Inicio » Industria Alimentaria » El realfooding: la corriente nutricional de la que todos hablan

El realfooding: la corriente nutricional de la que todos hablan

En un mundo de entornos cambiantes, hay ciertas tendencias que nos hacen volver la vista atrás y retomar aquello de ‘toda la vida’. Como es el caso del Realfooding. El mundo de la alimentación evoluciona mucho más rápido que la especie humana, y es esto lo que el Realfooding quiere poner de manifiesto: hemos tardado millones de años en evolucionar hasta lo que somos hoy en día, no podemos pretender que nuestro organismo se adapte en cuestión de unos pocos años a alimentos nuevos, conservantes y aditivos sintéticos que la industria está generando. 

Para saber más sobre estilo de vida saludable y temas relacionados con alimentaria, el Master en Calidad, Higiene y Seguridad Alimentaria ofertado por IMF Business School te aportará todos los conocimientos al respecto

¿Qué es el Realfooding y quién lo inventó?

Recientemente suena en todos los blogs y redes sociales el término Realfooding, hasta ahora desconocido, pero que a cualquiera le resultará familiar una vez conozca su significado: Comer Comida Real, la ‘comida de la abuela’.

Carlos Ríos, nutricionista originario de Huelva, es el inventor de esta corriente, una moda en el mundo de la nutrición que parece haber llegado para quedarse. Tal y como define en su página web, el Realfooding es “un estilo de vida basado en comer comida real y evitar los ultraprocesados. Es un movimiento que defiende el derecho a una alimentación saludable para la población. Es una revolución que lucha con conocimiento y conciencia contra el lado oscuro de la industria alimentaria”.

Harto de que las grandes marcas y sus grandes inversiones en Marketing nos quiten libertad de elección, ha escrito un libro: Come Comida Real (Carlos Ríos) (https://www.amazon.es/Come-comida-real-alimentaci%C3%B3n-Divulgaci%C3%B3n-Autoayuda/dp/8449335612) en el que explica los diferentes tipos de alimentos y las pautas para llevar una vida saludable. En él puede entenderse la repercusión de las enormes inversiones publicitarias de grandes marcas, frente a los productores de tomate ecológico.

¿En qué consiste el Realfooding?

Básicamente, el Realfooding trata de identificar los alimentos en 3 grandes grupos:

  1. -Comida real
  2. -Buenos procesados
  3. -Ultraprocesados

¿En qué se diferencian?

  1. La comida real son alimentos sin alterar, naturales.
  2. Los buenos procesados son aquellos que no han sido modificados con procesos invasivos, simplemente conservados en aceite de oliva, cocidos, cortados, ahumados, congelados, etc.
  3. Los ultraprocesados son aquellos que contienen innumerables aditivos y conservantes con nombres imposibles.

Si analizamos en detalle, podemos entender que lo que Carlos Ríos promulga no es más que comer la comida tradicional de nuestras abuelas: un potaje de garbanzos con judías, unas verduritas salteadas, salmón al horno o incluso repostería endulzada con dátiles en lugar de azúcar refinado.

Una de las partes más importantes de esta corriente es el tipo de técnica de cocina que se utiliza para elaborar los platos: cocido o en papillote, gratinado o a la plancha, hervido o salteado, en lugar de frito, empanado o rebozado.

Hay algo muy bueno en todo esto: Carlos nos deja un margen del 10% para pecar ultraprocesadamente: ¡un caprichito siempre es necesario!

¿Cómo ser Realfooder?

Tras leer el libro de Carlos Ríos, pude sacar mis propias conclusiones, y traté de identificar cada uno de los puntos más relevantes del Realfooding con la Dieta Mediterránea, que tantos gurús de la nutrición identifican como la más sana del mundo.

El decálogo de la Dieta Mediterránea Realfooding

Utilizar grasas vegetales, pero siempre AOVE (aceite de oliva virgen extra)

El aceite de girasol no entra en nuestra dieta realfooder, ya que es rico en ácidos grasos omega-6, con propiedades proinflamatorias.

