Inicio » Capital Humano » ¿Qué capacidad de adaptación real tienen las empresas?

¿Qué capacidad de adaptación real tienen las empresas?

La situación que nos está alejando de la normalidad conocida ya suma más de 8 semanas. Y muchas organizaciones están luchando para sobrevivir, para ver si tienen capacidad de adaptación real para mantenerse en estos días. En Recursos Humanos están trabajando para ver si podrán estar en pie cuando todo esto pase, sin saber cuándo será exactamente y de qué manera se acabarán adaptando.

Cambios y cómo nos adaptamos a ellos

Si hace 3 meses nos cuentan lo que estamos viviendo, hubiéramos creído que se trataba de la sinopsis de una película. Nos va a costar salir de ésta, y mucho. Social y económicamente va a ser duro, pero no todas las empresas tienen ni la misma capacidad de aguantar y de adaptación a una situación que no sabemos bien cómo será.

El famoso VUCA nos va dando por todas partes y ahora estamos aturdidos. Se trata de entender el cambio como parte de la vida. Pero ante este cambio, nadie nos había preparado. Ni un solo gurú predijo lo que iba a pasar y ahora viene la gran prueba, descubrir nuestra capacidad de adaptación.

Pequeñas empresas, autónomos, ERTES, despidos, una gran incertidumbre que ha traído este parón en el que la mayoría han visto detenido los ingresos, pero no los gastos. Los que en circunstancias adversas han podido tener esa capacidad de adaptación, son por ejemplo los que han producido mascarillas, respiradores, geles o material sanitario.

En algunos casos, está sirviendo incluso para que impulse a algunas de estas empresas, pero ¿qué ha hecho que esto pase? La capacidad de adaptación no siempre es suerte, y va asociada a la reinvención que algunas de esas organizaciones han conseguido.

Capacidad de adaptación

Lo cierto es que esta adaptación ha sido algo más fácil para todas esas empresas que se avanzaron a medida que vieron venir lo que pasaba fuera. Tomar decisiones rápidamente ayuda en la gestión de la crisis. Las medidas tomadas en situaciones complejas son las que nos van mostrando si el camino se aplana o no, de ahí que tengamos una fuerte capacidad de adaptación. Nada ha permanecido inmune, así que hemos de aprender.

Job Crafting

Pensar en Job Crafting puede ser una de las soluciones para algunas compañías. Adaptar el puesto a la persona, parece ahora una respuesta que nos puede ayudar. Si el empleado tiene una serie de competencias que nos van a poder ayudar, debemos poder aprovecharlas. Eso requiere conocer a través de un mapa de talento, de qué disponemos dentro de la organización y a partir de ahí, analizar las necesidades. Toca hacer match.

Quizás no siempre se puede, y se producirán muchos despidos, pero la capacidad de adaptación también vendrá en las empresas que puedan entender qué está pasando y cómo ellos pueden aportar con el talento que tienen.

Escuchar las necesidades

En el mercado están cambiando las necesidades, y muchas empresas están reorientando el negocio para poder respuesta a lo que las personas y otras organizaciones puedan estar necesitando. ¿Necesitábamos antes de que llegara el coronavirus, evitar tocarnos la cara? No, y ahora parece imprescindible para nosotros, así que ya existe una aplicación que nos ayuda con eso. Es capacidad de adaptación transformando en tiempo récord el negocio.

Adaptación necesidades y talento

Ha habido empresas que han podido optar por reubicar a su plantilla en puestos que permitían ser útiles, manteniendo así los sueldos, en vez de despedirlos. Un ejemplo es una empresa de cosméticos que, al cerrar las tiendas, tenía a todos los empleados en casa y decidieron enfocarlos en la compra online. Gran capacidad de adaptación.

Mentalidad emprendedora

Los emprendedores no son los que crean una empresa. Se trata de una mentalidad, de una forma de vida, por lo tanto, tendrán más capacidad de adaptación a los cambios de forma más ágil. Las organizaciones con cultura emprendedora sabrán transformarse con más facilidad. Suelen estar al acecho de las necesidades del cliente, del entorno, de avanzarse incluso a lo que pueda llegar a necesitar su cliente sin que él mismo aun lo sepa.

Transformarte o morir

Hay empresas que están viendo como el negocio se va a pique si su sector lo está pasando mal. Si la gente no compra lo que tienen nuestros clientes, ¿qué podemos hacer? Transformarnos. Hay un ejemplo en una empresa digital que se dedica a la comparación de coches de renting. Con los concesionarios cerrando, han decidido tener un stock de coches para todos aquellos clientes que necesiten un coche con urgencia, haciendo incluso la entrega a domicilio. Un servicio de delivery para oficinas, que amplía sus ofertas hasta los domicilios para poder llegar a más clientes y de esta manera ayudar también al sector.

¿Estamos preparados para este cambio? ¿Tiene tu organización, capacidad de adaptación?

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

2 Responses

  • Hola Maribel,
    Yo creo que en este momento se va a ver la fortaleza y capacidad de adaptación que tienen las empresas. Las empresas que van a poder continuar son las que tienen una fortaleza financiera muy grande que les permita aguantar una buena temporada sin ganar dinero y las que sepan adaptarse a los nuevos tiempos. Los empresarios que estén acomodados y no quieran adaptarse lo van a pasar mal o no podrán continuar, ya que hay que adaptarse a una nueva situación que no sabemos cuanto va a durar… Esto necesita de un esfuerzo extra que creo que hay que hacer para poder conseguir el objetivo que es que el negocio siga a flote y quien sabe, crecer (hay que aprovechar los momentos duros para poder mejorar).

    • Ciertamente la capacidad económica es la base para poder mantenerse estos días. Sin ello, el resto no podrá. Una vez podamos aguantar, quedarán realmente las que tengas esas otras capacidades. Como dices, los momentos duros, nos ayudan a crecer. Gracias Juan por tu aportación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Qué capacidad de adaptación real tienen las empresas?