Amazon
InicioMarketing DeportivoLa Regla 40, el tabú de la publicidad
publicidad-juegos-olimpicos La Regla 40, el tabú de la publicidad

La Regla 40, el tabú de la publicidad

publicidad-juegos-olimpicos-1024x683 La Regla 40, el tabú de la publicidad

Os propongo un juego muy divertido: vosotros tenéis que adivinar una cosa que yo estoy viendo y que vosotros no, y obviamente no os puedo mencionar específicamente lo que es. Y vamos a complicarlo un poco más: tampoco podré mencionar determinadas palabras para que sea más complicado. Ah, ¿ya conocéis este juego? ¿Se llama tabú? Lo siento, pero éste es otro, y se llama la “Regla 40”.

publicidad-juegos-olimpicos-1024x683 La Regla 40, el tabú de la publicidad

Fuente: www.sangfroidwebdesign.com

 

No os voy a contar en detalle qué dice esta parte del reglamento olímpico, porque de eso ya se encargaron los del COI, pero en resumidas cuentas se trata de lo que os contaba en el primer párrafo: ni los atletas, entrenadores ni cualquier representante oficial de un país participante en Río 2016, ni las empresas que los patrocinan, que no sean sponsors oficiales del COI, pueden referirse unos a otros utilizando alguno de los siguientes 15 términos, ni mucho menos los símbolos olímpicos, en ninguna campaña o mensaje público en ningún canal.

Apuntad: Olympic, Olympics, Games, Olympiad, Olympiads, “Citius, Altius, Fortius”; 2016, Río o Río de Janeiro, Gold o Silver o Bronze, Medal, Performance, Sponsors, Victory, Summer, Games.

Es probable que si no os dedicáis a esto del marketing deportivo aún no le hayáis encontrado del todo el sentido a lo que os estoy contando, pero esto se hace para evitar una cosa que se llama ‘Ambush Marketing’, que va de aprovecharse de la repercusión que tienen determinados eventos deportivos, e incluso instituciones, sin invertir dinero en patrocinar ni a unos ni a otros. Por si os interesa, aquí tenéis más definiciones, tipos y ejemplos de esta disciplina, que no quiero liar a los que quieren seguir jugando al ‘tabú’ o, mejor dicho, a la “Regla 40”.

Os advierto que mi posición en este punto es bastante contradictoria: por un lado entiendo perfectamente que una empresa que invierte mucho dinero en patrocinar un evento deportivo de magnitud y repercusión internacionales, quiera que ninguno de sus competidores se aproveche y que, incluso, pueda tener más repercusión que el propio sponsor.

También entiendo que los propios eventos deportivos necesitan de los patrocinadores y, por lo tanto, inviertan esfuerzo en asegurar al máximo la rentabilidad de su inversión. Hasta aquí todo perfecto.

Sin embargo, os pido algo de comprensión para un adicto a la creatividad aplicada a este tipo de circunstancias por parte de las empresas que no son patrocinadoras. Yo sé que en muchos casos se roza la falta de ética y la competencia desleal, pero dentro de este mundo del marketing deportivo hay pocas cosas más bonitas que ver cómo los creativos se estrujan sus cabezas para encontrar la forma de llamar la atención con acciones sencillas, económicas, que no infringen ninguna ley y que les brindan una repercusión increíble.

Por otra parte, y ahondando en la cuestión filosófica del asunto, hay muchas empresas que patrocinan deportistas y que también hacen posible un evento como los juegos olímpicos, pero que no son sponsors oficiales. Al costear las carreras de los atletas de élite, ¿no financian también indirectamente el nivel deportivo de las olimpíadas? ¿Quién sería capaz de batir un récord si, además de entrenar, tuviera que dedicarse a otra cosa para pagar por su actividad? Imaginaos a Usaín Bolt trabajando 8 horas en una oficina o a Michael Phelps trabajando en un taller mecánico… Difícil, ¿verdad?

Más allá del debate, es interesante ver la reacción de los propios deportistas, quienes agradecidos con sus sponsors, han puesto mensajes un día antes de que entrara en vigor la Regla 40. Aquí os dejo un ejemplo de la atleta británica Jade Lally que puso este tuit

Y que más tarde puso éste otro, haciendo gala de su propia creatividad, para evitar mencionar los famosos 15 términos prohibidos (aunque alguno le hubiese gritado ‘tabú’ por el uso de “summer”):

“La vida es el manejo de los equilibrios” me dijo un día un sabio amigo mío, y creo que aplica muy bien para este caso. Y ya que estamos echando mano a frases hechas, permitidme utilizar la mítica “hecha la ley, hecha la trampa” para introducir este fantástico anuncio de Nike, que es una muestra más de que es muy difícil ponerle puertas al campo, o límites a la creatividad.

publicidad-juegos-olimpicos-1024x683 La Regla 40, el tabú de la publicidad

 

Juan Ignacio Arano, Tutor del Master MBA en Marketing Deportivo de IMF Business School y Chief Digital Officer en Zertior

@ringoharrison

 

 

El 11 de los NO patrocinadores de la #Euro2016

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
publicidad-juegos-olimpicos-1024x683 La Regla 40, el tabú de la publicidad

Juan Ignacio Arano Simiele

Tutor del Master MBA en Marketing Deportivo de IMF Business School y Chief Digital Officer en ZERTIOR Master en Digital Business, por The Valley Digital Business School, Master en Marketing y Publicidad por ESIC: Business & Marketing School, Ingeniero Industrial, Gestión de empresas por la Universidad Nacional de La Plata.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

La Regla 40, el tabú de la publicidad

¿Qué es la Regla 40 en publicidad? En este post le damos respuesta a propósito de los Juegos Olímpicos y otros eventos deportivos importantes.