Amazon
InicioConciliaciónTrabajar desde casa, ¿es menos productivo?
trabajar-casa-productivo Trabajar desde casa, ¿es menos productivo?

Trabajar desde casa, ¿es menos productivo?

El trabajo como lo conocemos ha cambiado. Hemos descubierto nuevas fórmulas que nos demuestran la flexibilidad de la que disponemos para trabajar. Recursos Humanos tiene encima de la mesa el debate sobre cómo gestionar el poder trabajar desde casa y seguir siendo productivos.

¿Qué opina tu jefe de trabajar desde casa?

Poder trabajar desde casa es una opción que aún muchas empresas hoy no ven con buenos ojos. Es cierto que aún tenemos algunos vacíos legales que impiden que haya total claridad y conocimiento para conocer las responsabilidades, repercusiones y cómo gestionarlo internamente.

Otras no creen que funcione, pero simplemente porque no confían en sus empleados y necesitan estar constantemente encima de ellos, tratando de ver todo lo que hacen y controlando incluso el horario que hacen. De ahí que solo les parezca adecuado tener a sus empleados cerca.

Smart working

Aparecen nuevas formas de trabajo y el smart working es un ejemplo de ellas. Se trata de aunar las nuevas tecnologías con el trabajar desde casa. Si tenemos beneficios y ventajas con los nuevos dispositivos y lo que nos aporta la red, podemos llegar a ser eficientes y productivos desde cualquier parte.

Es importante que el empleado conozca sus funciones, objetivos y disponga de las herramientas y sistemas para poder ser suficientemente eficaz. Tecnología, movilidad y flexibilidad son las características del smart working.

Pros y contras del teletrabajo

Existen estudios que demuestran que trabajar desde casa aumenta la productividad de la persona. Un ejemplo es el que se hizo la Universidad de Stanford en una empresa china que se dedicaba a la gestión y reservas de viajes, sobre dos grupos de 250 trabajadores cada uno. Uno de los grupos trabajó desde casa y el otro en la habitual oficina.

Los beneficios a simple vista de entrada son fáciles, ahorro de costes de desplazamiento y de alquiler de oficina para los que no venían. Se rebajó el desgaste mental y las bajas por enfermedad, además de aumentar la satisfacción de las personas que estaban en casa, impactando en su absentismo. Se gana en organización interna y las tecnologías y un entorno de trabajo digital, facilitan la comunicación. La productividad mejoró en un 13%.

El aspecto negativo lo encontramos en la falta de socialización. Muchos de estos trabajadores reconocieron haberse sentido aislado y echar de menos a los compañeros. Esto puede llevar a que las personas no se sientan tan identificadas con la marca por trabajar desde casa y no estar cerca del entorno corporativo. Mezclar entorno familiar con laboral, no es fácil y a algunas personas les cuesta organizarse.

La conclusión fue que ninguna de las dos opciones de manera única era válida, por lo que lo ideal sería encontrar una solución equilibrada entre ambas formas de trabajo.

¿Falta de productividad al trabajar desde casa?

Puedes llegar a ser menos productivo si no tienes una disciplina marcándote bien los objetivos. Has de organizar el tiempo y entender que la flexibilidad horaria no es sinónimo de descontrol.

Si eso te pasa, puedes llegar a mezclar tanto tus paseos a la cocina o a mirar el móvil que te pase el día y no hayas avanzado en nada de lo que debías. Por eso es importante una división entre tus horarios profesionales y tus descansos al trabajar desde casa.

¿Qué podemos hacer para ser más productivos?

Es importante tener claro qué hay que hacer a lo largo del día. Hazte una lista de lo imprescindible, de aquellos objetivos que tienes que lograr, de las llamadas que hay que hacer, de los mails a contestar y de lo que has de presentar a tus responsables sin falta.

Márcate unos horarios, distribuye tu tiempo en función de lo que necesitas hacer a lo largo del día. Incluye ser madrugador, tomar un buen desayuno, disfrutar de descansos y dejar para el final tus tareas familiares.

Trata de trabajar desde el mismo lugar cada día y aléjate de posibles distracciones (mascotas, niños, teléfonos, redes sociales, tv). No siempre es fácil, pues en ocasiones tenemos vecinos a los que les gusta cantar o se ha puesto a hacer obras.

A veces es interesante buscar alternativas a trabajar desde casa. Hoy en día hay infinidad de cafeterías de lo más agradables, en las que puedes conectarte y poder trabajar durante un buen rato.

Quedarse en pijama está asociado al relax, por lo que no te ayudará. Vístete para trabajar, no importa que estés en casa, pero debes preparar a tu mente para ello, y el pijama te distrae. Ponte aquella música que te enchufe, que te haga sentir a tope y puedas poner tu cerebro a darlo todo.

La productividad no debe estar asociada a tu oficina o a trabajar desde casa. Se trata de hacer eso que debes hacer, en el lugar que sea. La oficina te facilita una serie de cosas, pero te quita otras. Trabajar desde casa, puede ser una solución para ayudarte a ti y a la organización, pero debes saber adaptarte, pues no todos los empleados ni todas las organizaciones valen para todas las formas de trabajo.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
maribel-garcia Trabajar desde casa, ¿es menos productivo?
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.
maribel-garcia Trabajar desde casa, ¿es menos productivo?

Últimos posts de Maribel García (ver todo)

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Trabajar desde casa, ¿es menos productivo?

Trabajar desde casa tiene ventajas y desventajas, tanto para el empleado como para la organización. Busca ser productivo en casa, en la oficina y donde sea.