Inicio » Gestión de Proyectos » Qué habilidades y competencias acredita un certificado PMP

Qué habilidades y competencias acredita un certificado PMP

¿Quieres saber por qué un certificado PMP te puede ayudar a mejorar tu futuro laboral? Te contamos todas las ventajas al respecto para que conozcas todos los detalles sobre una formación perfecta para tus intereses.

¿En qué consiste la el certificado PMP?

Las siglas corresponden a Project Management Professional. Obtener el certificado PMP es muy recomendable para profesionales que trabajen en la dirección de proyectos. Para obtenerlo, has de superar una prueba académica (organizada por el PMI, Project Management Institute) para la que has de prepararte muy bien. De superarla, obtendrás el antedicho documento que es reconocido, a nivel internacional, como una cualificación profesional excelente.

¿Qué tipo de profesionales se presentan a la prueba?

Normalmente, provienen de diversos sectores como la industria, la educación o las TI. Es importante subrayar que los directores de proyecto con esta certificación le garantizan a cualquier empresa la máxima fiabilidad. Debes saber que con esta certificación:

  • Podrás recibir un sueldo más elevado.
  • Ascenderás en el sector de la gestión de proyectos.
  • Destacarás entre otros profesionales del mismo sector, por lo que podrás elegir el tipo de trabajo que quieras desarrollar.

¿Qué sucede cuando obtienes el certificado?

Puedes beneficiarte de las ventajas antedichas, pero sin olvidar que existe un programa de certificación continua que te exige completar 60 PDU (unidades de desarrollo profesional) de una hora de duración cada una de ellas. Estas unidades versan tanto sobre la gestión de proyectos como sobre otras temáticas relacionadas con el liderazgo o la gestión estratégica entre otras.

Elige las que mejor encajen con tu perfil profesional. Hay opciones gratuitas (podcasts, voluntariado en la PMI, etcétera) y algunas más específicas que confirmarán tu especialización. Todo lo anterior te permitirá renovar tu certificado presentándote a la prueba correspondiente cada tres años. De lo contrario, este dejará de tener validez.

Claves de un portfolio para la gestión de proyectos

¿Qué necesitas para ser un buen project manager?

Si bien la obtención del certificado depende de que apruebes un examen, en realidad, lo que se está valorando es que tengas una serie de aptitudes y habilidades que pasamos a explicarte.

Tu capacidad organizativa

Es imprescindible para cualquier tipo de proyecto que quieras coordinar. De hecho, organizar el trabajo correctamente te permite ahorrar un tiempo precioso. Igualmente, deberás crear un método propio que te permita conocer cómo será el desarrollo de tu proyecto.

Es imprescindible que cuentes con una planificación detallada de las distintas etapas a superar y que vayas actualizando los datos del proyecto periódicamente.

Saber escuchar a tu equipo

Es fundamental que tengas en cuenta que sin tu equipo no eres nadie. Es decir, el buen project manager es el que tiene en cuenta todas las ideas de los participantes en el proyecto y, sobre todo, logra que el ambiente de trabajo sea el más adecuado.

Si bien es esencial diseñar un plan de actuación, no lo es menos que valores la opinión de otras personas para afrontar el proyecto con más puntos de vista. De esta forma, pueden ayudarte a conseguir tu objetivo en el plazo estipulado.

Mantener una comunicación fluida con tu equipo

Has diseñado el plan de actuación, has escuchado a cada miembro de tu equipo y queda ponerte en marcha. Durante la puesta en práctica de lo proyectado es posible que aparezcan problemas o que se cometa algún error.

Nada mejor que mantener una comunicación fluida para conocer si los demás entienden las directrices y si las diversas etapas del proyecto se están superando correctamente.

Superar las incidencias

Tu certificado confirma tu capacidad para negociar y para calmar los ánimos. Cualquier error, incidencia o alteración del plan puede provocar nerviosismo, conflictos y todo tipo de situaciones que, de no corregirse, podrían dar al traste con el trabajo realizado.

Has de tomártelo con calma, encontrar la causa de lo sucedido y reconducir la situación para mejorar la productividad de tu equipo de trabajo.

La importancia de cada detalle

Es habitual que durante el trabajo puedas tomar decisiones que sean soluciones temporales, pero que, a la larga, terminen afectando al desarrollo normal del proyecto. Como PMP, tendrás que controlar las consecuencias de cada decisión y, sobre todo, aportar alternativas para evitar que las decisiones tomadas a la ligera no terminen por provocar que el trabajo realizado haya que repetirlo o reformularlo.

Un plan B

Tener la antedicha certificación también te confirma como un profesional previsor. Disponer de un único plan y esperar a que se cumpla paso a paso es siempre positivo. Sin embargo, hay que prever que hay diversas circunstancias que pueden alterarlo.

Has de tener la capacidad suficiente para solucionar cualquier problema, pero también para proponer alternativas fiables que impidan que haya que dejar de trabajar para reformularlo todo desde el principio.

El máximo conocimiento posible

Debes conocer todos los detalles técnicos del proyecto, cuáles son las circunstancias que pueden alterarlo y cuáles son las aptitudes de tu equipo para enfrentarse a diversos retos. De tu especialización dependerá que te adelantes a los imprevistos y que aumentes el valor del resultado del trabajo en común.

Saber delegar

Recuerda que diriges el proyecto, que coordinas a los miembros de tu equipo y que diseñas la estrategia, pero solo has de encargarte de estas importantes labores. El certificado PMP te ayudará a delegar cada función en los mejores profesionales para que el proyecto llegue a buen puerto.

Entender a cada miembro de tu equipo

Ser líder no tiene relación alguna con no ponerte en el lugar de cada persona que trabaja contigo. La idea es conseguir que todos los que van a colaborar en el proyecto terminen sintiéndose parte de la tripulación del mismo barco.

Las reuniones previas son esenciales para incorporar las ideas que puedan enriquecer el resultado del proyecto. Al comenzar a trabajar, siempre hay variaciones o formas diversas de afrontar cada labor. De ti depende encauzar la situación, valorando el talento individual y poniendo en valor el colectivo.

Para prepararte para el certificado PMP, nada mejor que cursar nuestro máster en Gestión de Proyectos en IMF Business School. Solicita información y descubre todo lo que te ofrece una profesión que puede ayudarte a desarrollar una brillante carrera profesional.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
El Blog de IMF Business School
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Qué habilidades y competencias acredita un certificado PMP

El certificado Project Management Professional (PMP) es la certificación más reconocida por la industria para los Directores de Proyectos