Inicio » Actualidad » Confianza en uno mismo: herramienta clave en la estrategia de tu Marca Personal

Confianza en uno mismo: herramienta clave en la estrategia de tu Marca Personal

Cuando estamos en búsqueda activa de trabajo, nos dicen que hay que hacer cosas. Cosas que se supone que nos van a facilitar el hecho de encontrar ese trabajo soñado. Pero poco se habla de aquello que debemos desarrollar internamente para poder ayudarnos en ese camino. La confianza en uno mismo es una de las claves. Desde Recursos Humanos debemos buscar personas con esa habilidad.

¿Qué necesitamos para tener éxito?

Para conseguir tener éxito en el proceso de búsqueda de un trabajo, y en tu Marca Personal ya sabes que debes cumplir 2 niveles de habilidades. Por un lado, tiene que estar cubierto el aspecto técnico, es decir aquellas competencias técnicas que demuestran que te has formado en los conocimientos necesarios para que desarrolles con éxito las funciones del rol.

Por otro lado, y no con la importancia que merecen, tenemos a las soft skills. Estas son las llamadas habilidades blandas, aunque también son las más transversales. Precisamente esa característica es lo que las hace tan importantes. Cuando algo se hace global, y puede servirte en cualquier circunstancia adquiere una presencia mucho más destacada.

Tener confianza en uno mismo pertenece a este segundo grupo y es una de las claves para que puedas arrancar este camino con más posibilidades. Muchos referentes hablan de la confianza como la esencia de las virtudes y del verdadero secreto del éxito. Creer en uno mismo, es el punto de partida para lo que te propongas. Sin eso, imagina la cuesta arriba de lo que inicies, al final siempre cuesta mucho más y no siempre el camino es fácil escogiendo esta otra opción.

Confianza en uno mismo para el éxito

La falta de confianza en uno mismo es como el abono de muchas dificultades. Esto es como preocuparse de cosas que aún no han pasado, y que puede que ni pasen. No siempre es cierto lo que creemos de nosotros mismos, y eso nos limita, porque nos pensamos incapaces de algo. Pero es justo esa idea lo que lo genera y no la incapaz en sí misma. Somos capaces de muchas cosas, pero en ocasiones no lo creemos.

Pensar en lo que podemos llegar a conseguir, tener esa confianza en uno mismo nos abre puertas, nos facilita el camino y nos ayuda a hacer muchas más cosas. Ahí es donde descubrimos que todo eso estaba en nuestra cabeza. Tener dudas sobre nosotros mismos, no creernos tan buenos como los demás y sentirnos inseguros hace que nos marquemos retos que creemos alcanzables, por el temor a no conseguir algo mucho más grande.

¿Qué podemos hacer para ganar confianza en uno mismo?

Empezar a trabajar tu Marca Personal, te hace tener que trabajar aquello que vas a mostrar. Y para que transmitamos coherencia, debe estar conectado con nuestra seguridad. Por ejemplo, si quieres cuidarte, bajar unos quilos o mejorar tu imagen exterior, vas al gimnasio, o luces esa prenda que te hace sentirte un crack. En definitiva, lo que te hace creer que tú lo vales.

Autoconocimiento

La realidad es que la confianza en uno mismo va de identificar quién eres de verdad, y ahí es donde puedes detectar qué te asusta, qué te da miedo, qué es lo que te hace sentirte un poco más pequeño. Sin el ejercicio del autoconocimiento previo, nuestro miedo gana y nos lanza constantemente mensajes negativos hacia nuestro cerebro que hacen que se lo crea, y eso provoca que tomemos decisiones asociadas a esa falta de confianza.

¿Nunca te has dicho a ti mismo: “yo no valgo para esto” o “es que soy un desastre”, o “siempre me equivoco, esto nunca me va a salir bien”? Y normalmente cuando lo soltamos, es porque estamos totalmente convencidos. Decirlo no implica que sea cierto. Por eso es tan importante ser conscientes para darnos cuenta de cómo lo que nos decimos, impacta en nuestros pensamientos y por tanto, en nuestras decisiones.

Aceptarnos sin etiquetas

Cuando hemos hecho un viaje a nuestro interior, podemos descubrir cosas que no nos gustan. Incluso podemos darnos cuenta de que lo que creíamos sobre nuestros miedos, nuestras limitaciones, no son reales. Y eso, aunque parezca que debería relajarnos, a veces da más miedo. Hay que aceptar que estábamos equivocados en algunas creencias, y que eran solo eso, creencias.

Debemos aceptarnos, nadie es perfecto y todos tenemos áreas de mejora que trabajar. Así que, ese es el primer paso. Pero en esa aceptación también se abraza la confianza en uno mismo. Porque lo que te has ido diciendo, ha creado una etiqueta que tu cerebro ha grabado, y ya ves que no es cierto. Nadie es “torpe” todo el día, ni nadie es “un desastre” constante. Por lo tanto, eliminar esas etiquetas tajantes y aceptarnos, nos hará avanzar pasos. Confiar en nosotros mismos todo el tiempo tampoco es real ni fácil, así que acepta que tendrás momentos negativos, pero no pasa nada, siempre que seas consciente.

La confianza en uno mismo implica aceptar y entender que el camino tiene baches y que a veces no será fácil, pero que estaremos ahí, frente a frente lidiando con lo que venga.

Somos lo que creemos

Cuando lees que hay personas que han pasado auténticas desgracias, vivencias muy duras, uno automáticamente se dice a si mismo: “yo sería incapaz de vivir eso”, “me muero si me pasa a mí”. Pero solo debemos vernos en esa realidad sin haberla pensado previamente, y nos damos cuenta de lo resilientes que somos.

El problema aparece cuando algo con lo que no creemos poder, es tapado, es decir, cuando le hemos dicho a nuestra mente que no podremos con eso. Si nuestra cabeza cree que no puede, no podrá. Si nuestra mente cree que es capaz de algo, se pone en modo acción. Fíjate en los niños, cuando no son conscientes de que algo malo puede pasar, se sienten capaces de cualquier cosa, se lanzan, juegan y es la voz adulta, la que los frena. Cuando aprenden que puede haber dificultades, es cuando empiezan a adquirir sus propias limitaciones. Sin saber, no hay límites sobre lo que puedes o no puedes hacer.

La confianza en uno mismo es algo que no se adquiere, la llevamos incorporada. Así que se trata de vivir, de experimentar, de tener esas vivencias a las que nos hemos lanzado para ganar. Por lo que, cuanto más desarrollo personal, más se gana en confianza.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Confianza en uno mismo: herramienta clave en la estrategia de tu Marca Personal