Amazon
InicioFormaciónPersuadir o convencer: diferencias, claves y ejemplos
persuadir-convencer-claves-ejemplos Persuadir o convencer: diferencias, claves y ejemplos

Persuadir o convencer: diferencias, claves y ejemplos

Vamos a dedicar esta entrada a hablar sobre las diferencias entre dos términos muy parecidos y que a veces se utilizan para indicar lo mismo, pero que como veremos son diferentes.  Persuadir según la RAE es: Inducir, mover, obligar a alguien con razones a creer o hacer algo. Convencer según la RAE es: Incitar, mover con razones a alguien a hacer algo o a mudar de dictamen o de comportamiento.

Aunque aparentemente puedan parecer los mismo realmente no lo son. Vamos a tratar de explicar cual es la diferencia entre una y otra.

Diferencias entre ambas acciones

Convencer a alguien significa hacer llegar a una persona a cierta conclusión usando argumentos lógicos, mientras que la persuasión se basa en aspectos emocionales. Diríamos por lo tanto que para convencer nos dirigimos a la cabeza de la otra persona y para persuadir nos dirigimos al corazón.

La capacidad para convencer o persuadir es una habilidad social y como tal, quiere decir que no nacemos con ella sino que la podemos aprender a lo largo de nuestra vida y nuestro desarrollo personal.

Claves para convencer

Para intentar convencer a otra persona debemos utilizar una serie de técnicas y una serie de principios.

En primer lugar hay que ser correcto y educado en el trato con los otros. La buena educación y las buenas formas son fundamentales para convencer de tus argumentos; la clave está en nunca imponer nada ni coaccionar a la persona a la que quieres convencer.

En segundo lugar hay que procurar siempre no mentir: si mientes para intentar convencer perderás totalmente la credibilidad, tanto si mientes en el momento como si se descubre con posterioridad, porque no volverán a creer en ti.

Una de las mejores técnicas para intentar convencer consiste en señalar y destacar entre tus argumentos los aspectos positivos; si por ejemplo quieres convencer a un compañero de que se ocupe de hacer un trabajo determinado, puedes hablarle de las consecuencias positivas. Antes de proponer cualquier alternativa, si quieres convencer, piensa en las características positivas del hecho.

Por último es también muy importante el uso de la comunicación no verbal para poder convencer. Lo mejor es mantener gestos relajados, la cara sonriente, distancias cortas (sin invadir el espacio de la otra persona) y un tono de voz suave y fluido. Para acabar de convencer será bueno que te  apoyes en experiencias, ejemplos o estadísticas que corroboren tus ideas.

Claves para persuadir

Hemos dicho antes que para persuadir tenemos que dirigirnos al corazón de la otra persona, está basada la persuasión por lo tanto en los aspectos emocionales. Para persuadir a otra persona tenemos que conseguir provocar en ella una emoción determinada.

Es muy importante que nos conozcamos bien a nosotros mismos y que sepamos utilizar la inteligencia emocional. La persuasión tiene mucho que ver con la empatía y con la imagen que proyectemos sobre nosotros.Si somos capaces de generar empatía y un sentimiento positivo hacia nosotros será más fácil que podamos persuadir.

El misterio, el miedo, el suspense son también técnicas de persuasión porque invocan los sentimientos, crean curiosidad y atraen la atención de quienes nos escuchan.

Decíamos que para convencer había que utilizar un tono de voz suave y fluido, en cambio para persuadir las palabras y la comunicación deben ser más intensas. Un estudio dividió a 88 usuarios en tres grupos para ver cuál de entre tres discursos sonaba más efectivo o causaba mayores impactos. La única diferencia entre los discursos era que uno de ellos contenía la palabra “maldito” al comienzo de la frase. El resultado fue que el que contenía esta palabra más fuerte fue el más efectivo para persuadir.

Ejemplo de convencer y persuadir

Para ver la diferencia lo mejor es usar un ejemplo muy sencillo; si tratamos de convencer o de persuadir a alguien para que lea los periódicos, lo haremos de la siguiente manera:

Convencer: Si no lees los periódicos no podrás informarte de los acontecimientos actuales. (Le intentamos convencer con argumentos dirigidos a la cabeza, leer los periódicos es estar informado).

Persuadir: Si no lees los periódicos no tendrás tema de conversación con nadie (Le intentamos persuadir con argumentos que buscan los sentimientos, no leer los periódicos generará rechazo y soledad).

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
juan_carlos_barcelo-80x80 Persuadir o convencer: diferencias, claves y ejemplos

Últimos posts de Juan Carlos Barcelo (ver todo)

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, promedio: 3,52 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Persuadir o convencer: diferencias, claves y ejemplos

Diríamos por lo tanto que para convencer nos dirigimos a la cabeza de la otra persona y para persuadir nos dirigimos al corazón.