Inicio » Linkedin » 5 Errores que debes evitar en LinkedIn

5 Errores que debes evitar en LinkedIn

Dicen que si no estás donde puedas ser visible para los que te buscan, no existes. LinkedIn es una red social enfocada a conectar profesionales. Pero hay quien aún comete algunos errores, y es importante saber sacarle el mejor rendimiento a una red que puede ofrecerte mucho. Los departamentos de Recursos Humanos de algunas empresas, ya tienen en esta herramienta un recurso de gran utilidad que les ayuda con la búsqueda de talento. Si quieres estar en su radar, debes trabajar en esta red.

Todos buscamos a alguien

Tanto si eres de los que busca su primer empleo, como si quieres cambiar de trabajo o estás iniciando tu propio proyecto profesional, necesitas a otras personas. En algunos casos, necesitas acercarte a empresas, o contactar con otros profesionales. Quizás te interesa conocer otras organizaciones, entablar contacto con especialistas en algún sector concreto o conseguir clientes.

Si algo bueno tiene LinkedIn, es que está repleta de personas. De tu ciudad, o de cualquier rincón del país. Del sector que necesites o rol profesional. Aquí puedes encontrar a personas que o bien te van a ayudar o, te acercarán a las que sí puedan hacerlo.

La magia no existe

Pero si crees que esto va de abrirse un perfil y esperar que te arda el teléfono de llamadas, estás bastante equivocado. Los resultados en LinkedIn precisamente vienen tras una inversión importante de tiempo. No te asustes, se trata de enfocarte bien y saber de qué manera puedes aprovechar esta herramienta. A partir de ahí, tienes que marcarte un buen itinerario y seguir los pasos marcados.

Errores que debes evitar en LinkedIn

Una mala foto

LinkedIn es una red profesional, así que, si entro en tu perfil, quiero verte a ti. No a tu perro, ni a una flor por bonita que sea, ni siquiera a ti mirando el mar o un selfie con gafas de sol. Esto no es Instagram, deja las fotos más artísticas para esa otra red. Aquí trata de que sin disfrazarte, se vea tu mejor versión. Tu mirada o tu sonrisa si o sí. Una por lo menos debe estar mirando a quien ha entrado a visitarte. Si no miras al frente, una sonrisa te ayuda con el resto.

Titular confuso

La gente tiene poco tiempo, así que ponlo fácil. No indiques cosas abstractas o que hagan que la gente tenga que rebuscar en tu perfil para adivinar quién eres y qué haces. Este espacio es el que te permite de un vistazo, indicar tu rol profesional, a qué te dedicas, en qué estás enfocado. Cuanto más claro se lo pongas a los demás, menos vueltas tendrán que dar.

Piensa que si invitas a alguien a conectar, antes de aceptar ve tu foto y tu titular. Debes facilitarle esta información para que rápidamente decida aceptar o no.

“Acerca de” aburrido

Tu extracto en LinkedIn es el espacio donde debes exponer claramente qué valor aportas. Enfócate en aquello que sabes hacer, todo aquello que te hace brillar y cuéntalo para que el que te esté buscando, sepa bien porqué tú debes estar en su equipo. No se trata de vender humo, lo importante es ser tú mismo, mostrarte para que los que conecten contigo, se identifiquen rápidamente al leerte.

Lo peor que puedes hacer es ahuyentar a la gente poniendo lo más aburrido, una versión narrada de tu CV. Cuenta tu historia, atrae con aquello que sea interesante de ti y acerca a los que sientan conexión contigo.

Experiencia sin detalles

Exponer un listado de empresas con un titular profesional y unas fechas, no aporta nada. Indica qué hacías o haces en esa organización. Destaca tus logros, aquello que de verdad pueda hacerte sobresalir. Te recomiendo lo mismo que en el extracto, no se trata de que esto sea tu CV en formato online. La idea es aportar mucho más valor que un trozo de papel.

Tu trayectoria es interesante siempre. Trata de sacar aquello que hayas aprendido de cada paso que hayas dado. Este pequeño detalle, hará que la visión que los demás puedan tener sobre lo que has aprendido, se vea mucho más enriquecida. Dice mucho de alguien que es capaz de sacar algo bueno.

Uso de LinkedIn pasivo

Tener hecho un perfil no es lo único que debes tener en cuenta. Como te comentaba, pretender que con eso te lluevan los contactos. Uno de los mayores errores en esta red, es creer que esto solo sirve cuando necesitas encontrar empleo. Aun siendo así, es como cuando una empresa necesita cubrir una vacante. Lo mejor es hacer las cosas bien y antes, para que en el momento de la necesidad tengas suficientes recursos como para no sufrir buscando. Si haces un buen trabajo previo y tu perfil está trabajado y eres activo, tu visibilidad será la que te haga ganar puntos frente a otras personas que no aportan valor.

¿Cómo sacar el mejor partido de LinkedIn?

Si sabes utilizar LinkedIn bien, te aseguro que vas a ganar mucho (aunque lo que ganes podríamos ponerlo a debate). De entrada, te garantizo una red rica en personas de lo más interesantes que sin duda, te van a aportar muchísimo. A partir de ahí, imagina todo lo que puede venir.

Pero para ello, debes tomar nota de algunos pasos. Como dice mi buen amigo Borja Rodrigo, en LinkedIn tienes que desarrollar las 4 C’s: Conectar y Conocer, Crear y Compartir.

Sigue a personas/empresas que te interesen – Conoce

Investiga a aquellas organizaciones que te molen, que sintonizan contigo, búscalas en LinkedIn, síguelas y busca si tienes contactos que trabajen ahí. Lo interesante es que busques a personas con formas de interactuar parecidas a la tuya. Es importante que crees vínculos con ellos para que seas visible. Lee lo que comparten, verás con quien te identificas más y a quien te gusta más seguir. Es interesante que vayas viendo qué modalidades te resultan más atractivas, para después tú aportar de igual modo (posts, pulse (artículos más largos), incluir imágenes o no, vídeos)

Interactúa – Conecta

Lee a otros, comenta artículos que te hayan interesado, comparte aquello que crees que pueda interesar a tu red. Debate publicaciones de tus contactos y genera valor con tus opiniones. No solo te limites a leer y seguir, de hecho nadie te ve hasta que escribes. Comenta publicaciones de otros, da tu opinión sobre temas que te interesen y aporta. Lo importante es empezar a generar vínculos.

Aporta contenido de valor – Crea y Comparte

Una de las mejores cosas que puedes hacer, es aportar tu propio contenido. Elabora una estrategia, determina tu audiencia, a quién te quieres dirigir (empresas que puedan encontrarte, si estás buscando trabajo, o potenciales clientes, o contactos del sector). La idea es que tu contenido les interese, les haga querer saber más de ti, te contacten e iniciéis una relación en la red.

LinkedIn es una oportunidad para que tu visibilidad aumente. Eso en el mundo profesional es un MUST. Debes entenderlo así: si no es visible el valor que aportas, no existes para los que a ti te interesan.

Lo que tú eres en LinkedIn, lo que compartes y opinas, tu contenido, es tu forma de decir al mundo que no eres solo un rol profesional, que no solo cuenta lo que puedan leer en un CV. Aprovecha esta red para llegar a más personas, para generar una buena red de contactos y genera valor a los demás. Cuando alguien piense en quien podría serles de utilidad, ¿a quién crees que van a acudir?

 

Enlaces de interés:

Borja Rodrigo

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Últimos posts de Maribel García (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


5 Errores que debes evitar en LinkedIn