Inicio » Gestión Sanitaria » Quiero empezar Gestión Sanitaria, ¿por dónde empiezo?

Quiero empezar Gestión Sanitaria, ¿por dónde empiezo?

Muchas personas desean trabajar en instituciones médicas, pero no como doctores o enfermeras, sino en puestos administrativos como por ejemplo Gestión Sanitaria.

Si ese es tu caso, cursar un máster de Gestión Sanitaria te ayudará a alcanzar dicho objetivo. Descubre en qué consiste, para qué puestos de trabajo te prepara y qué otras habilidades personales debes adquirir para convertirte en un gestor calificado.

¿En qué consiste el máster en Gestión Sanitaria?

El plan de estudios del máster en gestión sanitaria abarca todos los conceptos relacionados con el manejo de las organizaciones de salud. A lo largo de 24 meses, aprenderás lo siguiente:

  • El funcionamiento del sistema sanitario español y europeo.
  • Las estrategias de marketing que se deben implementar para captar clientes en el sector privado.
  • Las mejores técnicas de gestión del personal.
  • Las tendencias más recientes del sector.
  • La manera correcta de distribuir los recursos de la organización o el instituto.

La gestión sanitaria consta de tres niveles. El primero es el más general, denominado macrogestión o política sanitaria. Engloba a los puestos más altos de las grandes organizaciones de salud. El siguiente nivel es el de mesogestión, que implica principalmente el manejo de centros médicos. Por último, tenemos la microgestión, ejecutada por los profesionales que tienen un contacto más cercano con los beneficiarios del servicio de salud.

Los puestos laborales que requieren de conocimientos en gestión sanitaria a menudo conllevan grandes responsabilidades, pero también ofrecen excelentes oportunidades de crecimiento profesional y permiten afinar aptitudes y competencias importantes más allá del ámbito sanitario, que serán útiles en cualquier escenario en el que se requieran liderazgo y habilidades de resolución de conflictos.

Si deseas ejercer una carrera vinculada a la gestión sanitaria, lo más recomendable es establecer una meta profesional a largo plazo, sin perder de vista el puesto al que aspiras en un futuro. De esta forma, podrás enfocar todos tus esfuerzos en especializarte en la prestación de determinado servicio para un tipo específico de organización.

La importancia de la Gestión Sanitaria

Ya sea en el ámbito público o privado, la gestión sanitaria desempeña un papel fundamental. Está presente en uno de los sectores más importantes a nivel social, legal, económico e integral de nuestra sociedad. En la prestación de la atención sanitaria, están involucradas todas las organizaciones e instituciones. Que directa o indirectamente ofrecen atención clínica. Así como el personal médico y administrativo que hace posible su funcionamiento.

Si bien quienes se especializan en la gestión sanitaria, no prestan servicios de salud en última instancia (es decir, no tratan directamente con el paciente), eso no significa que no sean responsables de la atención que estos reciben. El gestor tiene la obligación de velar porque los servicios sanitarios se presten de forma inmediata, eficiente y responsable.

Para tener éxito en el campo de la gestión sanitaria, necesitas detectar cuáles son las necesidades de la organización o institución y responder de forma oportuna. Para ello, se requiere ser un buen planificador, y desarrollar la creatividad y la capacidad de trabajar bajo presión.

Además, no solo debes adquirir conocimientos relacionados con la administración, también debes estar familiarizado con la sanidad en general. De esta manera, podrás gestionar adecuadamente los servicios y procesos que forman parte de la atención que brindan estas organizaciones.

Funciones destacadas

Como mencionamos antes, cursar una carrera relacionada con la gestión sanitaria puede ser muy beneficioso, ya que te permite adquirir los conocimientos y las habilidades necesarias para asumir diferentes roles en un sector muy amplio.

Uno de los puestos más destacados es el de superior en un hospital o clínica. Por ejemplo, puedes aspirar a ser jefe en un área específica del hospital, o jefe del hospital en sí (como director general).

