Inicio » Calidad » Refuerzo de la seguridad alimentaria frente a la covid 19

Refuerzo de la seguridad alimentaria frente a la covid 19

Han pasado ya varios meses desde que se declaró la pandemia del COVID-19 y desgraciadamente no termina de irse de nuestras vidas; difícil ha sido el confinamiento, pero en este periodo estival en que todos, en mayor o menor medida, intentamos relajarnos y disfrutar de las vacaciones, sigue siendo la noticia principal de los informativos que resumen cada día los focos activos que hay en todo el país vinculados, en su mayoría, al ocio y, en algunos casos, a industrias del sector agroalimentario. 

Con relación a estas últimas quería poner en valor y recordar todos los esfuerzos que realiza el sector desde el primer día para que los alimentos que llegan a nuestro hogar sean seguros; también los consumidores tenemos responsabilidad en ello, por lo que no viene mal recordar que siempre, y más ahora, hay que tener unas buenas prácticas de higiene cuando se manipulan los alimentos en el hogar. ¿Cómo hace frente la seguridad alimentaria al covid?

Cómo se transmite la COVID 19 

En primer lugar, hay que señalar que este virus no se transmite a través de los alimentos por lo que no provoca las denominadas “Enfermedades Transmitidas por Alimentos” (ETA) como es una Salmonelosis o Listeriosis

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indica que no existen pruebas de que los alimentos planteen un riesgo para la salud pública en relación con la COVID-19; como ya sabemos, el principal modo de transmisión de dicho virus es de persona a persona, principalmente a través de las gotículas respiratorias que producen las personas infectadas al estornudar, toser o exhalar. 

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), el 24 de julio ha actualizado la información sobre el COVID-19 y la Seguridad Alimentaria, confirmando lo ya dicho “Las experiencias de anteriores brotes de coronavirus afines, como el coronavirus causante del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) o el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), indican que no se produjo transmisión a través del consumo de alimentos”.

 Hasta la fecha de hoy, los científicos y las autoridades de todo el mundo no han informado de ningún caso de transmisión a través de alimentos. Los casos que se están detectando en el sector agroalimentario se deben a la transmisión comunitaria por parte del contacto entre los trabajadores, siendo el COVID-19 un virus que causa enfermedades respiratorias. 

Por otro lado, hay que recordar que los virus no pueden multiplicarse en los alimentos ni en superficies inertes, como los envases que los contienen, ya que requieren un huésped animal o humano para ello. 

Aunque hay estudios realizados en laboratorio que confirman su supervivencia durante unas horas en dichas superficies, se ha puesto de manifiesto en un estudio realizado por la OCU en mayo, la ausencia total del virus en los envases de 66 productos comprados en 10 supermercados de 8 cadenas de distribución; los análisis se realizaron por PCR. Las medidas de higiene extraordinarias implantadas por todos los eslabones de la cadena alimentaria se confirman eficaces. 

Respuestas y recomendaciones para los consumidores sobre la covid

Los consumidores formamos parte de la cadena alimentaria y, por lo tanto, debemos estar comprometidos por seguir unas medidas de higiene a la hora de realizar la compra como se nos ha trasmitido durante estos meses, por ejemplo, el uso de guantes que nos suministren en el centro de compra, no tocar todos alimentos salvo el envase o producto que queremos adquirir, no tocarnos la cara, nariz, boca u ojos mientras estemos realizando la compra, antes de salir del supermercado quitarnos los guantes de forma correcta y depositarlos en el lugar destinado para ellos, etc. 

Aprovecho a dejaros el enlace de AESAN sobre las 5 claves para la Seguridad de los alimentos para que las tengamos muy presentes. 

Muchas han sido las dudas y los miedos que nos venían a todos a la cabeza en los primeros meses de la pandemia y, por ello, desde varios organismos se nos informó de las medidas a tomar para evitar el contagio.

 La AESAN publicó el 20 de mayo el documento “Información para los consumidores con relación al COVID-19 y Seguridad Alimentaria” cuyo enlace os dejo a continuación donde se dan respuesta a todas las preguntas que nos preocupaban con respecto a si la transmisión de este virus se producía a través de los alimentos. 

Como siempre en épocas de crisis y de incertidumbre surgen las llamadas Fake news y los fraudes, en este caso tampoco se ha librado. Hemos tenido noticias todos sobre el tratamiento con determinado medicamento, e incluso, que es los que os quiero comentar, la comercialización de complementos alimenticios, por ejemplo, con vitamina D que supuestamente prevenían, trataban o curaban el COVID-19. 

La AESAN publicó que “estos vendedores intentan aumentar sus beneficios a través de declaraciones nutricionales y de propiedades saludables, no autorizadas y prohibidas al promocionar y vender los complementos alimenticios. Recuerda a los consumidores que los complementos alimenticios son alimentos cuyo fin es complementar la dieta normal. Estos productos no pueden atribuir propiedades de prevenir, tratar o curar una enfermedad humana, ni referirse en absoluto a dichas propiedades”. 

