Inicio » Capital Humano » ¿Eres un auténtico embajador de marca para tu organización?

¿Eres un auténtico embajador de marca para tu organización?

Ser embajador de marca no es un esfuerzo, no es algo que te manden hacer y cumples. En Recursos Humanos se han de poner los esfuerzos necesarios para entender bien qué es un embajador de marca, cómo generarlos de forma natural en la organización y cuidarlos.

El embajador de marca, ¿nace o se hace?

Esto es como el huevo y la gallina. Pero en este caso, ganamos porque hay respuesta doble, y voy a explicarte por qué.

Un embajador de marca es alguien que siente conexión con la marca. Esa conexión viene dada por una serie de factores y ahí es donde vemos si se ha hecho o si eso lo lleva de serie. Normalmente nace, es decir se conecta porque hay algo que nos une, y eso está debajo de la piel, es algo con lo que vivimos, que sentimos y somos. Lo que pasa es que la marca nos despierta y reaccionamos.

A veces somos de una manera, pero vamos viendo cómo algunas ideas, pensamientos, conductas van transformando nuestra nueva forma de ver el mundo, y ahí es donde transformamos nuestra mentalidad. Ahí se hace el embajador de marca, porque redefinimos lo que éramos y aparece esa inevitable conexión que quizás antes no estaba.

Lo que sí es algo que tiene que aparecer es la conexión. Sin ella, jamás hay embajador de marca. Puede haber alguien que “venda” las maravillas de tu empresa, pero si no lo siente, no será un embajador de marca.

¿Soy embajador de marca?

Ser embajador de marca es algo que es como respirar. A veces piensas en que lo haces, pero no eres consciente. Sentirse en sintonía con la marca es lo mismo. Sigue leyendo y sabrás si lo eres tú o por lo menos identificarás por qué no lo eres.

Las marcas, las organizaciones en general, se pirran por tener embajadores de marca, porque eso significa que están aprovechando uno de los mejores altavoces que puede tener una empresa. Ganar en atracción de marca corporativa y en marca empleadora, dos pájaros de un tiro.

Te sientes identificado

Representar los colores, la identidad, los valores, lo que hacen y cómo lo hacen. Eso es ser embajador de marca. Una marca tiene una cultura, un ADN y si tú te sientes identificado, de forma automática te vinculas. Es compartir esa identidad y exportarla como cuando les hablas a tus amigos de algo que te gusta y no pretendes más que compartir, sin beneficio alguno a cambio.

Eso es como publicidad gratis para las marcas, por eso son tan buscados. Pero ojo, no confudamos ser un influencer con un embajador de marca. Lo primero venderá las bondades de la empresa, pero a cambio de algo, que suele ser dinero. Es bien lícito, porque todos tenemos que comer y se trata de hacer un trabajo, así que es lógico que se pague. Pero ser embajador de marca es como estar enamorado, no te pagan por ello, se siente o no.

Tienes orgullo de pertenencia

Si no sientes que eres embajador de marca de tu organización, quizás es el momento de hacerte la pregunta, ¿qué me vincula a este proyecto? Si solo es salarial, ya sabes que tu motivación tiene los días contados. Puede que entraras en la compañía creyendo que había mucho más, y puede que eso haya cambiado, busca los motivos y toma decisiones.

Cuando uno está orgulloso de pertenecer a algo, sabe identificar el por qué. Si tu sientes que los valores de la empresa son compartidos, si no estás ahí por solo trabajar, hay un sentimiento de vinculación, eres embajador de marca.

Te sientes así más allá de 9 a 18h

Te implicas en los proyectos que lanza la organización, porque quieres que funcionen. Te gusta proponer mejoras porque crees en el proyecto. Cuidas las relaciones de la organización porque te importan las personas con las que pasas tanto tiempo. Puede que sientas que forma parte de tener una personalidad más o menos sensible, cuidadosa con la gente, pero, aunque es así, se junta con el hecho de dónde lo haces.

Cuando te gusta lo que haces donde lo haces, quieres implicarte más, aportas un valor añadido y te gusta estar a la última de lo que allí pasa para no perderte nada.

No es lo mismo ser de una manera y que el hecho de serlo en un sitio que sintoniza contigo, mejore el impacto de tus actos.

Influyes y se valora tu opinión

Un embajador de marca es alguien al que se le escucha, es un líder informal que tiene influencia sin haber sido nombrado líder formal. Sentir la camiseta, te hace que los que te siguen te tengan como en un profesional reconocido, eres un influyee. Y eso hace que muchas veces seas tú al que acuden para resolver cuestiones, sabes y te gusta.

Si no lo sabes aún, pregúntate: si la empresa en la que trabajo, fuera el equipo de fútbol de mi corazón, ¿llevaría su camiseta? O si mi familia o mis amigos necesitan el producto o servicios que ofrece mi empresa, ¿sería LA opción que yo les ofrecería?

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Eres un auténtico embajador de marca para tu organización?