Inicio » Formación » Recomendaciones de prevención en trabajos de electricidad

Recomendaciones de prevención en trabajos de electricidad

La electricidad se constituye en la actualidad como una importante fuente de riesgos en todas partes. En la empresa, industria y el mundo productivo, en general, los accidentes eléctricos suponen una buena parte de todos los que se producen.

Más allá de los daños que puede producir a nuestra salud, la corriente eléctrica provoca incendios por el exceso de calor, pero también explosiones en aquellos casos en los que entra en contacto con sustancias inflamables. Por ello, es necesario contar con un buen sistema preventivo en las empresas. Te lo contamos a continuación.

El peligro de los trabajos eléctricos

En el ámbito laboral, en algunas ocasiones los trabajadores pueden enfrentarse a una serie de situaciones en las que hay riesgo de tensión eléctrica. La corriente puede causar daños severos en el sujeto e incluso la muerte. Para evitar estas situaciones, es preciso que en la empresa existan profesionales cualificados en materia de prevención de riesgos laborales y que se cumplan las medidas establecidas en la materia.

El deceso de un trabajador como consecuencia de la electricidad puede producirse debido a tres peligros fundamentalmente:

  • El peligro de que se produzca una acción directa eléctrica sobre el corazón y órganos vitales del sujeto, el llamado shock eléctrico.
  • Por un movimiento reflejo del cuerpo ante un pequeño shock. Es decir, un pequeño calambre en una pierna o brazo puede provocar que el sujeto dé un paso en falso y caiga desde una superficie en altura, por ejemplo.
  • Peligro de que se produzcan quemaduras debidas a su exposición a fuentes de alta intensidad eléctrica.

Uno de los principales peligros que tiene la electricidad es que no tenemos capacidad para saber si una tensión eléctrica se encuentra o no activa. A diferencia de lo que ocurre cuando una máquina carece de protecciones adecuadas o un casco no se encuentra en buen estado, los riesgos derivados de las tensiones eléctricas se plantean como invisibles.

Esta es una cuestión vital en los trabajos que acarrean este tipo de riesgos. Por tanto, deberás abordar una serie de medidas para evitar o reducir los efectos derivados de la existencia de tensiones eléctricas en la empresa o lugar donde desempeñes tu trabajo.

Prevención de los trabajadores en trabajos de electricidad

La protección de los trabajadores frente a la existencia de riesgos eléctricos se encuentra regulada principalmente por la Ley 31/1995, de prevención de riesgos laborales.

Sin embargo, igual que sucede con el resto de materias preventivas, frente a los riesgos eléctricos existe una norma reglamentaria que se aplica de manera preferente; se trata del Real Decreto 614/2001, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico.

Esta norma va a ser de aplicación a todas aquellas instalaciones eléctricas de las empresas o centros de trabajo, así como también a todo tipo de tareas y procesos en los que se dé la prestación de servicios. Así pues, existe una serie de procedimientos que tendrás que adoptar para garantizar tu protección personal en el desarrollo de tu trabajo.

Se antoja vital, además de legalmente obligatorio, el hecho de que el empresario adopte las medidas necesarias para que el uso de la energía eléctrica por tu parte no se traduzca en la existencia de riesgos para tu salud y tu seguridad. Cuando esto no sea posible, será necesario reducir tales peligros.

Esto se lleva a cabo a través de una evaluación de riesgos que todo empresario debe implementar con carácter anterior a la puesta en marcha de la actividad en la empresa. El resultado de la citada evaluación deberá ser comunicado a los trabajadores que se encuentren en la zona sometida a alta tensión.

Posteriormente, se identificará, delimitará y señalizará la zona en la que se den tales riesgos. Además, se realizarán separaciones y señalizaciones entre los trabajos que se vayan a ejecutar y las zonas que se encuentran en tensión. Los trabajos que vayas a desarrollar en la instalación deberás llevarlos a cabo sin tensión, salvo una serie de excepciones que prevé la norma.

Medidas de prevención

Como venimos analizando para tu conocimiento, los riesgos derivados de choques eléctricos pueden ser de gravedad para las personas que se desempeñan en la empresa. Para evitarlos, es necesario arbitrar una batería de medidas preventivas.

La responsabilidad de su adopción corresponde siempre al empresario. Sin embargo, en la puesta en marcha y el mantenimiento de las mismas se requiere una colaboración por tu parte para que las medidas se implementen de manera correcta y cumplan el cometido que persiguen, de manera que:

  •  Es deber del empresario proporcionar una adecuada formación en esta materia a sus trabajadores. Cuando estos estén afectados por riesgo eléctrico, deberá proporcionarles especialización frente a tales peligros.
  • Por supuesto, como trabajador tendrás que disponer de materiales, equipamiento y medios suficientes de protección para evitar o reducir el peligro del impacto eléctrico.

Habrás de contar con herramientas aisladas y adecuadas a los trabajos eléctricos, disponer de guantes y ropajes aislantes, pantallas faciales para evitar la filtración de chispas o destellos, gafas y protección ocular frente a destellos, arneses y cinturones de seguridad y, en definitiva, los equipos de protección individuales adecuados.

  • Finalmente, se necesita otra serie de medidas que quedan en todo caso dentro del capítulo de obligaciones y buena praxis de cada trabajador. Por ejemplo, deberás respetar las distancias de seguridad con los elementos de alta tensión, evitar la manipulación de los aparatos eléctricos con las manos húmedas o mojadas, utilizar equipos o aparatos en malas condiciones o deteriorados, etcétera.

En definitiva, este tipo de riesgos requiere la adopción de medidas adecuadas por parte de los trabajadores y los empresarios. Como has podido comprobar, la ausencia de medidas de prevención y la mala utilización de los equipos pueden traducirse en consecuencias fatales para los trabajadores.

Además, en todas las empresas debe contarse con asesoramiento adecuado y formación adaptada a estas necesidades preventivas.

En nuestra escuela de negocios, tienes a tu disposición con cursos y másteres especializados en esta materia preventiva. ¡Solicita información sobre el máster en prevención y riesgos por electricidad!

Enlace de interés

Medidas de prevención de la COVID 19 en la construcción

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Recomendaciones de prevención en trabajos de electricidad

La electricidad se constituye en la actualidad como una importante fuente de riesgos en todas partes.