Inicio » Gestión del talento » Claves para crear equipos de alto rendimiento

Claves para crear equipos de alto rendimiento

Una de las necesidades de las organizaciones es poder contar entre sus empleados, con equipos de alto rendimiento. Recursos Humanos no solo busca seleccionar el talento que mejor conecta con la empresa, sino que debe fomentar el crecimiento de los profesionales. El objetivo debe ser crecer juntos y para ello es imprescindible equipos que puedan estar en lo alto de su rendimiento.

Eficacia en el conjunto

Los equipos de alto rendimiento son los que están definidos para lograr la excelencia en aquello para lo que han sido diseñados. Sus miembros trabajan de fábula en equipo y además están muy comprometidos con el objetivo común. Son eficaces sin necesidad de que hay alguien constantemente encima de ellos, pues existe una elevada responsabilidad y autonomía. Es la diferencia principal entre ellos y los grupos.

Piezas claves de los equipos de alto rendimiento

¿Qué hace que algunos equipos sean como piezas perfectamente encajadas y otros, piezas aisladas que están puesta a la fuerza? Dicen que las fuerzas de operaciones especiales están entrenadas para trabajar como una pieza única. Sus claves son la mejor selección de las personas, su formación, el apoyo en la infraestructura, el estilo de liderazgo y la cultura. ¡Qué bueno tener todo para poder aplicarlo a las organizaciones!

Liderazgo

Llevamos años oyendo hablar de los equipos de alto rendimiento, como el encaje perfecto de las organizaciones. Se trata de equipos en los que existen roles y competencias que forman una sinergia perfecta para conseguir el objetivo común.

El líder natural es aquel a quien el resto del equipo sigue de forma natural. No hay presión, es algo que surge, que sale sin que nos cueste. El que ha llegado a gestionar un equipo sin ser líder natural, simplemente porque le han puesto ahí, difícilmente tendrá al equipo mano a mano con él. De hecho, no hay equipo de alto rendimiento sin líder natural. Este rol, ayuda a que todo fluya. Por lo tanto, es una de las piezas claves para reconocer a un equipo así.

Pero lo bueno de no tener algo, es que podemos hacer dos cosas. Por un lado, despertar y ser conscientes y por otro desarrollar las habilidades necesarias para conseguirlo. Así darnos cuenta de la importancia del líder natural, es una de las estrategias para contar con el equipo de alto rendimiento. Una de las ventajas de contar con este rol, es que nunca dejará de aprender y desarrollar sus propias habilidades. Esto beneficiará sin duda al equipo.

Una de las características, además, es que además de ser autogestionados, en los equipos de alto rendimiento, el liderazgo suele ser más participativo y suele rotar, de manera que todos lideran de forma natural y participan de las decisiones.

Multidisciplinariedad

Es muy importante que el equipo tenga los conocimientos específicos y sea experto o altamente especializado en algunas de las áreas que se requieren para el proyecto. Esta diversidad, es la que precisamente hace que el equipo pueda resolver cualquier tipo de incidencia o dificultad con mayores posibilidades que otro.

¿Cómo crear el equipo de alto rendimiento?

Objetivo definido y comunicado

Todo equipo de alto rendimiento lo es por tener claro hacia donde van. El objetivo debe estar cristalino, porque es el motor. Definir bien el foco al que debemos llegar, es esencial para que lo logremos. Y tras la definición, debemos comunicarlo a todos los miembros, para que evitemos desajustes, malentendidos y retrasos en el avance del proyecto.

Definir las necesidades del equipo

Para conseguir llegar al puerto establecido, necesitamos a personas que estén enfocadas. Pero para ello, primero debemos definir qué tipo de personas necesitamos. Es un paso que muchas veces se obvia y es clave para obtener un equipo de alto rendimiento. Cuando aunamos necesidades y objetivos, ya estamos en el camino de lograrlo.

Las personas más idóneas nos llevarán antes, por lo tanto, tenemos que entender quiénes son, para ir a por ellas. Saber cuál es el objetivo nos hará ir a por los profesionales más idóneos. Esto tiene 2 puntos importantes: buscar lo que necesitamos y que la persona esté motivada con el proyecto. No hay equipo de alto rendimiento si no hay compromiso de sus miembros. Y esto se consigue cuando hay motivación real. Conoce bien a las personas y selecciona aquellas que sientan suyo el objetivo común. De esta manera, se implicarán de forma natural.

Agilidad

Es básico entender que agilidad no es como los cohetes. De hecho, la agilidad no tiene mucho que ver con ir rápidos, más bien con ser efectivos y ágiles. La idea aquí es poder aplicar aquellas herramientas y recursos que nos impulsan, que nos hacen ser realmente impactantes en el proyecto. Hay que buscar el mejor camino y si podemos así, aportar constantemente valor a la vez que todos sabemos en qué punto estamos y qué dificultades estamos teniendo, podremos ser un equipo de alto rendimiento.

Desarrollo

El líder natural ya hemos visto que no deja de aprender, de desarrollarse y seguir aportando al equipo. Pero es clave que se permita al resto de los miembros saciar esas ganas de seguir aprendiendo para mejorar profesionalmente. Esto es como un engranaje que hace que el equipo rinda mucho mejor. El aporte de conocimiento facilita el crecimiento global y por tanto ser más competitivos.

La formación no debe estar enfocada única y exclusivamente para el proyecto concreto. La idea es que sea algo integrado en la cultura. De esta manera habrá una mayor sintonía entre lo que hace la organización y el proyecto, por lo tanto, mayor impacto también en el rendimiento del equipo.

Trabajo en equipo

El engranaje de un equipo de alto rendimiento se ve en la forma en la que se trabaja en equipo. Poner en alza los valores y principios del equipo es esencial para que funcione. Las decisiones que se tomen y que afecten al proyecto deben estar bien enlazadas con lo que todos hacen, de manera que facilite la labor grupal. Hay que facilitar las herramientas necesarias para que el equipo pueda comunicarse y trabajar en las diferentes circunstancias en las que se encuentre.

Reconocimiento

Una de las mayores motivaciones es el reconocimiento recibido. Es importante que los miembros reciban reconocimiento y feedback en el avance de su participación en el proyecto. Es vital para esto, que sepamos qué está haciendo cada uno de ellos. Por eso es esencial la comunicación que nos permite desbloquear y conocer los posibles problemas y cambios. Cuando una de las personas recibe ese reconocimiento, se siente mucho más valorado y por tanto, se afianza su compromiso.

Cultura

Todo lo anterior se desmonta si no está integrado en una cultura que fomenta precisamente que existan equipos de alto rendimiento. Una cultura que muestre unos valores basados en la confianza de las personas, la gestión de los conflictos y la comunicación. Que potencie la responsabilidad y el foco en el objetivo común, el compromiso y la conexión entre las personas. Los logros y las caídas son de todos, pero para eso hay que sentirse parte de la familia, y eso lo consigue la cultura.

Si quieres contar con equipos de alto rendimiento o consideras que podéis mejorar y no estáis aprovechando todo el potencial aquí te dejo un breve itinerario. Trata de identificar en qué fase estáis como equipo, define cómo queréis ser y qué equipo quieres liderar. Evalúalo y fomenta que se generen conductas para lograr ser el equipo que queréis.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Claves para crear equipos de alto rendimiento