Inicio » Gestión del talento » Flexibilidad y diversidad en las organizaciones: cómo gestionarlas

Flexibilidad y diversidad en las organizaciones: cómo gestionarlas

Las organizaciones están viviendo cambios constantemente y se tienen que enfrentar a entornos cada vez más diversos. Desde Recursos Humanos uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos es gestionar de la mejor manera la diversidad en la compañía de manera que exista la flexibilidad necesaria.

Diferencias que nos unen

La diversidad ha sido siempre un concepto controvertido. Quizás últimamente está asociado ya por fin, a algo positivo. Vernos como diferentes, ha generado conflictos en algunas empresas. De hecho, durante mucho tiempo en las organizaciones podíamos ver plantillas que parecían estar formadas por algo así como clones. En los procesos de selección incluso se buscaban personas que fueran del estilo, que pensaran igual, que tuvieran una experiencia muy similar y que vinieran del sector.

Hoy en día, algunas siguen con esa política, pero está claro que no es la mejor manera de crecer. Está comprobado como en las empresas que se aprecia la diversidad, y por tanto hay flexibilidad, se generan mejores resultados, se proponen muchas más alternativas, se trabaja con una mentalidad más abierta y global y se fomenta una relación más estrecha entre personas que son distintas para aportar distintos puntos de vista, a nivel cultural o generacional.

Hay que asumir que una empresa que sabe gestionar la diversidad obtiene una riqueza de experiencias que no tendría de otro modo. Y ahí es donde aparece la flexibilidad que nos ayuda. Este concepto está muy integrado en culturas anglosajonas donde hay una amplia diversidad de personas (cultura, religión, raza, etc). Quizás ahora lo estamos viviendo también aquí, debido a la inmigración que nos aporta esa diversidad.

En las multinacionales podemos ver el ejemplo, donde dentro de una misma compañía podemos observar como puede haber personas de diversas nacionalidades, enriqueciendo enormemente a sus equipos.

Flexibilidad dentro de nuestros equipos

¿Qué pasa cuando tenemos diversidad en la empresa? Que debemos escuchar, debemos entender que cada equipo, cada grupo, cada persona, es distinta. Por lo tanto, ¿por qué vamos a creer que todos comen a la misma hora?, ¿por qué van a estar todas las oficinas con la misma decoración?, ¿por qué todos van a salir a la misma hora?, ¿por qué todos van a querer las vacaciones en agosto? La flexibilidad es la que nos permite adaptarnos a las distintas necesidades.

La diversidad debe ir ligada a la flexibilidad porque entendiendo a la primera, seremos capaces de adoptar la segunda.

¿Cómo gestionar la diversidad?

Incorporar tantas mujeres como hombres, es lo que parece que algunas empresas han entendido como gestionar la diversidad. Para empezar, la cuestión no es que haya las mismas mujeres que hombres, ya que lo más importante es la meritocracia, independientemente del género. En segundo lugar, lo importante es que todos tengan las mismas oportunidades, una cosa es entrar y la otra por ejemplo, que en lo alto de la compañía, solo existan hombres. Pero entramos en el terreno de la igualdad, que no es el tema del artículo, así que debemos entenderla como algo mucho más global.

Transformando horarios

Una de las políticas que puedes adoptar para gestionar la diversidad y la flexibilidad es tocar los horarios. Debemos poder visualizar el trabajo, no el presencialismo y esa es otra de las grandes lacras en nuestro país. Hay que entender que lo importante es la productividad de la persona, más allá del tiempo que esté sentado en la silla. Por lo tanto, dar flexibilidad implica entender a cada empleado, ya que alguien con hijos quizás tenga unas necesidades y alguien que está terminando un Máster, otras.

Dar la posibilidad al equipo de tener esa flexibilidad es bien acogida. Esto repercute en su motivación, implicación y compromiso.

Teletrabajo

Hoy en día parece que vamos a gastar la palabra teletrabajo. ¿Quién nos hubiera dicho hace 4 meses que iba a ser algo tan instalado? Llegó un gran virus que nos obligó a todos a permanecer en casa durante meses y así trabajar, de manera que antes les parecía a muchos impensable. Analizar y estudiar el equilibrio entre el teletrabajo y el ir a la oficina, permite jugar con esa flexibilidad.

La diversidad que existe en la compañía te muestra los intereses y de qué manera cada empleado puede aportar más. Reducir jornadas, tener contratos a tiempo parcial o trabajar en colaboración con otras áreas para gestionar mejor los proyectos son prácticas que puedes aplicar.

Smart working

La posibilidad de apostar por una forma de trabajo en la que no solo se hable de teletrabajo, es hablar de Smart working, donde diversidad y flexibilidad se dan muy bien la mano. Incluir innovación, tecnología y nuevas formas de trabajar.

Experiencias personalizadas

La flexibilidad no solo debe estar en los horarios. Entender el viaje del empleado como único y en toda su diversidad, implica diseñar experiencias que le sirvan a esa persona, que no tienen por qué ser las mismas que las del resto de su equipo. Trata de escuchar y adoptar aquellas medidas que te hagan gestionar de mejor manera su experiencia.

Equipos diversos

Colaborar con equipos formados por miembros de diferentes culturas, áreas de trabajo y generación enriquece mucho el proyecto. Permite integrar alternativas y aporte de ideas que generan un impacto muy positivo. La convivencia entre diferentes generaciones ha generado en algunas compañías la creación de mentorías dobles, en las que tanto el senior como el junior aprenden unos de otros.

Las organizaciones que gestionan bien la flexibilidad son las que mejor gestionan situaciones como las vividas en las últimas semanas, porque tienen mayores recursos e ideas para aportar soluciones. Se gana en respeto, en generar un equipo diverso y una forma de pensar mucho más rica y global. Se es una empresa con una mente mucho más abierta a la innovación y ágil para tomar decisiones. Además ganamos en atracción de talento, ya que nos mostramos como una empresa que trabajo su Employer Branding, y por tanto que escucha y atiende a sus personas.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Flexibilidad y diversidad en las organizaciones: cómo gestionarlas