Amazon
InicioBúsqueda de empleoEl test inteligencia y coeficiente intelectual en un proceso de selección
El-test-de-inteligencia-y-coeficiente-intelectual-en-un-proceso-de-selecciXXn El test inteligencia y coeficiente intelectual en un proceso de selección

El test inteligencia y coeficiente intelectual en un proceso de selección

En una entrada anterior hablamos de como se usa la grafología en los procesos de selección de personal.

En esta entrada vamos a hablar de como y para que se usan los test de inteligencia en estos mismos procesos y que podemos descubrir de los candidatos aplicando estos test.

Hay tres grandes tipos de pruebas de selección:

  1. Pruebas profesionales (también conocidas como pruebas de conocimiento)
  2. Test de personalidad
  3. Test psicotécnicos (incluyen test de inteligencia y de aptitudes)

Lo primero que debemos saber de un test de inteligencia es que muy difícilmente podremos manipular las respuestas. En un test en el que las respuestas a escoger se basan en situaciones simuladas podemos hacernos una idea de lo que la empresa puede esperar de nosotros, aunque siempre decimos que no es nada recomendable mentir. Sin embargo, las preguntas de un test de inteligencia se basan en ejercicios de habilidad mental. Completar series de números, de imágenes, de letras…

Test de inteligencia en procesos de selección

Los test de Inteligencia son la herramienta más utilizada para medir la capacidad intelectual de una persona. Estos test permiten cuantificar la inteligencia a través de diferentes pruebas que determinan el coeficiente intelectual de cualquier persona y de cualquier edad. Estas pruebas valoraran las funciones intelectuales y las aptitudes principales relacionadas con la inteligencia.

Estos test arrojan una puntuación denominada cociente de inteligencia o C.I., un término introducido por el alemán William Stern y que fue adoptado por Terman en su revisión del test de Stanford-Binet. Originalmente, el valor de este coeficiente se calculaba dividiendo la edad mental de la persona por su edad cronológica, y multiplicando este valor por 100; la mayoría de los test de inteligencia actuales han abandonado esta estrategia metodológica, y el cálculo del C.I. se realiza ahora mediante una comparación estadística respecto a un grupo de muestra.

Las puntuaciones en inteligencia siguen una distribución estadística normal en campana, con la mayoría de las puntuaciones agrupadas en torno al valor medio de 100. Aproximadamente dos de cada tres personas arroja una puntuación entre 85 y 115, mientras que el 19 de cada 20 personas tiene una puntuación entre 70 y 130.

Otros tipos de test valoraran alguna aptitud en concreto, los principales test que podemos encontrar que midan nuestras aptitudes o habilidades los podemos clasificar en:

  1. Aptitudes Verbales: Evaluarán capacidades lingüísticas referidas a la compresión o fluidez verbal. Comprenderá ejercicios de : Ortografía, antónimos, sinónimos, vocabulario, analogías verbales…
  2. Aptitudes de razonamiento: Estos test medirán la capacidad de análisis y lógica del sujeto. Constaran normalmente de ejercicios de series de números, letras y figuras.
  3. Aptitudes Numéricas: Valorarán la capacidad para realizar operaciones y procesos matemáticos. Consistirán en una serie de pruebas de operaciones matemáticas elementales y problemas de razonamiento numérico.
  4. Aptitudes Preceptivas: Test de razonamiento especial y abstracto, medirán la rapidez y la precisión en percibir las sensaciones.

Hay muchos ejemplos de test de inteligencia y de personalidad colgados en internet; el hacerlos no implica que vaya a ser el que nos pongan durante un proceso de selección en el que estemos inmersos, pero son ejemplos que se pueden ver.

Además de practicar y ver algunos de los que he comentado, a la hora de afrontar este tipo de test dentro de un proceso de selección de personal, los expertos nos dan una serie de pautas y consejos para afrontarlos con una mayor garantía de éxito:

  1. Intenta relajarte. Hay que estar alerta pero sin ansiedad.
  2. Lee con atención las instrucciones del test antes de ponerte a responder. Si no entiendes algo, pregunta.
  3. Ojo con el tiempo. La mayoría tiene un límite de unos 20 minutos. Lee con calma las preguntas, pero procura avanzar. Si no consigues resolver alguna de las cuestiones, sigue adelante y retómala al final.
  4. El sentido común es casi siempre un gran aliado.
  5. No te distraigas con lo que pasa a tu alrededor. Lo importante es el test de tu proceso de selección, no lo que están haciendo el resto de aspirantes.

La grafología en los procesos de selección y los test de inteligencia para medir el coeficiente intelectual, son como ya hemos dicho técnicas complementarias que se utilizan cada día más por los departamentos de recursos humanos para intentar que los candidatos seleccionados para cubrir un puesto de trabajo, se acerquen lo máximo posible a lo requerido y necesitado por la empresa.

En  IMF Business School te ayudamos a desarrollar tu carrera como profesional de los Recursos Humanos mejorando tu formación a través de nuestros Masteres del Área de Recursos Humanos
Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
juan_carlos_barcelo-80x80 El test inteligencia y coeficiente intelectual en un proceso de selección

Últimos posts de Juan Carlos Barcelo (ver todo)

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

El test inteligencia y coeficiente intelectual en un proceso de selección

Como y para que se usan los test de inteligencia en estos mismos procesos y que podemos descubrir de los candidatos aplicando estos test.