Inicio » Gestión del talento » ¿Cómo desarrollar organizaciones inclusivas?

¿Cómo desarrollar organizaciones inclusivas?

En los momentos críticos parece que nos acordamos de cosas que, aun siendo evidentes, no veíamos. Las crisis que vivimos nos recuerdan que en las organizaciones hay personas. Diversas y con sus diferencias, algo que aún puede verse como un problema, es algo que puede nutrir y enriquecer a la empresa. En Recursos Humanos, uno de los retos es conseguir que la organización sea lo más inclusiva posible.

Las organizaciones inclusivas son las que no solo les importa su imagen, ya no solo como marca corporativa, sino como marca empleadora (Employer Branding) sino que practican con el ejercicio interno para serlas.

Estamos tomando cada vez más conciencia de lo que significa ser coherentes y del impacto que tiene en todos los stakeholders. No solo hablamos de generar cohesión interna y fomentar la diversidad, sino de crear negocio y crecer como compañía.

Hablar de diversidad no se limita a tener en cuenta a hombres y mujeres o a incluir a diferentes generaciones. Es un tema sensible, porque hablamos de incluir a cualquier persona, sea como sea, sin importar género, edad, raza u orientación sexual. Hoy en día es fácil que la organización pueda ser tachada de homófoba o racista si no tienes en cuenta estos detalles.

¿Cómo conseguir que seamos organizaciones inclusivas?

Las organizaciones inclusivas trazan no solo un plan para incluir a todo tipo de personas. Es algo mucho más global, y todo empieza en la mentalidad, en la forma de entender la organización y su cultura. El lenguaje en el que nos comunicamos es fundamental para entender precisamente esa cultura, esa sensibilidad para integrar a las personas. Evitar que nadie se sienta excluido, esa es la idea.

Atracción de talento inclusivo

Necesitamos personas que nos ayuden a conseguir los objetivos, que sepan de qué manera conseguirlo desde sus talentos. Ahí no entra ninguna de las características que podrían hacer que fueran descartadas. Las organizaciones inclusivas atraen de forma que analizan las necesidades del puesto y contrasta de qué forma hasta ahora, se están llevando a cabo los procesos de selección. De manera que puedas identificar aquellos puntos en los que estás sesgando la inclusividad.

Fuera prejuicios

Nos dejamos llevar por nuestros propios juicios y pensamientos. Extraernos para entender realmente qué significa que las organizaciones inclusivas aporten más, es dar la oportunidad de aceptar a personas con opiniones diferentes y escucharlas. El compromiso que se genera así es mucho mayor y se genera un sentimiento muy fuerte de pertenencia. Por supuesto, una cosa es ir con los lemas, y otra muy distinta es practicar con el ejemplo, y esa es la verdadera transformación.

Espacios que no limiten

El diseño de las instalaciones también es una de las líneas en las que las organizaciones inclusivas trabajan. Hay que apostar por soluciones que permitan a todas las personas moverse con total facilidad por la empresa. Se trata de que no haya nadie que tenga dificultades por ser un espacio moderno pero complejo si vas por ejemplo, con silla de ruedas.

Valores por bandera

Los valores que definen vuestra cultura deben incluir precisamente que la inclusión esté bien presente. Todos deben saberlo y trabajar en ello. La comunicación para que estos valores lleguen a todos los miembros es fundamental para que se divulgue y difunda una forma de trabajar, que se impregne en todas partes, de manera que se piense así en las decisiones que sean necesarias tener en cuenta. Por lo tanto, es importante no aceptar ni tolerar actuaciones que vayan en contra de ser una organización inclusiva. La diversidad no es siempre fácil de gestionar, pero se ha de trabajar para generar respeto entre el equipo.

Entender la diversidad como una fortaleza

Incluir a personas con discapacidad, de la comunidad LGBT forma parte de entender la diversidad de las personas y no como alguien que no puede ayudarte o que va a poner en peligro por cualquier motivo a la organización. La fortaleza de la diversidad, se comprender al unir cada talento. El impacto de su sinergia nos confirma que, sin ella, no conseguiríamos semejantes resultados.

Políticas inclusivas

Ejemplos que puedes promover en la organización, permisos para disfrutar de los hijos recién nacidos tanto para el padre como para la madre. Fomenta talleres y charlas para fomentar un lenguaje inclusivo. Comparte contenido que recuerde que es importante no rechazar a nadie por edad, raza o discapacidad. Generar espacios de voluntariado y darlo a conocer a todos y cada uno de los miembros de la organización, sin excepción.

Tecnología

Tener los recursos para que seamos organizaciones inclusivas es clave. Debemos aprovechar y facilitar equipos que ayuden a las personas a poder realizar su trabajo de la mejor manera. Iluminación, soporte en el equipo para poder ser accesibles, etc.

Las organizaciones inclusivas disponen no solo de los medios, sino de la mentalidad, que es el punto de partida para poder trabajar en una de las políticas que más cuidado debemos tener en la empresa. No hace falta que llegue una crisis para mirarnos a los ojos y darnos cuenta del potencial que cada uno de nosotros tenemos. Cuida a tu gente, sea como sean.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Cómo desarrollar organizaciones inclusivas?