Inicio » Empresas » 4 ejemplos de organizaciones que apuestan por un propósito

4 ejemplos de organizaciones que apuestan por un propósito

En un año normal, estos días estaríamos contando las horas para juntarnos con la familia. ¡Esta noche es Nochebuena y mañana es Navidad! Pero este año… han pasado cosas, que no hace falta recordar, y nos hacen vivir esta Navidad de un modo ciertamente diferente. Y eso me lleva a contaros por qué es tan importante el para qué de las cosas. Cuando una organización nace, ha de tener un propósito que conecte y honesto y si no es así, está destinada a fracasar. Desde Recursos Humanos buscamos ser el pegamento para que ese propósito y las personas se unan.

Conexión con un propósito

Siempre he dicho que una organización sin personas es un edificio. Son precisamente esas personas, las que dan sentido a todo lo que allí dentro sucede. Por eso es tan importante que la cultura que allí se respire sea algo que conecte a los empleados. Y el centro de todo eso está en el propósito.

De hecho, es lo que muchos candidatos buscan cuando están tratando de encontrar aquel lugar donde sentirse a gusto trabajando. El propósito es como darle sentido a todo, porque es aquello que hace que una persona se sienta en conexión con la organización porque ésta le está diciendo al mundo algo más. Está contándole que está ahí por algo más que ganar dinero.

Dicen que la mitad de los empleados se llegaría a reducir el salario un 15% para irse a una empresa con propósito. Como ves, es un elemento realmente motivador para el compromiso de las personas, así que debemos prestarle la debida atención. Las personas quieren sentir que su propio propósito está alineado con el de la organización en la que están trabajando. Porque si hay una cosa clara, es que solo hay #BrilliBrilliDelBueno cuando estamos ante una persona o una organización auténtica, coherente y de verdad.

¿Podrías como empleado estar motivado con tu desempeño sin saber cómo encaja lo que haces dentro de una compañía sin propósito? De eso va todo esto. Queremos aportar haciendo algo más que desarrollar unas funciones a cambio de un dinero. Debe tener un sentido y eso lo conectamos con el propósito. Y por eso, debemos aportarlo desde la organización para contribuir de alguna manera a la sociedad.

El para qué es más importante que el por qué

Preguntar por qué nos lleva al pasado, nos hace mirar atrás. Pero el para qué nos hace mirar hacia delante, al futuro. Y ahí es donde quiere avanzar la organización, ahí es hacia dónde quiere aspirar llegar. Por eso el propósito es el faro, porque le da sentido a lo que hace y se vuelve importante cuando contribuye de alguna manera a los demás.

Simon Sinek ya explicó en su círculo dorado que el QUÉ es aquello que vemos, el resultado de nuestro trabajo, el CÓMO es el camino seguido para llegar, pero el PARA QUÉ es el objetivo final de lo que hacemos. De hecho, él apuesta por empezar por ahí para pasar al cómo y acabar con el qué, no al revés. ¿Cuántas organizaciones no sabe para qué hacen lo que hacen? Ahí es donde debemos preguntarnos si estamos para ganar dinero, o hay algo más profundo que nos conecta y le da sentido.

Un ejemplo es el del conserje de la NASA que contestó a John F. Kennedy que estaba “ayudando a poner a un hombre en la luna”, por el hecho de sentirse parte de una organización que estaba haciendo historia, independientemente de lo que él como profesional estuviera haciendo allí. Se sentía conectado por ese propósito.

Compromiso a ciegas

Esto es lo que sucede cuando nos sentimos conectados, que nos comprometemos, como el conserje. Debemos escuchar las respuestas a preguntas como ¿Qué impacto estamos causando?, ¿Estamos creando alguna diferencia en el mundo? De ahí que escuchemos esas mismas respuestas de los empleados, para entender si existe unión en las respuestas. Ahí aparece ese compromiso a ciegas que hace que rememos juntos, porque creemos en lo mismo.

Ejemplos de organizaciones con propósito

Hay organizaciones que saben que no vale con tener una misión, una visión y unos valores. El propósito les ayuda a mostrarse y ser coherentes, siendo conscientes de las decisiones que toman.

Ecoalf

Es una de las empresas reconocidas como mejores para el mundo, B-Corp. Primera firma española de moda en conseguirlo (solo hay 50 en España y unas 2500 en todo el mundo) precisamente por su propósito: compromiso con las personas y el planeta para disfrutar de una prosperidad compartida y duradera. Su idea, ser regeneradores para la sociedad. Sus productos reciclados pretenden demostrar que se puede tener una prenda con la misma calidad que cualquier producto no reciclado.

Dove

Dove es la marca conocida de productos de cuidado y belleza que se ha salido de los cánones establecidos hasta el momento. Han sido la organización que desmontado los estereotipos de belleza femenina haciendo que se vean en su publicidad mujeres “reales”, diciéndole al mundo que no por no estar en lo establecido, dejamos de ser bellas. En ese sentido ha aunado a mujeres que han conectado con ese mensaje: una marca con sentido que las ayuda a tener confianza y autoestima. Quieren que cada vez más marcas dejen de utilizar herramientas como el Photoshop que manipula y no deja ver la realidad.

Patagonia

Esta firma de ropa deportiva de montaña es reconocida por sus acciones con el cuidado del medio ambiente. Decidieron que iban a donar el 1% de sus ventas a grupos ecologistas. Además de lo conscientes del mensaje, tratan de ser lo más coherentes haciendo que sus fabricaciones no sean excesivamente impactantes con el medio ambiente. Por ejemplo, utilizan poliester reciclado en muchas prendas y el algodón es orgánico consiguiendo que sean prendas que duran mucho más que las que venden otras prendas, que buscan precisamente lo contrario. Quisieron ser la empresa que creara el mejor producto sin causar daños innecesarios, usando el negocio para inspirar e implementar soluciones a la crisis del medio ambiente. Y ese es su propósito.

TOMS

Esta compañía se dedica a la venta de zapatos. Blake Mycoskie, creador y fundador de la firma, ha contado que todo se originó en un viaje a Buenos Aires donde visitó una zona con mucha pobreza donde unos niños se turnaban los únicos zapatos que tenían para ir al colegio. Decidió crear TOMS (inicialmente “Shoes for tomorrow”, más tarde “Tomorrow’s Shoes” para acabar en TOMS), con el objetivo de donar un par de zapatos por cada para que se vendiera. La organización ha ido creciendo y decidieron que querían ayudar de más maneras a los más necesitados. Quisieron ser la empresa más influenciadora e inspiradora del mundo, y ese es su propósito. Actualmente son también B-Corp.

Como ves, no solo es importante cumplir un objetivo estratégico para ser rentables, sino aportar algo de valor a la sociedad, porque es el propósito lo que nos hace relevantes. Porque ser responsables socialmente hace que nos comprometamos honestamente, y eso nos conecta.

Feliz Navidad y seguid vuestro propósito.

Links relacionados:

Ecoalf

Dove

Patagonia

TOMS

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


4 ejemplos de organizaciones que apuestan por un propósito