La Seguridad Alimentaria frente al COVID-19 está garantizada 

El sistema de seguridad alimentaria implantado por la Unión Europea en todos sus Estados miembros asegura la inocuidad de los alimentos que se comercializan en todo su territorio. Las herramientas de que disponen nos protegen frente a cualquier posible riesgo incluido el COVID-19, las cuales o expongo brevemente: 

Responsabilidad del operador

Es el operador es responsable último del producto que pone en el mercado. Para asegurar la inocuidad de los alimentos debe implantar: 

  • Requisitos previos que abarcan las prácticas de higiene correctas; la limpieza y el saneamiento; la delimitación de las zonas de elaboración de alimentos; el control de los proveedores; el almacenamiento, la distribución y el transporte, la higiene personal y la aptitud para el trabajo; es decir, el conjunto de condiciones y actividades básicas necesarias para mantener la higiene en los lugares donde se elaboran productos alimenticios). 
  • Sistema de autocontrol (APPCC). Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos. 
  • Además, y de forma voluntaria, un gran número de empresas del sector han implantado esquemas certificables de inocuidad de los alimentos (ISO 22000, FSSC 22000, BRC, IFS) que viene a reforzar dicha seguridad y mejorar sus relaciones comerciales. 

Análisis del Riesgo

Es el fundamento de la inocuidad de los alimentos y se basa en la aplicación de tres componentes: 

  • Evaluación del riesgo mediante asesoramiento científico y análisis de los datos. 
  • Gestión del riesgo mediante la reglamentación y el control. 
  • Comunicación del riesgo

Asesoramiento científico de la EFSA

La EFSA es el organismo encargado de realizar la evaluación del riesgo, para ello requiere que los diferentes países de la UE le transfieran toda la información que obtengan de manera completa, fiable y armonizada.

En base a la evaluación del riesgo realizada, la Comisión Europea establece sus políticas de seguridad alimentaria para prevenir, reducir o eliminar el riesgo y, de esta manera, garantizar el mayor nivel de protección de la salud a sus ciudadanos. 

Trazabilidad

Sistema para encontrar y seguir el rastro, de una forma rápida y eficaz, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución, de un alimento, un pienso, un animal destinado a la producción de alimentos o una sustancia destinados a ser incorporados en alimentos o piensos o con probabilidad de serlo. 

Sistemas de Alerta Rápida

Mecanismos de alerta rápida a nivel nacional, europea e internacional: 

SCIRI

 Sistema Coordinado de Intercambio de Información. 

RASFF

Food and Feed Safety Alerts. 

INFOSAN

Red Internacional de Autoridades de Inocuidad de los Alimentos. 

Controles oficiales

Establecidos en el Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria (PNCOCA).  

La Cadena Alimentaria ha tenido que reforzar las ya mencionadas herramientas establecidas para garantizar la inocuidad de los alimentos, aplicando las Recomendaciones de la OMS para la Industria Alimentaria, publicadas el 7 de abril de 2020 mediante una Guía para empresas alimentarias cuyo enlace os indico a continuación. 

Orientaciones establecidas para prevenir la covid 19

La finalidad de las orientaciones establecidas en dicha guía es explicar las medidas adicionales para prevenir la transmisión de COVID-19 entre el personal, proteger la salud de los trabajadores y permitir detectar a los manipuladores de alimentos infectados y a sus contactos inmediatos, para ser retirados del lugar de trabajo.

Para ello, es fundamental que los trabajadores aprendan a reconocer rápidamente los síntomas de la enfermedad para procurar asistencia sanitaria y someterse a las pruebas pertinentes, con el fin de reducir el riesgo de transmisión a los compañeros de trabajo. 

Como se ha mencionado, este virus si puede permanecer durante varias horas en las superficies por lo que hay que intensificar las medidas de higiene personal (lavado de manos, uso frecuente del gel hidroalcohólico, uso de EPI´s), lavado y desinfección de superficies para evitar o reducir el riesgo de que contaminen la superficie de los alimentos o los envases con el virus

El distanciamiento físico entre los trabajadores en las empresas alimentarias es uno de los puntos más importantes cómo se está demostrando en los casos que se están dando dentro del sector. 

Los brotes surgidos últimamente entre los trabajadores de los sectores hortofrutícolas y las empresas alimentarias están bajando y se muestras menos peligrosos, gracias al esfuerzo del sector. 

Control Oficial ante el COVID-19 

Otra de las guías publicada ha sido la destinada a las Autoridades competentes por parte de la OMS-FAO, responsables de los sistemas nacionales de control de la inocuidad de los alimentos y cuyo enlace os adjunto. 

Agustina Sánchez, docente del Master en Seguridad Alimentaria en IMF Business School.

Enlace de interés

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Refuerzo de la seguridad alimentaria frente a la covid 19

En este post, Agustina Sánchez, te cuenta las respuestas y recomendaciones para los consumidores sobre la covid en la seguridad alimentaria.