Amazon
InicioDestacadoNo me chilles, que te leen… otros
ciberseguridad, seguridad, privacidad, internet, lopd, Marketing, ciberguerra, password

No me chilles, que te leen… otros

Estos días leíamos que un hacker de 15 años tiene en vilo al Reino Unido y también que hay una niña que vende contraseñas ‘seguras’ por un par de dólares.

Sí, todo muy tierno y muy majos todos. Qué travieso uno y qué pilla la otra. Pero parémonos a pensar y analizar el tema. Porque hablar de Internet asusta y más si pensamos en privacidad, seguridad.

Estamos conectados por todos los sitios. Dejamos rastro en todo lo que hacemos.

Todo muy cool por un lado. Nuestra música, fotos, rutas, contactos, documentos… está disponible estemos en el lugar que estemos. Solo necesitamos una conexión a internet. Mola, ¿no? Pero añadidle que también están disponibles a un click nuestras cuentas bancarias, información sanitaria… y todo más o menos vulnerable.

Y el mundo del internet de las cosas no ha hecho más que nacer. Aparatos conectados a internet con el fin de facilitarnos las cosas hasta límites insospechados a cambio de hacer nuestra intimidad vulnerable a intromisiones no deseadas… ni esperadas.

La tecnología nos hace más libres… y más vigilados. Los móviles registran no solo con quién nos comunicamos, sino por dónde nos movemos, qué hacemos… El sistema de pagos Swift guarda ‘a buen recaudo’ la información de todos los movimientos de nuestro dinero, y en cuanto esté totalmente implementado, el registro de pasajeros PNR sabrá cuándo y a dónde hemos viajado en avión.

Pero claro que es vulnerable. Más o menos. Pero vulnerable. Lo demostró Assange dejando en entredicho la ‘súper seguridad’ de Departamento de Estado de los Estados Unidos y del Pentágono. Snowden no se quedó atrás y nos demostró de qué forma tan irrespetuosa la NSA controla a los ciudadanos y no respeta ni a altos cargos, ni aliados… a nadie. Impresentable.

¿El premio? Un Óscar que se ha llevado el documental de Snowden y límites a la NSA después de saltar el escándalo. ¿Lo estarán cumpliendo?

Fue sonado también el ataque a Sony por culpa de una película en la que se parodiaba al amigo Kim Jong-un. Pero al ‘original’. Seguro que @norcoreano no hubiese reaccionado así. Un ataque que ha costado 100 millones de dólares y la cabeza de su CEO. Se culpó al régimen de Pyonyang que, casualmente, sufrió problemas con sus comunicaciones días después.

Estonia también recibió ataques en 2007 desde Rusia y el programa de enriquecimiento de uranio iraní fue atacado por un virus de origen desconocido, pero que si pensáis un poco… Si seguimos dándole al coco, recordaremos los recientes robos de contraseñas bancarias y de datos de millones de clientes de aseguradoras norteamericanas… y robos de poca monta en bancos, pero que sumados son más de mil millones de euros en dos años.

Parece poca cosa, pero como dijo alguien, esto parece el lejano oeste. Los ataques han aumentado un 60% en 2014 y en 2015 ya los hemos igualado y todavía quedan dos meses y pico para terminar el año.

¿España? Pues no vamos mal. 13.000 ataques en lo que va de año y ojo, 63 a infraestructuras consideradas críticas (según elmundo.es). Sin duda necesitamos más medios. Solo la ‘Unidad 61398’ de China tiene 2000 hackers.

Estamos ante un arma de doble filo. Las mismas tecnologías que nos hacen tanto bien pueden hacernos mucho daño. No es cuestión de Amigos o no, sino de los que pueden y los que no. El que consigue protegerse también puede atacar sin dejar rastro. No dejar rastro permite proteger la vida de un bloguero en un país con problemas para expresarse con libertad pero también permite ocultar la identidad de un pederasta. La tecnología es moralmente neutra. Depende de nuestro uso el lado al que finalmente se inclina.

Según Symentec, hubo más de 550 millones de robos de identidad el año pasado. Y en ese lote no solo hay ‘selfies’ en peligro. Hay datos personales, números de tarjetas, secretos empresariales, estrategias comerciales… y todo sin que seamos conscientes de la necesidad de protegernos. La necesidad de encriptar nuestras comunicaciones. Una necesidad que choca con el recelo de los gobiernos y su necesidad de conseguir acceso rápido a la información en su lucha contra el terrorismo.

Aviones, barcos, misiles… e internet. El mundo de la guerra tiene una importante componente cibernética. Estados Unidos ha contratado más de 6.000 especialistas en ciberguerra y tiene un presupuesto de 25.000 millones para este tema. Sí, China también está en ello.

¿Os imagináis? Suena a película, pero podrán colapsar la red eléctrica, los mercados financieros. Bancos y cajeros podrían dejar de funcionar y el suministro de combustibles estaría bloqueado o podrían hacerlos explotar por exceso de presión… quién sabe. Y todo a golpe de click y desde el más absoluto anonimato.

Pongámonos al día. El que se quede atrás será un sufridor en silencio. Los ciudadanos estamos a la intemperie. Recordad que quien tenga el acceso a nuestros datos tendrá el poder sobre nosotros… Siempre!!!

 

José Luis Casal para el blog de Marleting de IMFJosé Luis Casal, Director del Máster en Marketing y Comunicación Digitalde IMF Business School, Co-founder de Talk2Us Comunicación y Estrellas & Tuits y Asesor en Comunicación Política, Branding y Reputación Online para directivos y altos cargos.

 

 

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
José Luis Casal
Director del Master en Marketing Digital de IMF Business School
Comentarios
  • Me ha gustado mucho el post, todo parece dar cierto miedo y respeto, en mi opinión creo que todos estos ataques y avances al final quien hay detrás es el ser humano, entonces al final hay quque ser consciente de que uno tiene grandes facilidades de acceder a tecnologías que nos facilitan la vida, pero la reflexión que yo hago es “como queremos utilizarlas?” Depende de nosotros.
    Un beso José Luis!

    30 octubre, 2015
  • Muy bueno el tema propuesto en este articulo. Interesante.
    Con lo que vimos con Assange y Snowden, sabemos que estamos en un mundo donde nadie se puede esconder realmente. Todos estamos investigados y registrados.
    Es triste pensar que la privacidad al final no existe como deberia existir. Ya no solo se trata de si autorizo o no autorizo el tratamiento de mis datos, no creo que funzione realmente.

    31 octubre, 2015
  • Es importante tener en cuenta el tema del blog, debemos preguntarnos ¿Qué tanto hacemos pública nuestra vida en Internet? y ¿Cuanta info nos solicitan en apps, sitios, canales bancarios y eso como nos puede afectar?. No debemos descuidarnos, la tecnología es importante, pero no la podemos convertir en el TODO de nuestra vida.

    7 noviembre, 2015

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

No me chilles, que te leen… otros

Pero parémonos a pensar y analizar el tema. Porque hablar de Internet asusta y más si pensamos en privacidad, seguridad.