Inicio » Marketing Online » Double Serving ¿es posible monopolizar el SEM?

Double Serving ¿es posible monopolizar el SEM?

El Double Serving existe casi desde que internet es internet y algunos quisieron ser los matones del barrio, dejando un sector seco con una estrategia que está en el límite de la moralidad y del buen uso de las prácticas publicitarias y de comunicación. Aunque bueno, somos de Marketing, a muchos esto les dará igual.

Double serving: qué es y cuáles son las ventajas

El Double Serving tiene una de las ventajas más grandes para cualquier estrategia de marketing digital habidas y por haber, que es la de ocupar mucha cuota de pantalla.

El primer resultado de la primera página en Google para casi cualquier búsqueda, tiene al menos un 70% de acabar en clic. El segundo se queda con un, nada desdeñable 15% y el porcentaje va bajando hasta que en la primera página tenemos más del 90% de los clics.

¿Qué quiere decir esto? Que si aparecemos en las primeras posiciones tendremos muchas más posibilidades de acabar siendo clicados. Y no podemos vender si no nos clican, así que es el primer paso para atraer clientes nuevos.

¿Qué hace el Double Serving?

Asegurarse de que vamos a aparecer en el primer puesto… y en el segundo, tercero y así hasta que decidamos. Es una práctica que consiste en hacer una puja masiva con varias marcas y dominios inventados, pero que llevan siempre al teléfono de nuestra empresa para que nos contraten.

Por así decirlo, nos creamos una personalidad múltiple para que Google (o el buscador pertinente), crea que no somos la misma persona y salgamos nosotros con distintas caras en la primera página del buscador.

Para esto usamos siempre el Double Serving en plataformas de pago como, por ejemplo, Google Ads. Creamos distintas cuentas con dominios diferentes para que los anuncios apunten a sitios webs que parezcan no estar relacionados entre sí.

De esta forma, al pujar siempre por unas determinadas palabras clave saldremos en la primera página y ocuparemos la cuota de pantalla que nos propongamos.

Con cuotas de pantalla me refiero a zonas clicables en el primer scroll de un usuario. Ya sabemos que hacer scroll no es algo que nos guste demasiado como usuarios de páginas web. Por lo que se lo dejamos a todos masticadito para que no tengan que bajar el ratón más de lo necesario.

Por qué NO usar Double Serving

Con lo anteriormente citado parece que el Double Serving puede ser la panacea (y también nos damos cuenta de que hemos podido ser engañados durante mucho tiempo). Pero nada más lejos. El Double Serving es una estrategia Black Hat, es decir, te asegura buenos resultados, pero lo haces a las espaldas de Google porque la gran empresa no ve este tipo de prácticas con buenos ojos.

Esto significa que pueden quitarnos los anuncios de un plumazo, congelar nuestras cuentas de Google Ads y, en el peor de los casos, penalizar nuestro sitio web.

Aunque Google no se pueda dar cuenta de todo, tendremos que tener en cuenta que usar una estrategia de Double Serving es MUY arriesgado y es algo que no recomiendo usar para clientes serios que aprecien su reputación online.

Por no hablar, claro, de que estaríamos básicamente pujando en tres o cuatro cuentas distintas por las mismas palabras clave. Como sabemos, Google Ads basa el precio de los clics en la cantidad de empresas dispuestas a pagar un dinero por una palabra clave en concreto, por lo que estaríamos subiendo la puja de las palabras clave nosotros solos, al competir con nuestras empresas fantasmas.

Es un precio que muchos han estado dispuestos a pagar con tal de aparecer en los primeros resultados de los motores de búsqueda, tendrás que poner en la balanza si merece la pena.

¿Cuándo usar esta estrategia?

Aunque no podemos decir exactamente que estamos monopolizando un servicio, ya que seguiríamos las reglas nosotros con nuestras empresas fantasmas que nos da Google sobre las pujas.

El Double Serving nos va a servir en contadas ocasiones. La primera y más básica: cuando tengamos tiempo y ganas de probar. Esto es así, los profesionales del marketing digital están continuamente probando nuevas formas de llegar al público y, si no tenemos una empresa real que se valga de lo conseguido por internet, pero nos apetece hacer pruebas para ver cómo funciona la cosa, podríamos hacerlo a la perfección.

Eso sí, es más costoso en tiempo configurar cuatro cuentas de Google Ads que solo una. Así como páginas webs teléfonos y demás.

Si la empresa a la que vamos a hacer Double Serving está enfocada en crecer rápido y morir rápido, las técnicas black hat son una de las mejores para conseguir rápidos resultados muy volátiles, por lo que creo que puede ser perfecto mirar este tipo de estrategias.

Lo que sí os puedo decir es que nunca intentéis copar los primeros puestos en los resultados de búsqueda si tenemos una empresa que se quiere consolidar y no caer presa de una penalización de Google. Es importante que consideréis siempre hacer las cosas bien y usar la cabeza para sobrepujar a la competencia sin tener que hacer uso del Double Serving.

Enlace de interés

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Nimrod Puente

Nimrod Puente

Director del área de Masters de Marketing de IMF Business School. Dedicado al mundo de la comunicación desde que aprendí a hablar y, profesionalmente desde hace más de 10 años. Pasando por ser formador de equipo de ventas de Microsoft a llorar y ser feliz como freelancer haciendo las veces de consultor SEO, SEM y todo lo que tenga que ver con el Marketing Digital. Del posicionamiento orgánico de Google también se sale, ánimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Double Serving: Monopolizar el SEM

El Double Serving es una de las estrategias más agresivas de internet que nos permitirá obtener unos resultados espectaculares con ciertos riesgos.