Inicio » Lectura recomendada » El tabaquismo como riesgo laboral

El tabaquismo como riesgo laboral

El tabaquismo riesgo laboral no se suele tener en cuenta. Esto no deja de resultar paradójico, ya que es la principal causa de bajas y enfermedades laborales en el mundo. Pese a que las leyes tienden a evitar que se consuma, hay un 34 % de la población que todavía fuma a menudo. ¿Cómo podrías prevenir el tabaquismo?

El riesgo que supone fumar

Con el Máster Calidad Medio Ambiente y PRL conocerás en profundidad las implicaciones para la salud de esta droga blanda, que está presente en el día a día de numerosas personas. El hábito de fumar era considerado normal y hasta deseable unas décadas atrás, pero desde hace unos años los Gobiernos luchan contra su consumo. En España, la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco supuso un gran avance.

Hasta ese momento entrar en la mayoría de los locales era convertirse casi de forma automática en un fumador pasivo. Esta ley prohibió el consumo de tabaco en los lugares de trabajo públicos y privados, aunque también se habilitaba una zona de fumadores en locales específicos, como es el caso de los restaurantes.

De esta forma se pretendía cuidar la salud de los ciudadanos ante un hábito que no solo afectaba al consumidor. Y las consecuencias de fumar, como sabrás, no son especialmente beneficiosas para el organismo. El tabaquismo es un factor de riesgo para tener muy en cuenta. Está entre las principales causas de muerte globales, puede producir una amplia variedad de cánceres en diferentes órganos del aparato respiratorio e infertilidad, entre otros problemas de gravedad.

En el entorno laboral no es menos problemático. Es el responsable de un incremento de cuatro días de baja laboral al año y llega a los once días de incapacidad para el trabajo. Esto no solo supone un problema para el trabajador, quien más tarde o más temprano puede enfrentarse a alguna enfermedad derivada del consumo de tabaco, puede enfrentarse a alguna enfermedad derivada del consumo de tabaco, sino que la empresa también está perdiendo dinero. Para que te hagas una idea, el coste de un trabajador que fuma asciende a los 2000 euros anuales para la empresa.

Puede que creas que es poco, pero no va a darse tan solo un caso de tabaquismo dentro de la plantilla de una compañía. Así que, ante una realidad como esta, los responsables de la prevención de riesgos laborales no pueden quedarse de brazos cruzados y tienen que desarrollar formas de enfrentarse a este problema. ¿Cuáles son las más efectivas?

¿Cómo prevenir el tabaquismo?

Por suerte, es posible tanto prevenir que las personas fumen como conseguir que dejen el hábito. Si bien lo primero es más sencillo, lo segundo requiere de planificación, atención personalizada y tiempo. Las empresas son conscientes de este problema, por lo que han desarrollado diferentes planes y programas para solucionarlo de forma efectiva.

Una de las formas más utilizadas para prevención de este riesgo laboral es la concienciación, que incide en las consecuencias a corto, medio y largo plazo que supone el tabaquismo. No pienses que se trata de asustar con lo que va a pasar, sino de explicar y promover la comprensión de las secuelas que dejará. Esto es más efectivo que forzar a una persona a dejar un hábito. Si comprende el origen del problema, sus consecuencias y cómo enfrentarse a él, es muy probable que con esfuerzo y apoyo termine por salir adelante. Para conseguirlo puedes implementar cursos y otras actividades para conseguir unos buenos resultados.

Es en este aspecto, cuando la prevención en la empresa o en la sociedad ha fallado, llega el momento de establecer programas para acabar con el hábito. En la mayoría de las ocasiones los trabajadores fuman habitualmente antes de entrar a formar parte de la empresa; es poco probable que adquieran el hábito una vez estén dentro.

A la hora de poner fin al tabaquismo, es común realizar actividades de grupo en las que cada persona explica su situación. Así, cada uno tiene la oportunidad de expresar con libertad cómo se siente. La sesión está dirigida por un profesional con experiencia. Además de esta actividad, las consultas personales son de gran utilidad, ya que permiten tratar cada caso de forma individualizada.

De esta forma se encuentran soluciones específicas para cada trabajador, que serán más efectivas si se ajustan a las características de cada uno. Las personas no padecen de una forma idéntica el mismo problema, por lo que merece la pena comprender el grado de adicción de cada empleado por separado, la motivación que le lleva a dejar el tabaco y lo dispuesto que está a llevar a cabo una posible rehabilitación.

Es importante poner una fecha de inicio a este período, realizar el conveniente seguimiento y adaptar el tratamiento a los diferentes síntomas de abstinencia que vayan surgiendo. También es clave prestar atención a posibles recaídas y actuar de forma preventiva, aunque en caso de producirse habrá que comprender qué la ha motivado para atacar la raíz del problema.

Como te imaginarás, es indispensable contar con profesionales formados y experimentados para conseguir resultados satisfactorios, ya que está en juego la salud de las personas. A la mayoría le costará dejar este hábito, y habrá que priorizar a aquellos que más les cueste poner fin a su adicción. Así, la salud de la plantilla mejorará y con ella la propia empresa.

En definitiva, la prevención de riesgos laborales también debe hacer frente al tabaquismo. Es la causa de diferentes problemas que no se ven a simple vista, como el coste por empleado que causa esta adicción. Prevenirlo y ponerle fin ahorrará a la empresa una buena cantidad de dinero, y los trabajadores ganarán en salud tanto en su puesto como en su hogar.

Como has visto, los problemas que trae consigo fumar afectan tanto a la persona que es adicta como a quienes la rodean, razón más que suficiente para poner fin a este problema. ¡Contáctanos para aprender a terminar con el tabaquismo como riesgo laboral con el Máster Calidad Medio Ambiente y PRL.

Artículos que te pueden interesar

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de Colaboradores (PRL)
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


El tabaquismo como riesgo laboral

El tabaquismo riesgo laboral no se suele tener en cuenta pero es la principal causa de bajas y enfermedades laborales en el mundo.