Inicio » Destacado » Thin content: qué es, cómo afecta a nuestra web y cómo evitarlo

Thin content: qué es, cómo afecta a nuestra web y cómo evitarlo

Quizás muchas veces te hayas preguntado por qué no consigues posicionarte por ciertos contenidos de tu web a pesar de haber trabajado al máximo el SEO y haber creado un contenido de calidad. O igual puede darse el caso de que tu web comience a perder posicionamiento sin motivo aparente. Pues bien, estas situaciones suelen ser indicio de que tu web contiene thin content. ¿Qué no sabes lo que es? Pues presta atención a este post y aprende todo lo necesario para evitar una visita inesperada de Google Panda.

¿Qué es el thin content?

Podemos considerar thin content todo aquel contenido de nuestra web que aporte poco o ningún valor a los usuarios. A Google le interesa que sus usuarios queden lo más satisfechos posible con las búsquedas, por lo que para nada le conviene contar entre sus resultados principales con contenidos que puedan llegar a descontentarlos por no responder a su intención de búsqueda.

Determinar si un contenido es o no thin content puede llegar a resultar complicado. Se suele decir que los textos con pocas palabras tienden a considerarse thin content de manera más evidente que textos más elaborados.

Esto no quiere decir que todos los textos breves vayan a ser penalizados, ya que hay situaciones en las que con textos breves y bien elaborados se puede responder de forma sencilla a la intención del usuario. 

No obstante, sí que es cierto que es más probable que un texto de corta extensión sea confundido con thin content, además de que dificulta la tarea de incluir una densidad de palabras clave que pueda ser tenida en cuenta por los buscadores sin que a su vez afecte a la experiencia de lectura del usuario.

Por ello, para tener más claro qué no debemos hacer para evitar caer en un problema de thin content, pasemos a ver algunos consejos sencillos que podríamos aplicar a los contenidos de nuestra web.

¿Cómo huir del thin content y evitar ser penalizados?

Uno de los consejos más básicos y, a su vez, más efectivos que podríamos dar para responder a esta pregunta sería: crea contenido original que responda a las necesidades de los usuarios.

Los usuarios ya conocen como funciona esto de Internet, por lo que no van a tardar en detectar si el contenido que ofreces en tu página web es o no de calidad: si la tuya no les convence saben que tienen a su disposición otras muchas páginas para visitar (lo que viene siendo la competencia, por lo que no se lo pongamos tan fácil).

Y, como ya hemos dicho, para Google prima la satisfacción del usuario, así que, si a ellos no les convence, a Google tampoco. Por este motivo, estos consejos para mejorar la calidad de nuestros contenidos nos pueden ser de gran utilidad:

Ser original

Copiar siempre ha estado mal, y en esto del thin content no iba a ser menos: nuestro contenido ha de ser original. Obviamente, podemos servirnos de otras webs para inspirarnos, pero no copiar directamente su contenido.

Ni mucho menos copiar directamente contenido de diversas páginas y que nuestro post se termine convirtiendo en una mezcla de información carente de un hilo comunicativo coherente. Podemos tomar la información ajena como referencia, pero el resultado final tiene que ser una creación propia.

Intención de búsqueda de los usuarios debe ser prioritaria

Que hayamos dicho que los textos cortos tienen más peligro de ser consideramos thin content no quiere decir que la solución sea escribir por rellenar: la intención de búsqueda de los usuarios debe ser prioritaria.

Crawl budget

El crawl budget, esto es, el tiempo medio que destina Google a rastrear nuestra web, es un bien muy preciado, por lo que conviene optimizarlo.

Podemos hacerlo impidiendoque el robot de Google acceda a ciertas partes de nuestra web que no nos interese posicionar (por ejemplo, la política de cookies, los avisos legales, las páginas de contacto…).

De este modo, nos aseguramos de que nuestro presupuesto se dedica a páginas que realmente aportan información de valor a los usuarios. Si nuestra web está desarrollada con WordPress, nos podemos servir del plugin Yoast SEO para esta tarea.

El proceso pasaría por marcar como “noindex” aquellas páginas que no queremos que se indexen. 

Etiqueta rel=”canonical”

El último consejo puede resultar realmente útil para un e-commerce (aunque también tiene más aplicaciones). Puede sucederque varias de las descripciones de los productos de un e-commerce coincidan casi en su totalidad.

Por ello, si no queremos que Google considere este contenido como duplicado debemos recurrir a la etiqueta rel=”canonical”. De esta forma, si contamos con el mismo contenido o con contenido muy parecido en diferentes URLs podemos indicar a Google qué versión de todas debe indexar.

Y ahora que ya conocemos cómo podemos evitar ser penalizados por la presencia de thin content en nuestra web, es el momento de conocer cómo nos podría afectar no aplicar estos consejos. 

¿Cómo afecta el thin content a nuestra página web?

Si contamos con una web en la que en cierta medida abunde el thin content nos expondremos a que el algoritmo Google Panda pueda llegar a penalizarnos, lo que afectará negativamente a nuestro posicionamiento orgánico. Pero esto no queda ahí, ya que las métricas y la imagen de nuestra web también podrían verse resentidas:

  • Cuando el usuario entre a la web y vea que no se han cumplido sus expectativas, perderá el interés en nuestros productos o servicios, lo que afectará a la tasa de conversión.
  • Ligado al punto anterior, el tiempo que el usuario permanezca en nuestra web se verá mermado, ya que si no hemos impactado positivamente en él desde un primer momento resultará complicado, por no decir imposible, que se decida a seguir navegando por el resto de las páginas de nuestra web. Como consecuencia, se producirá un aumento de la tasa de rebote.
  • La imagen que el usuario perciba de nuestra web y su experiencia será negativa, lo que le llevará a no visitarnos en próximas ocasiones o, en el peor de los casos, a valorarnos negativamente.
  • Por último, el crawl budget, se “desperdiciará”, ya que las arañas de Google perderán parte del tiempo rastreando páginas que puedan llegar a ser menos útiles.

Con lo explicado a lo largo de este post ya deberías tener una idea más o menos clara de en qué consiste esto del thin content. ¿Todavía tienes dudas? Pues corre al siguiente post, Thin content (II): ejemplos de thin content, para conocer aún más en profundidad este tema.

Belén Requena, alumna del Master en Marketing Digital de IMF Business School.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de colaboradores del Blog de Marketing, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos en Marketing, Comunicación y Ventas de IMF Business School. Los títulos de máster y experto universitario de nuestra entidad educativa cuentan con los avales de la Asociación de Marketing de España, del Instituto Tecnológico Hotelero y de la ANECA. Con nosotros puedes especializarte en Marketing y Comunicación Digital, Comercio Internacional, Gestión Comercial y Marketing, Marketing Turístico o Marketing Farmacéutico, de forma presencial, online o semipresencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


▷ Thin content: qué es, cómo afecta a nuestra web y cómo evitarlo

¿Cómo huir del thin content y evitar ser penalizados? ✦ Todo lo que debes saber sobre este concepto SEO. ¡No te lo pierdas!