Amazon
man-390342_640 Hacia el humanismo empresarial

Hacia el humanismo empresarial

country-road-599457_640 Hacia el humanismo empresarial  La verdadera amenaza a la que están expuestas nuestras organizaciones es que el hombre pierda el camino de encuentro con su humanitas, con su verdadera humanidad.  Y esto no es sólo un retroceso, es una idiotez. Si nosotros mismos no nos ocupamos de los asuntos humanos, ¿quién lo hará?Vivimos una especie de renacer del humanismo empresarial, hablamos de ética, de Responsabilidad, y surge un nuevo modelo de empresas orientadas a valores.

Decía Blaise Pascal que “el corazón tiene razones que la razón no entiende”

Las empresas tienen que dejarse llevar de alguna manera por este corazón, el que impulsa el humanismo empresarial. Este corazón simbólico tiene que ver con la parte humana y real que se pierde cuando queremos avanzar mucho y somos esclavos de los resultados y a corto plazo. Esta es la gran enfermedad empresarial. Además de ser una cardiopatía tiene que ver con la sordera, porque si escuchamos a las personas de nuestra organización nos daríamos cuenta de que ese camino no nos lleva a un buen fin.

La cultura ética y de valores se cultiva y se siembra… es necesario pensar y hacer ahora para que nuestros hijos sólo conozcan esta forma de ser empresa. Nunca deberíamos perder de vista que todas nuestras acciones de hoy tienen consecuencias en el futuro y que éstas también son nuestra responsabilidad.

Es conveniente de vez en cuando pararse a pensar en lo que hemos hecho, lo que hacemos y lo que vamos a hacer.  Quizás para eso se inventaron las crisis, que deben de ser cíclicas por convenio. Cuando nos dejamos llevar sin más por el devenir de los acontecimientos es fácil perder de vista nuestro objetivo.
man-390342_640 Hacia el humanismo empresarial  Si analizamos el recorrido histórico de los Recursos Humanos, el propio nombre nos hace pensar: Los Recursos no son más que los medios que tenemos a nuestro alcance, y el fin de éstos son los humanos. Nunca a la inversa.

Todos sabemos que los Recursos Humanos tal y como los entendemos, como meros administrativos, están en período de extinción. El futuro es la transformación en responsables y gestores de felicidad. El gran paso: De Responsable de Recursos Humanos a Director general de felicidad. Las grandes empresas sin duda, apuestan por la felicidad. Las personas felices son el verdadero impulso de las organizaciones.

Los Recursos Humanos pueden abanderar el cambio decisivo para humanizar las organizaciones empresariales. Están en el centro y son el corazón de cada empresa que conforma nuestra sociedad global.

Por Ana López San Román

Comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Hacia el humanismo empresarial

Vivimos una especie de renacer del humanismo empresarial, hablamos de ética, de Responsabilidad, y surge un nuevo modelo de empresas orientadas a valores.