Inicio » Actualidad » Despedida por viejos tuits: cómo la cultura de la cancelación puede afectarte

Despedida por viejos tuits: cómo la cultura de la cancelación puede afectarte

Cuando publicamos en las redes sociales, no siempre somos conscientes del impacto que puede tener lo que decimos. La cultura de la cancelación ha provocado que personajes famosos y reconocidos se vean boicoteados. Algunas personas anónimas, han visto cómo les afecte incluso pudiendo llegar a perder su trabajo. Es el caso de la trabajadora que ni llegó a formar parte de la compañía, justo por unos tuits que escribió hace años. Aunque desde Recursos Humanos se trató de resolver, alcanzó cotas insospechadas.

¿Qué es la cultura de la cancelación?

Es un hilo de acciones que llevan a que la persona que ha manifestado algo en la red, se vea perseguida hasta tener que perder su trabajo o ser aislada. Se inicia y fomenta en las redes sociales. Es algo que suele afectar a la reputación y eso cuesta muchísimo de rectificar.

La cultura de la cancelación surgió allá por 2015 dirigida a personajes públicos. La idea era que asumiesen la responsabilidad sobre algo en lo que tenían implicación. Pero es algo que ha afectado a personas anónimas, que han tenido que ver cómo perdían su trabajo por algo que habían hecho o dicho tiempo atrás.

Perder el trabajo por unos tuits

En marzo de este 2021, Alexi McCammond una periodista de 27 años, era anunciada por Condé Nast como la nueva directora de una de sus revistas, Teen Vogue, la versión juvenil de la famosa revista. Se trataba de la tercera mujer negra que iba a dirigir una revista del grupo. Solo una semana antes de tomar posesión del cargo, tuvo que renunciar a él por una polémica racista que había tenido lugar hacía 10 años.

En esos tuits, la periodista siendo una adolescente, atacaba a gais y a asiáticos. Esto ha llevado a que muchos empleados mostraran su rechazo. Un rechazo a algo que, Twitter recuerda a pesar del paso del tiempo y de su borrado hace tiempo. Ya en 2019, McCammond los había borrado y pedido públicamente disculpas. No fue suficiente para frenar a varios anunciantes de la revista que saltaron de la revista, pérdidas millonarias para el grupo.

Una gran carrera vs momentos sin pensar

Lo cierto es que la carrera de la periodista estaba siendo fulgurante, había recibido reconocimientos y estaba llegando a brillar en lo más alto. Todo su esfuerzo y trabajo se truncó por unos escritos en las redes sociales. No importó que los hubiera borrado, la huella permanecía y la cultura de la cancelación la persiguió. Esta vez, se volvió a disculpar, lamentando que algo en lo que ella misma ya pidió disculpas asumiendo su error, ganara la partida dejándola fuera de su nuevo puesto de trabajo.

En la compañía trataron de seguir adelante con el nombramiento, pero la presión interna de varios empleados y de los anunciantes hizo que tuvieran que echarse atrás. Es evidente que cuando el negocio es el que puede verse afectado, las decisiones ya no miran tanto al empleado.

Cuidar la imagen en internet

Casos como este, están poniendo encima de la mesa el debate sobre cómo debemos cuidar nuestra imagen en la red. Suelen hacer referencia a tuits o escritos hechos hace ya muchos años, pero que, en el momento menos oportuno, reaparecen. Es lo que sucede cuando creemos que internet es una ventana tras la que podemos compartir cualquier opinión o reflexión, aun en tono de broma.

Todo permanece y es importante entender que hacer algo así es exponerse para siempre, porque en el momento en el que podemos estar escribiendo eso, no somos conscientes del impacto. Pero quizás en unos años, cuando estemos en el punto de mira, por aspirar a algo mayor, pueden aparecer y ser de lo más dañinos. De hecho, en la mayoría de los casos las personas han cambiado e incluso denuncian actos como los que podían haber llevado a cabo en su juventud. Pero en la red, se queda la primera imagen, y es absolutamente difícil de eliminar.

Así que debemos preguntarnos, ¿de qué manera podemos evitar que la cultura de la cancelación nos afecte hoy? Ahí entra el cuidado de nuestra Marca Personal. Existen también empresas que se dedican al borrado integral de todo lo relacionado con nuestra presencia en la red. El mismo Tribunal de Justicia de la Unión Europea posee sentencias referentes al derecho al olvido, por lo que podemos dirigirnos a Google para solicitar que borre cualquier información personal que creamos que puede dañar nuestra imagen.

Estar en la red requiere precisamente eso, cuidar de nuestra imagen. Exponernos en sí no es el problema, pero sí el no ser consciente de qué manera lo hacemos, porque ahí es cuando podemos dejar algo por el camino, que puede que lleguemos a lamentar. No es una conversación en la que el viento se lleva las palabras. Absolutamente todo lo que escribes permanece y como ves, es muy complejo que no aparezca en algún momento.

¿Qué se puede hacer para combatir la cultura de la cancelación?

Algunas redes permiten el borrado de franjas temporales, con lo que puedes eliminar la información que consideres. Aunque lo que siempre será mejor, que pensemos si algo de lo que vamos a escribir está condicionado por un impulso emocional que, en un momento dado, nos puede hacer más mal que bien.

Muchas organizaciones tienen establecidos ya protocolos que indican qué normas respetan o incumplen la política interna, para evitar la posible crisis de reputación a la que se ha visto expuesta Teen Vogue.

Es importante que seamos conscientes de que todo lo que compartimos aquí en la red, es algo que queda. Cuida lo que escribes, sé consciente de que hoy puede ser un impulso, una idea loca, pero mañana puede afectar a tu trabajo, incluso no estando ya de acuerdo con lo que un día soltaste sin pensar.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Despedida por viejos tuits: cómo la cultura de la cancelación puede afectarte