Amazon
InicioPRL¿Cómo han de ser las relaciones de un abogado con la parte contraria?
relacion-abogado-parte-contraria ¿Cómo han de ser las relaciones de un abogado con la parte contraria?

¿Cómo han de ser las relaciones de un abogado con la parte contraria?

Cuando se trata de ejercer la abogacía hay muchas cuestiones a tener en cuenta y que van más allá de la relación entre abogado y cliente. Las relaciones abogado y parte contraria son también especialmente importantes y del buen desarrollo de las mismas puede depender la evolución del proceso.

Código deontológico, esencial para el acceso a la abogacía

El código deontológico se estudia en todos los cursos para nuevos abogados. Se trata de un documento que recoge las normas y valores que inspiran la profesión de abogado y que deben guiar siempre la actuación de los letrados.

En España son los Colegios Profesionales los que se encargan de aprobar estas normas. De hecho, si vas a colegiarte, seguramente sobre lo primero que te informarán será sobre este conjunto de reglas éticas que debes seguir como profesional del Derecho.

La importancia de la lealtad entre compañeros

El compañerismo es un concepto que debería imperar en todos los ámbitos profesionales, aunque en algunos se haya ido diluyendo con el paso del tiempo. Sin embargo, en el ámbito jurídico esto no ha ocurrido.

El propio Código Deontológico de la Abogacía hace referencia a él en su artículo 12, que lleva por título “Relaciones entre abogados”. De él se deriva directamente la obligación para los letrados de mantener una lealtad recíproca y un compañerismo y respeto mutuo.

Un cliente puede tener un importante problema personal con la persona con la que está en litigio, pero eso no quiere decir que los abogados de cada parte deban verse mutuamente como enemigos. Todo lo contrario, deben ser conscientes de que siguen siendo compañeros y, aunque cada uno luchará por defender los intereses de su cliente, deben respetarse profesional y personalmente.

Ejemplos de este compañerismo los podemos encontrar a diario en los Tribunales. Las primeras veces de un abogado ante un juez no son fáciles, pero siempre es posible encontrar a un letrado con más experiencia aconsejando al novato sobre la mejor forma de expresarse o dándole consejos para no ponerse nervioso, aunque dentro de la sala vayan a ser rivales.

Relación con la parte contraria a tu cliente

Como abogado generalmente tus comunicaciones se harán con el abogado de la parte contraria a tu cliente. Pero pueden surgir situaciones en las que tengas que entablar directamente comunicación con esa parte contraria.

Saber tratar con otros particulares que no son tu cliente también es esencial, por eso es una materia que no se pasa por alto en ningún máster en abogacía.

Los diferentes códigos deontológicos de los Colegios de Abogados han regulado de una u otra forma esta cuestión, aunque el trasfondo es siempre similar. Tomando como ejemplo el Código Deontológico del Ilustre Colegio de Abogados de Las Palmas, el abogado debe abstenerse de relacionarse y comunicarse con la parte contraria si está asistida por otro letrado, al menos que ese abogado autorice la comunicación. Es más, si la parte contraria no tiene abogado, el letrado que ya está interviniendo en el proceso debe recomendarle que designe uno.

Es decir, que el profesional de la abogacía debe actuar siempre con precaución a la hora de relacionarse con la parte contraria, intentando tener el menor contacto personal posible.

La importancia de la buena relación entre los letrados y las partes

Cuando existe un conflicto entre dos personas está claro que será complicado que impere la cordialidad. Pero acudir a los Tribunales para resolver el problema es un paso muy importante que pone de relieve que se quiere alcanzar un acuerdo de forma civilizada. Ambas partes deben tener esto en cuenta e intentar comportarse de forma razonable.

Los Juzgados están llenos de personas que tienen importantes problemas y, sin embargo, el ambiente en ellos suele ser tranquilo. Esto es algo que hay que agradecer principalmente a los abogados.

Si como profesional sabes estar en tu sitio y mantienes una relación cordial con el compañero que defiende a la otra parte, lo normal es que los clientes se sientan más tranquilos y los ánimos no se caldeen.

Las buenas relaciones entre abogado y parte contraria no solo contribuyen a mantener la paz en los Tribunales, también pueden ayudar a resolver el procedimiento.

Existen muchos casos en los que el diálogo y la negociación pueden resolver el problema sin necesidad de que un juez se tenga que pronunciar. Si las partes enfrentadas no están en disposición de negociar, pueden hacerlo a través de los abogados.

Como profesionales, los letrados pueden dialogar e intentar llegar a un acuerdo que sea beneficioso para sus clientes. Y está claro que esa negociación será mucho más fácil de llevar a cabo si entre los profesionales hay un ambiente cordial y una atmósfera de respeto.

Un ejemplo muy claro de esto que acabamos de señalar lo puedes encontrar en los divorcios de mutuo acuerdo. En aquellos casos en los que cada miembro de la pareja cuenta con su abogado, una buena comunicación entre los letrados puede dar lugar a que el conflicto se resuelva antes y a que el convenio regulador sea beneficioso para ambas partes.

La objetividad del abogado es esencial

El abogado siempre debe tener presente su ética profesional y también su ética personal. Pero todos somos humanos y nos podemos dejar llevar por nuestras emociones, por eso a la hora de ejercer esta profesión es importante ser objetivo.

Como abogado debes tener claro que mantener la mente clara y no involucrarte personalmente en los problemas de tus clientes es la mejor manera de hacer bien tu trabajo y de no llevarte las preocupaciones del trabajo a casa.

Siempre te vas a encontrar con personas que tienen problemas importantes o han sufrido una gran injusticia. Tu labor será actuar de la forma más profesional posible, y para ello debes ser objetivo. Dicha objetividad te ayudará además a ponerte en el lugar del compañero que está defendiendo a la parte contraria y entender y respetar su trabajo.

Ser un buen abogado exige mucho más que saber de leyes y jurisprudencia, implica una alta profesionalidad dentro y fuera de los Juzgados. Si quieres saber más sobre las relaciones abogado y parte contraria, en nuestros cursos y másters aprenderás todo lo necesario para ser un buen profesional.

¿Te animas a conocernos?

Las dos pestaas siguientes cambian el contenido a continuacin.
logo_blogs_avatar-80x80 ¿Cómo han de ser las relaciones de un abogado con la parte contraria?
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.
Sin comentarios

Deja un comentario

9 + dieciocho =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

¿Cómo han de ser las relaciones de un abogado con la parte contraria?

La evolución de un proceso jurídico también depende de las relaciones del abogado con la parte contraria ¡Conoce estos factores!