Inicio » logística » La logística del reparto de última milla frente al riesgo de colapso

La logística del reparto de última milla frente al riesgo de colapso

Dentro de toda la terminología que has aprendido durante los últimos años en el sector de la logística, hay una que, en el actual contexto social y económico, cobra máxima importancia: el reparto de última milla.

Tras la crisis de la COVID-19, el sector debe enfrentarse a desafíos y cambios, además de luchar contra el principal temor que temen estas empresas de transporte: el colapso del sector. ¿Cuál es la situación actual? ¿A qué desafíos deben enfrentarse las organizaciones? ¿Cuáles son los cambios propuestos o introducidos? Te contamos todos los detalles, a continuación.

La situación actual del sector de la logística

El sector logístico, en plena crisis del coronavirus (cuando todos hemos estado confinados en nuestras viviendas) dice haber vivido un Black Friday continuo. Y no es para menos: ¿sabías que la demanda de productos comprados por Internet se llegó a multiplicar por dos en las primeras semanas de cuarentena? Algo normal, puesto que el miedo al contagio por coronavirus hizo que, muchas personas (más por imposición, por el estado de alarma), apostaran por realizar sus compras por Internet. Las ecommerce han tenido un volumen de trabajo inusual.

No obstante, si algo notaron los transportistas durante el confinamiento es que, las calles de las grandes ciudades, al tener menos tráfico rodado, estaban ‘despejadas’ de coches, lo que minimizó el impacto del aluvión de compras por la red. Es decir, a menos atascos y menos filas, los repartidores sí agilizaron muchos repartos, pese a la gran demanda de envíos. Además, la mayoría de compradores se encontraban en sus casas, algo que propició (pese a la distancia social y los nuevos protocolos) que la mayoría de entregas fueran un éxito.

Sin embargo, las redes sociales se hicieron eco de los retrasos en la entrega de paquetería, sobre todo de los grandes distribuidores de España.

Las empresas de logística y las propias compañías de distribución han reconocido las demoras en la entrega de productos, puesto que el gran volumen de compras les ha pillado desprevenidos. Por si fuera poco, reconocen problemas de los sistemas informáticos y de abastecimiento de productos. Problemas que con el paso de los días se fueron resolviendo, pese a que la demanda seguía inusualmente alta.

Desafíos, cambios producidos en el sector de la logística y cómo hacer frente a ellos

Tras unos días de trabajo intenso, al levantarse el confinamiento, las compras por Internet se relajaron y, con ello, los repartos.

Pese a esta relajación, los expertos creen que el sector debe enfrentarse a estos niveles de actividad, elevados, que serán normales de aquí a unos meses, en la línea de los vividos durante la cuarentena por la COVID-19. Más teniendo en cuenta que siguen produciéndose muchos repartos y la actividad en las ciudades ya ha vuelto, lo que puede obstaculizar el reparto de las mercancías. Además, muchos clientes no estarán en casa tras volver a la oficina y abandonar el teletrabajo.

Por este motivo, las empresas de transporte creen que deben existir cambios potentes en las próximas semanas. Uno de ellos, ya implantando en otros países europeos, es el de agrupar las entregas.

Su funcionamiento en sencillo: el operador se convierte en un gestor de mercancía para el cliente, el cual no aportará su dirección sino la del operador, quien se encargará de recibir, almacenar y entregar todos los paquetes, de golpe, al cliente. Así, la empresa de reparto podrá optimizar tiempo, recursos y personal; mientras que el cliente podrá recibir todos los paquetes de golpe.

Este último cambio, comentado en el párrafo anterior, podría suponer alterar los repartos inmediatos (tanto los de 24 horas, como los de 1 o 2), encareciendo este servicio o dejando de ser gratuito.

Para fidelizar al cliente y homogeneizar el coste para todos, muchas plataformas de ecommerce ofrecen ya (o esperan hacerlo) tarifas premium que facilitarán las entregas más rápidas y económicas.

El Ayuntamiento de Zaragoza mueve ficha para potenciar el reparto de última milla

Consciente de la importancia de este tipo de repartos para la ciudad y la economía en general, la ciudad de Zaragoza (que es un importante hub logístico a nivel nacional e internacional), quiere promover un cambio en la legislación actual del sector de la distribución. Por ello, el consistorio zaragozano lidera un grupo de trabajo, junto con la DGT y el Colegio Oficial de Ingenieros de la ciudad de Zaragoza, para el impulso de nuevas soluciones que ordenen los repartos en la capital aragonesa, pero también en el resto de los municipios españoles.

Con el objetivo de minimizar las molestias a vecinos, reducir el tráfico inducido y los accidentes, Zaragoza desea convertirse en una ciudad de referencia en este transporte de mercancías, siempre con la ayuda de los avances tecnológicos y el apoyo del sector logístico. Debes saber que pretende, a través de un programa que consta de cuatro ejes, mejorar:

La flota de vehículos de reparto, priorizando los vehículos de 0 emisiones

El objetivo: mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y potenciar los vehículos autónomos, además de optimizar la seguridad vial tanto para ciudadanos como para conductores.

Ordenanza DUM

Contar con una legislación moderna que regule estos repartos, construyendo almacenes intermedios o taquillas para la recogida de paquetería, entre otras medidas.

Zonas para la carga y descarga de mercancías

Incrementar la seguridad vial y de los trabajadores, ajustando las ubicaciones y atendiendo a las demandas de las empresas y comercios son los objetivos de este tercer eje.

Sistemas de control

Para usar de manera más eficiente los espacios, se busca impulsar sistemas de control que permitan reservar espacios de carga y descarga y el acceso a zonas restringidas o de bajas emisiones.

Recuerda que el sector logístico está cambiando a un ritmo vertiginoso. Entre todos los servicios, el reparto de última milla es el más visible para la sociedad. Se esperan cambios en los próximos meses en estos repartos, sobre todo para evitar un posible colapso de estos servicios, que ha vivido una auténtica avalancha de repartos por el confinamiento para evitar la propagación de la COVID-19.

La logística es cada vez más importante en nuestras vidas, ¿por qué no sigues formándote y contribuyendo a la mejora del sector? 

Artículos que te pueden interesar

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de colaboradores del Blog de Logística, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster en Dirección Logística y de la Cadena de Suministro de IMF Business School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


La logística del reparto de última milla frente al riesgo de colapso

Dentro de toda la terminología en el sector de la logística, hay una que cobra máxima importancia: el reparto de última milla.