Inicio » Gestión Talento » Learnability, el aprendizaje constante para aportar más valor

Learnability, el aprendizaje constante para aportar más valor

Aportar valor es algo que preocupa a las organizaciones. ¿A quién no? Recursos Humanos trata de ayudar para que todas las personas lo hagamos. Pero me quiero centrar en uno de esos factores para que seamos conscientes de lo poderoso que es el learnability, el aprendizaje constante en nuestro aporte de valor.

Siempre en aprendizaje constante

Learnability es esa capacidad de aprendizaje, el tener una curiosidad constante por aprender, por conocer cosas nuevas para mejorar nuestra empleabilidad.

Lo cierto es que aprender es algo que nunca dejamos de hacer, porque, aunque parece que está asociado a la formación, no es verdad. El aprendizaje constante nos acompaña de una manera u otra, en la lectura, en el cine, en escuchar una conferencia, leer un blog o incluso cuando alguien nos explica algo nuevo.

Pero no solo cuando lo recibimos por parte de otros, el aprendizaje constante se experimenta, lo vivimos cuando aprendemos de nuestros propios errores, caídas y también de los retos logrados. De hecho, solemos decir que cuando acabamos una carrera o una formación, empezamos a aprender de verdad cuando la acabamos y empezamos a ponerla en práctica. En la vida real es cuando aprendemos esos conocimientos.

Hoy en día se usa el término learnability para referirse precisamente a ese proceso constante de aprendizaje. Se trata de conocer más, de poder aplicar constantemente lo que vamos adquiriendo para convertirnos en knowmads. Roles que dentro de las organizaciones son tan apreciados por todo lo que aportan como los intraemprendedores.

Aprender, desaprender, reaprender

Precisamente esas personas son las que tienen más desarrollada la creatividad y son más innovadores. De hecho, una de las máximas en ellos es aprender, desaprender, reaprender. Esto se sucede porque hacemos espacio en nuestro cerebro, porque permitimos que se libere hueco para lo nuevo.

Learnability es tener una actitud hambrienta hacia el conocimiento. Para aportar ese valor añadido, debemos ir en búsqueda constante de aquello que nos hace crecer a nosotros primero. El conocimiento nos hace libres, porque no es algo que se queda en nosotros, nos hace cuestionar, nos hace generar nuevo conocimiento, y nos permite aportar a otros ese valor que tanto requerimos.

Los hábitos, esos grandes amigos

Cuando algo se transforma en automático en nuestro día a día, cuando estamos habituados a hacer algo de una cierta manera, es que lo tenemos integrado. Se tarda un tiempo en adquirir un hábito, pero cuando se tiene sale solo. Y una de las claves para que se adquiera es el aprendizaje constante. De esa manera vamos a conseguir ser más productivos, porque habremos integrado en nuestra manera de trabajar, ese hábito.

Cómo adquirir learnability

Es una de las competencias que empieza a ser más demandada, precisamente por ese valor que puede aportar a las organizaciones que una persona la tenga. Hemos de tener en cuenta que las profesiones a las que se dedicarán los niños de hoy en día no existen, por lo tanto, va a ser clave la capacidad que tengamos para adquirir conocimiento nuevo. Hemos de tener en cuenta también que casi la mitad de los puestos de trabajo que conocemos hasta ahora, van a desaparecer en unos años. De ahí la importancia de adaptarnos y reinventándonos con learnability.

Existe un método para responder a una pregunta, que es el de los 3 pasos. Preguntar, investigar y experimentar. Se trata de aprovecha todas las opciones y agilizar el resultado en el orden que os planteo.

Primero pregunta, posiblemente y de manera rápida alguien nos puede facilitar la respuesta. Si no ha sido así, el siguiente paso es investigar. Buscar ese material que pueda darnos algo de luz, libros, artículos, blogs, charlas TED o documentales. Y si aún así no lo ves claro, experimenta, prueba por ti mismo y apréndelo.

Organizaciones activas

Es importante que adquiramos learnability porque el entorno demanda personas que aporten valor, que no sean profesionales pasivos. Necesitamos que la empleabilidad esté en constante desarrollo, asociada a un aprendizaje dinámico y activo.

Según Raúl Grijabla, Presidente Ejecutivo de ManspowerGroup en España “la empleabilidad ya no depende tanto de lo que se sabe, sino de lo que se puede aprender, porque los ciclos de aprendizaje son cada vez más cortos”. Hagamos que sea efectivo, adaptemos las organizaciones y apoyémonos en la tecnología para que el talento nos aporte valor.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Learnability, el aprendizaje constante para aportar más valor