”) para un derecho penal que tienda más a la asesoría y la prevención…

En caso de que uno no quiera especializarse específicamente en un ámbito concreto del derecho penal cabe la opción de realizar cursos/ masters que no tienen por qué ser de derecho propiamente dicho; puede ser interesante conocer el funcionamiento de tráfico, movilidad y seguridad vial, ampliar los conocimientos de derecho civil, derecho administrativo, saber cómo funciona gestión hospitalaria, la gestión sanitaria…

¿Cuánto dinero puede ganar en España?

Si bien es normal plantearse esta pregunta en el momento de elegir tu profesión, nos atreveríamos a decir que no es este un aspecto determinante para los abogados que desempeñan esta especialidad que, como hemos visto, requiere de una formación específica y continuada, gran dedicación y cierta dosis de aventura.

En el derecho, como en todas las profesiones lo que se gana depende, no solo de la rama de derecho elegida si no, y sobre todo, de cómo y dónde se ejerza; no ganará lo mismo un abogado generalista con bufete propio en una ciudad pequeña, que en una gran capital, que un abogado especializado en M&A de multinacionales…

Así como tampoco será el mismo salario el de un abogado penalista especializado en delitos de blanqueo de capitales en un bufete grande, y un abogado penalista especializado en compliance de una pequeña empresa…

¿Dónde trabaja?

Un abogado penalista podrá dedicarse al “procesal penal” lo cual implica que parte de su trabajo se desarrolla en el juzgado, si bien también precisará trabajo de despacho para la preparación de los casos, redactar los escritos, buscar jurisprudencia…

También puede dedicarse al asesoramiento, sin que llegue a tenerse contacto alguno con el proceso penal. En este caso su labor se centrará en evitar que llegue el proceso, ayudando a tomar medidas e implantar procedimientos para evitar que se cometan infracciones o delitos.

La profesión de abogado penalista puede plantearse como ejercicio privado con despacho propio, formando parte de un despacho de abogados, o bien trabajando en una empresa, una asesoría…

Por Isabel Falcón Abad, Abogado.

Enlace de interés:

5 consejos para elegir un buen máster de abogacía

Salidas profesionales después de la carrera de Derecho

The following two tabs change content below.
logo_blogs_avatar-80x80 ¿Cómo ser abogado penalista? Perfil y estudios necesarios
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.
Sin comentarios

Deja un comentario

cuatro × uno =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

¿Cómo ser abogado penalista? Perfil y estudios necesarios

El abogado penalista es aquel especializado en la rama de Derecho Penal. ¿Esto qué significa? Podemos hacernos una idea por lo que vemos en la televisión y el cine, ya que junto con el abogado corporativo, es una de las especialidades más explotadas en series