Alta ingesta de verduras, hortalizas, frutas y cereales

Ya sean hervidos, para no perder nutrientes en el cocinado, y priorizando piezas enteras. Es esencial respetar la estacionalidad de los alimentos (¡Las fresas, en primavera!).

Tomar cereales integrales

Sin harinas refinadas preferiblemente, y sin acompañarlos de intrusos ultraprocesados.

Consumir lácteos

Se ha demostrado que los lácteos enteros son más saciantes que los desnatados, así como que los buenos procesados lácteos (kéfir, scyr, yogur) son más beneficiosos que el alimento natural (leche) por sus propiedades intestinales al ser probióticos.

Consumir más pescado que carne

Y optar por pescado blanco por su contenido en ácidos grasos omega-3. Está permitido el consumo de carne, limitando el de carnes rojas (y cuanto menos procesadas, mejor. Se permiten hamburguesas caseras y albóndigas, ¡menos mal!).

Ingerir agua como bebida principal

No se recomienda el consumo de alcohol bajo ningún concepto, mejor un vaso de agua con limón.

Apostar por alimentos frescos y de temporada

Utilizar preparaciones sencillas

Priorizar los crudos, cocidos, hervidos, plancha, horneados o en papillote, en lugar de fritos. Dar importancia a los horarios de las comidas, las cantidades de las raciones y la variedad. Dar convivialidad a las comidas ayuda a prestar atención al acto en sí.

Uso de especias y hierbas aromáticas

Puede considerarse una de las claves del éxito de esta corriente, ya que ‘camufla’ los olores y texturas que causan el desagrado de las verduras a algunas personas. ¡Que empiecen a sonarte el clavo, el romero y el cardamomo!

Realizar ejercicio físico regular

Toda dieta ha de ser complementada con una actividad física que permita estar en forma y saludable. Hace tiempo utilizo una guía de ejercicios para todos los niveles, ya que puedes modularlos según tu estado físico. Dejo aquí el enlace a la web: Bikini Body Guide de Kayla Itsiness (https://www.kaylaitsines.com/).

Con respecto al punto 7, mencionar una declaración de Carlos Ríos:

  1. Más mercado y menos supermercado”.
  2. “Más real y menos procesado”.
  3. “Más local y menos de otro lado”.”

¡Ni el mismo Bécquer lo hubiera rimado mejor!

¿Te animas al Realfooding?

Después de este resumen, sólo me queda animarte a que leas el libro. Yo aposté por una vida Realfooder, y los resultados son muy gratificantes.

Si necesitas ayuda porque no eres muy Arguiñano, Carlos Ríos da soporte mediante una Academia Realfooder y una suscripción mensual con menús semanales. Dejo aquí el enlace por si te interesa: https://realfooding.com/

Además, la app móvil que lanzaron recientemente facilita nuestra vida hasta tal punto que excluir los ultraprocesados de nuestro carrito de la compra es sólo cuestión de escanear el código de barras. Incluso te indica los aditivos nocivos que contiene, para que no paremos de aprender sobre nutrición. ¡Pruébala tú mismo!

MyRealFood app para IOS

https://apps.apple.com/es/app/myrealfood/id1458031749

MyRealFood app para Android

https://play.google.com/store/apps/details?id=es.myrealfood.myrealfood&hl=es_419

¡A comerse la vida de un bocado (realfooder, por favor)!

 

Beatriz López Pascual, alumna del Master en Calidad, Higiene y Seguridad Alimentaria.

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.
El Blog de IMF Business School

El Blog de IMF Business School

Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


El realfooding: la corriente nutricional de la que todos hablan

En un mundo cambiante, hay ciertas tendencias que nos hacen volver la vista atrás y retomar aquello de ‘toda la vida’. Como es el caso del Realfooding.