En cualquiera de estos puestos de trabajo, deberás prestar especial atención a las normas, leyes y reglamentos. Y estar al tanto de cualquier cambio en las políticas, sin importar qué tan pequeño sea este, ya que esta clase de detalles pueden hacer una gran diferencia en caso de demandas o de reclamos por parte de un paciente o de sus familiares.

La gestión sanitaria también implica distribuir de forma asertiva los recursos de la organización, aprobar las investigaciones y los ensayos clínicos, organizar conferencias (incluso celebraciones) y mucho más. Y más allá de todos los procesos de rutina, también es responsabilidad del gestor preparar un plan que permita responder de manera adecuada. Sobre todo ante situaciones imprevistas, como emergencias, desastres y eventos catastróficos y comunicarlo oportunamente a todo su personal.

Tareas necesarias

La carga de trabajo es grande. Por eso el salario es alto. Pero existe la posibilidad de delegar algunas de estas tareas, dependiendo de qué tan alto te encuentres en la cadena de mando. Lo que sí es seguro es que como gestor de algún servicio o división de una institución médica vas a tener personal a tu cargo. Lo que significa que también debes tener la capacidad de trabajar en equipo.

La gestión sanitaria también tiene un enfoque empresarial. Es decir, tiene similitudes con la administración de un negocio. Independientemente de que vayas a desempeñarte en el sector privado o en el público, deberás encargarte de la gestión comercial de la organización.

Para las entidades sanitarias también es importante llevar un minucioso control de sus gastos, donaciones, entradas, subsidios, sueldos, adquisición de equipos, remodelaciones, aperturas de alas de servicio, reparaciones, etc. Esto es especialmente cierto cuando se gestiona en una clínica o institución sanitaria privada. Donde se debe contar con gran destreza y conocimiento para distribuir el dinero y asegurarse de que los gastos no opacan a las ganancias.

Mantener en funcionamiento una institución sanitaria también requiere el correcto manejo del personal y de sus servicios. Los trabajadores no podrán prestar atención de calidad si no perciben salarios adecuados. Es decir, si no trabajan en áreas debidamente acondicionadas para su especialidad o si no cuentan con equipos o medicamentos. Por ello, la labor de la persona que maneja los recursos humanos y técnicos es fundamental dentro de las organizaciones sanitarias.

Otros roles relacionados con la Gestión Sanitaria

Existen otras esferas en donde los conocimientos y aptitudes adquiridos gracias a los estudios de gestión pueden resultar muy útiles y ser una interesante fuente de ingresos. Tal es el caso de la gestión de seguros de salud, y la supervisión de los procesos sanitarios en organizaciones sin fines de lucro.

Se necesita tener un buen soporte para fungir como gestor de seguros de salud. A pesar de sonar más simple que los roles anteriores, un gestor de seguros de salud debe contar con una variedad de conocimientos que le permitan manejar, planificar, analizar y ofrecer planes adecuados a sus clientes. Este cargo se aleja un poco de la sanidad y la medicina y se enfoca más en la administración.

Por otro lado, puedes desenvolverte en un ambiente más altruista, viajar, ampliar tus barreras personales y profesionales, y colaborar con personas de otras partes del mundo. Esto es posible si asumes el papel de consejero de organizaciones que se dedican a ayudar a las personas necesitadas.

Uno de los principales aportes de estas organizaciones tiene que ver con la atención médica, la vacunación, la distribución de suplementos médicos y la creación de hospitales. Es, por tanto, un puesto que reúne muchas de las habilidades requeridas para los roles antes mencionados. Con el extra de satisfacción que implica formar parte de una organización humanitaria.

Así que, si sientes que tu papel es aportar ese granito por el bienestar común, existe el máster en Gestión Sanitaria. Está ideado para personas como tú, líderes capacitados para adaptarse a los cambios y dirigir el camino a una mejor atención y al manejo de recursos. ¡Estúdialo con los mejores profesionales!

Antonio Robles García, Tutor del Master Oficial de RRHH: Organización Y Gestión de Talento.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


🥇 Quiero empezar Gestión Sanitaria, ¿por dónde empiezo?

Si estás pensando en especializarte en gestión sanitaria, te recomendamos leer el siguiente post sobre cómo empezar a estudiarlo.